martes, 23 de diciembre de 2008

Podría desplomarse la seguridad social en Estados Unidos

Ovidio Cardona Botero

Con la desaparición de los mercados que antes le pertenecían a la superpotencia comenzó a desplomarse Estados Unidos de una manera acelerada y hoy aparece como una casa en ruina a la cual todos los días se le caen pedazos. El fantasma del desempleo ronda en casi todos los hogares de los ciudadanos de los Estados Unidos.

Al ciudadano corriente no le queda otra opción que solicitar el seguro de desempleo para no morir de hambre pero el social securit seguramente no va a resistir la solicitud masiva y creciente de los norteamericanos y se prevé que se venga abajo en poquísimo tiempo constituyéndose en el factor de crisis más grave para el país de Obama. Este es un problema al que no se le vislumbra solución alguna. Es fácil imaginar lo que puede suceder en un país en donde casi cada ciudadano tiene armas y municiones en su poder.

Chicago es una ciudad que siempre se ha considerado modelo de prosperidad y administración. Tiene 114 universidades, unos 12 millones de habitantes y se enorgullecen de tener la cuarta economía urbana más grande del mundo solo superada por New York, Loa Ángeles y Tokio y superando incluso a París. Richard Daley es su alcalde y ha ocupado el cargo por 5 veces. En Chicago, hasta hace poco, todo parecía indicar que la prosperidad y el empleo se encontraban en un momento muy estable. Pero…pero apareció el fantasma del desempleo como algo real y tangible y ha trascendido, en medios no oficiales, que 500. 000 personas han ingresado al social securit para pedir el seguro de desempleo para no morir de hambre. Desde luego son cifras que, incluso podrían ser mayores, pero la administración federal nunca las hará públicas porque sería reconocer la debacle inminente a la que se están viendo abocados.

A los latinoamericanos debe preocuparnos la suerte de los 40 millones de paisanos que tenemos viviendo allá y corriendo con una suerte que suele ser peor que para los propios nativos. Seguramente pronto tendremos noticias de ellos porque los veremos aparecer en la puerta de nuestras casas trayendo una maleta vacía, es decir, sin el sueño americano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.