martes, 2 de diciembre de 2008

Venezuela: No olvidan cuando hace seis años un sabotaje petrolero desangró al país

ABN

Fallecidos, heridos, desempleados y pérdidas a la nación por casi 20.000 millones de dólares fue el resultado de la acción desmedida que constituyó el sabotaje petrolero que emprendió un pequeño grupo elitesco de la antigua gerencia Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) entre diciembre de 2002 y enero de 2003.

La República Bolivariana de Venezuela se ha recuperado de ese golpe nefasto, propagado por intereses capitalistas y ajenos a la nación. Sin embargo, el dolor de quienes perdieron a seres queridos es incurable.

En casi 20.000 millones de dólares se valoran las pérdidas económicas registradas en Pdvsa durante aquellos duros días, cuando adquirir un paquete de harina precocida para hacer arepas se convirtió en una misión imposible.

¿Qué venezolano no hizo colas de más de cinco horas a las puertas de una estación de servicios para llenar de gasolina el tanque de su vehículo?, aquí, en Venezuela, un país reconocido en el ámbito mundial por sus riquezas petroleras. ¿Y todo para qué? Para derrocar el gobierno legítimo y democrático del presidente Hugo Chávez Frías.

Ese minúsculo grupo oligarca deseaba “volver a tener en sus manos la "vaca lechera" que ellos consideran a Venezuela, que durante muchas décadas la han exprimido a merced de un pequeño grupo de familias, mientras 80% de la población se moría de hambre”, señala el analista y experto petrolero Raimundo Kabchi al cumplirse seis años de aquel golpe criminal y antinacional, reseña un boletín del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MinCI).

Es importante que cada venezolano que lea estas líneas reflexione sobre los argumentos de quienes llevaron al país al borde una crisis económica, porque esos mismos personajes son los que ahora continúan conspirando para que, nuevamente, por vías ilegales e ilegítimas, el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela sea despojado del rol que le asignó por vía electoral el pueblo venezolano.

Este análisis corresponde al profesor de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Edgardo Ramírez, quien recomienda a los ciudadanos no olvidar cada detalle del paro petrolero.

“Es factible que ocurra otro sabotaje petrolero, porque esto es una revolución. Lo que no se puede permitir en un proceso revolucionario es dar un paso atrás, olvidar y ser impune ante los enemigos internos y externos”, expresó Ramírez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.