lunes, 17 de noviembre de 2008

Entrevista a Ricardo Galíndez, luchador sindical: Venezuela a dos semanas de las elecciones: ¿dónde va la Revolución Bolivariana?


Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info, desde Puerto Ordaz, Venezuela)

La Revolución Bolivariana de Venezuela se enfrenta el próximo domingo 23 de noviembre a unas elecciones que son determinantes: luego de la derrota en el referéndum de diciembre del 2007, este nuevo proceso electoral donde se eligen gobernadores estadales y alcaldes municipales marcará el camino futuro. De ahí se desprenderá el nuevo escenario: ¿la revolución sobrevive y se afianza, incluso se profundiza a partir de la importante marea de luchas obreras que se vive hoy, o comienza un proceso de declive?.

Para hablar pormenorizadamente de estos aspectos Argenpress entrevistó, por medio de su corresponsal para la región centroamericana y el Caribe, Marcelo Colussi, a Ricardo Galíndez. Él ha sido activista sindical durante toda su vida, y consecuente militante de izquierda. En estos momentos es asesor sindical y funcionario de reclamos del sindicato OSINTRAIOSA (empresa fabricante de bombas para la industria petrolera ubicada en la ciudad de Barquisimeto). Por "deber revolucionario", según manifestó, se encuentra actualmente "en Puerto Ordaz, estado Bolívar, contribuyendo al proceso revolucionario como organizador del equipo político-sindical en la zona donde se hallan los batallones pesados del proletariado industrial venezolano". Ricardo fue fundador del periódico "El Topo Obrero", conocido boletín semanal de fábrica que en el año 2007 ganó el Premio Nacional de Comunicación Alternativa y Comunitaria. Fue delegado al Congreso Fundacional de la Unión Nacional de Trabajadores, el movimiento sindical que acompaña a la Revolución Bolivariana como uno de sus pilares principales.

Argenpress: ¿Qué significado histórico tienen las futuras elecciones de noviembre para gobernaciones y alcaldías? ¿Cómo ves el panorama al respecto?

Ricardo Galíndez: Cada proceso electoral desde que gana Chávez tiene su especificidad. Veamos dos extremos temporales. Durante los años 2003–2004 se trataba de derrotar, también en el campo de la lucha electoral –recordemos que también habían sido derrotadas el 13 de abril del 2002 y en el intento de subversión de masas cuando el lockout de diciembre de ese mismo año– a los últimos intentos de una burguesía pro imperialista y golpista por salir de un gobierno declarado de capitalismo humanista, pero objetivamente contrario a los proyectos e intereses de las clases dominantes que con sus medidas ayudaba a elevar el nivel de conciencia política de las masas, más allá de que no trascendían el marco del capitalismo, lo que generaba una serie de contradicciones con éstas con los amos del capital. El proceso de hoy también tiene su especificidad y viene dado, en primer lugar, por el marco de crisis internacional y nacional que vive el capitalismo; en segundo lugar, por las medidas de nacionalizaciones que se han multiplicado este año profundizando las contradicciones con la burguesía, y en tercer lugar, por el ya abierto proceso de luchas donde la clase obrera está marcando el paso del combate social y que en el caso de la zona de Guayana, estado Bolívar, empieza a preocupar al propio gobierno. Estos tres elementos se interrelacionan dialécticamente, junto con otros ingredientes, como el crecimiento de las contradicciones interburocráticas por el reparto de la torta del estado y sus riquezas. Este proceso electoral no tiene la significación de poner en peligro inmediato la estabilidad del gobierno de Chávez, pues no está en juego el poder ejecutivo, ni en lo electoral ni por el apoyo de masas que pudiera desarrollar la oposición burguesa abierta, como sí se planteó la duda en los días previos al 11 de abril del 2002, aunque si éste perdiese las gobernaciones más importantes o un número significativo de alcaldías claves, de seguro que tendría un recalentamiento social en las calles de pronósticos reservados, al mezclarse esta hipotética victoria, negada desde nuestro punto de vista, con el descontento creciente por los problemas irresolutos y el que va a generar la crisis capitalista internacional, afincado sobre las debilidades de la política económica del gobierno. Las probabilidades de que se concrete un avance sensible o unos resultados electorales que se puedan catalogar como de victoria de las fuerzas de la oposición burguesa sobre las fuerzas bolivarianas y del Partido Socialista Unido de Venezuela –el PSUV– luce, hoy por hoy, irreal, por el apoyo social con el que cuenta el gobierno. A ello se suma la debilidad social y política de la burguesía, agravado porque no tiene claro el cómo y con quién enfrentar ese hecho político, presentando por añadidura lo que representa un liderazgo agotado y dividido, arropados con la crisis descomunal de sus paradigmas de sociedades, que podía plantar en frente, como lo son los Estados Unidos o la Unión Europea, o golpeados duramente como los países emergentes del continente americano como Brasil, Argentina o el mismo México y Chile.

El mismo fracaso de la burguesía y el imperialismo de aislar a Chávez en el campo internacional, para debilitarlo y así desmoralizar sus fuerzas internas, le ha restado puntos. La política del comandante, ubicada en la situación de crisis del capitalismo y de las debilidades concretas del imperialismo norteamericano, le ha permitido fortalecerse de manera relativa en este campo así como a lo interno de Venezuela, tomando como punto de partida las votaciones del referendo del pasado 2 de diciembre del 2007.

La burguesía se encuentra en un impasse, puesto que la crisis del capitalismo le ha creado serios problemas a sus direcciones políticas a la hora de seguir presentando, ante sus bases sociales y a todo el pueblo, el modelo neoliberal como la alternativa a la política de nacionalizaciones y controles económicos del gobierno.

Esta incapacidad política de las fuerzas abiertamente pro imperialistas es el factor fundamental para que los sectores burgueses sean los que permanezcan aislados y hayan perdido los espacios y la capacidad de movilización mostrada a finales del año 2007, y ni se diga la del año 2002. Los propios líderes estudiantiles que destacaron por sus medios de comunicación no han podido superar esta debilidad ni soldar las fracturas existentes, y menos aún, llenado el vacío de la carencia de una política efectiva contra el proceso de fortalecimiento del proceso revolucionario y de su principal beneficiario, el gobierno. Al contrario, estos dirigentes han formado parte de las peleas internas cuadrándose cada uno con tendencias diferentes de la oposición.
Errores de cálculo, un nuevo traspiés

En su crisis política que le produce ceguera, la burguesía hace tan solo unos seis meses sacaba unas cuentas bien jugosas de las decenas de gobernaciones y centenares de alcaldías que le iban a arrebatar al “dictador”, “Macaco” y cuanto improperio o calificativo clasista o racista se les podía ocurrir endilgarle a Chávez. Así tenía que ocurrir luego de la “victoria” del referéndum de diciembre del 2007. Solo que la burguesía sacó mal sus cuentas o las presentó mal, y como resultado hizo un peor análisis con resultados aún más graves para sus fines. Hecho parecido les sucedió en el 2002–2003. Ni en diciembre del 2007 fue derrotado el gobierno por una victoria de la oposición, ni el pueblo estaba desmoralizado o en retroceso. El pueblo, en ese momento, le mandó un duro mensaje al gobierno, pero sin retroceder en sus posiciones políticas y al parecer, hoy tomando en cuenta la experiencia, apoyará las candidaturas bolivarianas, pero desde una posición de más combate social, de mayor rebelión frente a los males del capitalismo.
El significado de las elecciones para Chávez

Para Chávez estas elecciones son sumamente importantes, pues sus resultados avalarían sus intenciones de alcanzar una reforma constitucional vía Asamblea Nacional que apruebe la reelección presidencial indefinida, aparte de que ha empezado a entender que no estamos blindados ante la crisis del capitalismo internacional como lo anunció en el mes de septiembre y debe estar sintiendo que su proyecto económico está haciendo agua por algunos lados. La meta inflacionaria ha tenido que ser revisada dos veces en nueve meses y ya está siendo rebasada por los hechos. En enero la meta era 11%, por el mes de julio la cambió a 17% y en septiembre ya hablaron de 28%, pero resulta que a estas alturas está en el orden del 31% y faltan los meses de más inflación, por lo que necesita evitar un crecimiento de la oposición que le genere complicaciones interburocráticas y/o le caliente la calle. Chávez quiere un “mapa rojo rojito”, aunque algunos de sus candidatos estén cuestionados por corruptos en algunos casos, y otros porque en abril de 2002 se declararon funcionarios al servicio del gobierno de facto y por lo tanto, en una situación de crisis, es probable que repitan su salto político. Está tan empeñado en lograr una victoria aplastante que se ha montado la campaña casi como si fuese la propia hacia la presidencia de la República. Está usando la fuerza de su influencia, que muestran las encuestas y no solo ellas, para servir nuevamente de portaaviones de los candidatos del PSUV. No quiere ni siquiera competencia dentro del campo bolivariano. Por ello sus ataques al Partido Comunista (PCV) y a Patria Para Todos (PPT) por lanzar en algunos estados y circunscripciones candidaturas al margen de las del PSUV. En esto pareciera que sigue confiando más en los componentes dirigentes de su organización que en otros que le han sido igual de fieles o hasta más. Tal vez está pensando a largo plazo, puesto que ya sintió cómo las bases han empezado a rebelarse contra algunos de los dirigentes que forman parte de su círculo más cercano. Ello se vio en las elecciones para los diversos niveles de dirección del PSUV y para las gobernaciones y alcaldías, y por eso trata de frenar este proceso con medidas administrativas.
Las contradicciones en el campo de la oposición

Frente a un Chávez crecido frente a los resultados del referéndum del 2 de diciembre de 2007, al campo de la oposición, que comenzó con unas cuentas abultadas, se le brotaron las agallas lanzándose como peces caribes a devorarse entre ellos. Trataron de dirimir la preeminencia de los liderazgos para el aprovechamiento de la torta burocrática del estado, pero también para contar con la preferencia del imperio a la hora que se intente tomar nuevamente la calle de en medio para derrotar el proceso revolucionario que hoy sigue teniendo a Chávez como el máximo dirigente. Como la realidad no les cuadra con aquellos “números del 2D”, están sufriendo las consecuencias de su propio canibalismo. Van divididos en gobernaciones y alcaldías importantes como en Zulia, y su capital Maracaibo, en el Distrito Metropolitano de Caracas y Alcaldías como Libertador y Chacao del mismo Distrito. En algunos sitios están tratando de remendar el capote ante la derrota que se les viene encima, pero en las principales mantienen sus respectivas trincheras, lo que multiplica su debilidad. No significan mis palabras que la oposición va a ser derrotada de principio a fin como lo ha sugerido Chávez al decir que puede ganar todas las gobernaciones en disputa. Lo que quiero señalar es que la oposición creía, después de los resultados del referéndum de diciembre del 2007, que estas elecciones iban a significar su resurgimiento en un número importante de gobernaciones y alcaldías, y hasta un mayor número de victorias que las obtenidas por las fuerzas bolivarianas, y esto hoy no se ve que se vaya a cumplir. Para algunos compatriotas la abstención va a ser un factor negativo para el campo chavista, lo que no deja de ser un indicativo de la falta de motivación política, pero tienen que ver que en el campo de la oposición la situación es parecida o hasta peor, pues sus bases sienten que el gobierno se ha recuperado de la vapuleada de diciembre de 2007. Además, como ya lo he mencionado, carecen de una política alternativa creíble, además de ir divididos sin razón política cierta, sino por pugnas interburocráticas. Con todo y esto de las posibilidades ciertas de una nueva victoria sobre las fuerzas de la reacción abierta para las fuerzas bolivarianas revolucionarias, es importante entender que la derrota de la oposición en este proceso electoral no va a tener las mismas consecuencias que la victoria del referéndum revocatorio o de las elecciones donde Chávez fue reelecto. No necesariamente va a paralizar a la oposición por un tiempo relativamente largo y no va a suceder porque el país es otro.
Un nuevo país después de las elecciones

Es otro en cuanto a que la clase obrera viene emergiendo cada vez con más fuerza buscando rescatar las reivindicaciones perdidas en las décadas de los ´80 y ´90 del siglo pasado y en los primeros años del 2000, y aunque no ha completado el ciclo de reconstrucción, hoy cuenta con importantes sindicatos en manos no burocráticas o permeables a las presiones sociales y en muchos casos orientados por dirigentes revolucionarios. Asimismo, aunque la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) no está funcionando como tal, hay algunos buenos indicios para la unificación y coordinación sindical expresados en la Federación de Trabajadores de autopartes y ensambladoras, en los trabajadores petroleros, los cuales están a un paso de fortalecer la unidad de la Federación Unitaria de los Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV) con unos 40.000 afiliados, y pronto en los trabajadores portuarios que suman unos 10.000 que están creando su federación nacional; a escala regional diversas tendencias están discutiendo cómo dar este paso de la unificación, aunque por ahora no se termine de concretizar lo de la UNT. Importante es, que si bien en las cúpulas del gobierno se ha desarrollado una numerosa burocracia “endógena” que el propio Chávez ha denunciado y que es motivo de escepticismo para muchos compatriotas y camaradas sobre el destino de nuestro proceso revolucionario, ver que este proceso de organización y de criticidad de la clase obrera, incluso contra el gobierno, viene dando importantísimos pasos de menos a más y ello sin contar todavía con una dirección política revolucionaria nacional. Es fundamental ver que la dinámica de este proceso se acelera y que los problemas económicos como la inflación, y laborales como la tercerización, a los que se han de sumar los producidos por la crisis económica internacional, le imprimirán una mayor velocidad a la radicalidad de la lucha social y allí se probarán las diferentes direcciones político sindicales, incluyendo las de la oposición que parte de una base de extrema debilidad, pues fueron barridos de los sindicatos en la oleada que dio nacimiento a la UNT.

Estos hechos: radicalización del movimiento obrero, crisis económica internacional y debilidades del plan económico del gobierno, más el fortalecimiento de las direcciones revolucionarias existentes en el seno de las masas, son los elementos que determinarán hacia donde va a coger nuestro país después de las elecciones. No son pues las elecciones mismas las que determinarán nuestro futuro inmediato, como sí pasó con el revocatorio del 2003 que terminó de aplastar a la oposición, dando paso a que la clase obrera comenzara su proceso de reorganización de sus filas y que hoy presenta importantes avances. Si de algo pueden servir estas elecciones, es que si se produce una clara victoria de las candidaturas que apoyan el proceso bolivariano, es cimentar la moral de la clase obrera y el movimiento popular para acelerar su empuje revolucionario.
Los trabajadores y el estado como patrón

Dentro de las cosas nuevas que hemos empezado a vivir y que tenderá a hacerse más que evidentes con el desarrollo de importantes luchas, es que un número importante y decisivas de ellas se van a librar contra el gobierno como patrón, lo que constituirá una nueva experiencia para el conjunto de la clase obrera y que probará cuáles son las tendencias prevalecientes dentro del mismo, aparte de fortalecer unas sobre otras. Si son las representadas por la Gerencia de PDVSA que el año pasado combatió y negó a sus trabajadores un buen contrato colectivo, incluso apoyándose en la represión policial militar abierta, o se impondrán, por señalar un punto referencial general, las posiciones del nuevo Ministro del Trabajo que ha dicho que el gobierno debe respetar los derechos de los trabajadores y ser el primer cumplidor de las decisiones que favorezcan a éstos.

Si de estas luchas, donde las corrientes de Izquierda Revolucionaria deben intervenir para orientarlas sin sectarismos, aunque tampoco para conciliar con el patrón, no surge una dirección de masas real, las mismas pueden producir desde un empantanamiento hasta peligrosos retrocesos a aprovechar por el enemigo golpista. Pero si por el contrario, de los próximos combates se da un fortalecimiento de la izquierda revolucionaria convirtiéndolas en direcciones político-sindicales de masas, esto va a permitir abrir una nueva situación en nuestro proceso revolucionario. Dentro de estos dos extremos pueden darse variantes que tenemos que saber calibrar para determinar hacia dónde vamos y poder elaborar políticas para corregir el rumbo. Lamentablemente, este proceso electoral no ha servido para debatir el carácter del proceso revolucionario y el socialismo que queremos a las luces de que los empresarios muestran cada vez una mayor incapacidad para ayudar a impulsar la economía. No ha servido para discutir ni extensiva ni intensivamente las características y la profundidad de la crisis que se desarrolla en el plano internacional, lo que impide que surjan propuestas alternativas a las del equipo de gobierno, que a todas luces son insuficientes. Tan solo basta con escucharlos cómo ayer decían que estábamos completamente blindados y por lo tanto no había que tomar nuevas medidas, y ya hoy empiezan a decir, y eso lo dice Chávez, que sí vamos a ser afectados, pero no mucho y por lo tanto tampoco se discuten nuevas y más radicales medidas.

Podemos decir que la presente campaña electoral no nos ha servido para que las masas revolucionarias se eduquen bajo la orientación de su dirección política que son el presidente Chávez y el PSUV y el aporte realizado por otras corrientes ha sido casi marginal. Pero los trabajadores tienen claridad de que la crisis si nos va a afectar y que si no se afecta a los empresarios, la misma nos va a golpear duro. Los 200 trabajadores de Cerámicas Carabobo División Refractarios (CCDR), ubicados en Puerto Ordaz junto a los sidoristas, son su prueba palpable. Los sidoristas no solo se alegraron por la nacionalización de la empresa, sino que derrotaron mayoritariamente a la vieja dirigencia burocrática y han aumentado la producción global de la planta desde entonces y los de CCDR apenas el patrón intentó apagar los hornos, tomaron la determinación de tomar la planta y mantenerla produciendo bajo control obrero y así lo voceaban en los portones de la empresa cada vez que se reunían.

Argenpress: El Partido Socialista Unido de Venezuela -el PSUV- ¿constituye hoy una verdadera herramienta revolucionaria para transformar la sociedad? ¿Cómo lo ves en relación a las elecciones que se avecinan?

Ricardo Galíndez: El PSUV nace de la crisis de dirección política que no pudieron llenar ni el Movimiento V República, ni los comandos electorales, ni la izquierda revolucionaria. Nace de la visión correcta de Chávez de que sin esta dirección, que se tiene que materializar en un partido de masas, no es posible llevar el proceso revolucionario planteado a buen término. De allí que ordena su creación y para ello mueve sus piezas, incluyendo a dirigentes que en otros momentos habían sido apartados de la primera línea por su posición crítica a algunas decisiones del gobierno. Hay quienes sostienen que el PSUV es un nuevo Movimiento V República con otro nombre; pero no se dan cuenta de algunas importantes diferencias entre ambas organizaciones, como el hecho de que las tesis programáticas propuestas por la Comisión Organizadora del PSUV fueron discutidas en las bases militantes y en el Congreso Fundacional y allí sufrieron importantes modificaciones en positivo revolucionario. La misma elección de la dirección nacional tuvo elementos democráticos que permitieron expresar el repudio hacia varios de los principales dirigentes del gobierno, teniendo como resultado que candidatos del entorno de Chávez no quedaron como principales. Ambos hechos jamás se dieron en V República.

¿Qué el poder de Chávez sigue siendo decisivo y que las bases no controlan debidamente a sus dirigentes? Hoy eso es cierto de cabo a rabo, pero, ¿lo será en momentos cuando la lucha social se radicalice al punto de repetirse la marcha de solidaridad con los trabajadores de SIDOR después que el gobierno regional y la Guardia Nacional Bolivariana los reprimieron, como un hecho cotidiano? Creemos que se han dado unos cuántos síntomas de que no será así. ¿Y los otros dirigentes del PSUV podrán actuar a su libre albedrío en un momento de mayor radicalización? Tampoco lo creemos; es más nos atrevemos a afirmar que van algunos van a sufrir importantes derrotas frente a las masas revolucionarias, mientras que en otros se va a producir un interesantísimo proceso de radicalización política.

El PSUV es un espacio organizativo que refleja de manera distorsionada el nivel de conciencia, de combatividad de la clase obrera y el pueblo en general. En el mismo se están desarrollando debates que se habrán de multiplicar y centrar en los problemas más importantes del proceso revolucionario. En su seno se formarán importantes tendencias de izquierda que enfrentarán a las de derecha que existen desde la fundación del partido. ¿Podrán estas tendencias o corrientes de izquierda convertirse en mayoritarias dentro del PSUV, o lograr una autonomía tal que le conviertan en un dirección política revolucionaria de masas, capaz de direccionar todo el proceso revolucionario? ¿Qué papel jugará Chávez en el momento que las bases del partido sean quienes desde las empresas, desde las Misiones golpeadas por la crisis del capitalismo internacional y las debilidades de la política económica del gobierno, lo enfrenten y hasta le exijan una rectificación radical, que signifique una ruptura con los empresarios y los corruptos y con la esencia del capitalismo?

En los próximos meses empezaremos a tener las respuestas a estas y muchas otras preguntas, pues el momento en que las masas se van a enfrentar a “su propio gobierno” ya tuvo en la lucha por el contrato petrolero vigente, y tiene en la lucha de los tercerizados de SIDOR, el botón de muestra. Una cosa es segura: los militantes obreros y de extracción popular, estudiantil y campesina van a empujar, y muy duro, fuera y dentro del partido, el cual si no cambia su actual política de ser un simple receptor y ejecutor de las decisiones de los dirigentes más cercanos al presidente, sencillamente será rebasado por las masas, al no responder a sus intereses y los de la revolución socialista.

Hoy el PSUV será el gran beneficiario del “portaaviones” Chávez y así lo señalan las encuestas, pero a su “izquierda” seguirán creciendo otras opciones que se ubican en el campo bolivariano y socialista revolucionario. El que el PSUV sea el más beneficiado no le confiere de una el carácter de ser el partido que culminará el proceso de lucha anticapitalista. Ahora bien, siendo cierta esta afirmación, es aquí donde comienza el problema que consiste en forjar la dirección política revolucionaria que se requiere. Y entonces nos surge la pregunta de si los sectores marxistas revolucionarios seremos capaces de diseñar una política que permita fortalecer y unificar las corrientes revolucionarias que se gestan al interior del PSUV y que ya han dado sus primeros combates con resultados nada halagadores para los sectores reformistas y burocráticos. Pero la tarea tiene otra cara y es la de fortalecer y unificar estas corrientes entre sí, con las que también están surgiendo fuera del PSUV y que hasta ahora muestran un mayor dinamismo en la intervención en las luchas concretas. Todo esto con el objetivo de formar la Dirección Revolucionaria ya mencionada.

Sin ser alarmistas, tenemos que decir que los tiempos se acortan por la dinámica de la lucha de clases y nuestra tarea de forjar una Dirección Política Revolucionaria está apenas en sus comienzos. Hay mucho material, pero solo redoblando los esfuerzos y mejorando los métodos de trabajo y planteando nuestras propuestas, podremos culminar con bien nuestra obra. Considero que seguimos teniendo una oportunidad de oro, pero no podemos perder tiempo en poner manos a la obra de unificar a los revolucionarios echando raíces en la clase obrera y pueblo revolucionario. Para ello tenemos que convertirnos en los abanderados de las luchas reivindicativas y políticas que se nos vienen, defendiendo con toda claridad y sin sectarismos la independencia política de la clase, partiendo de sus niveles de conciencia. Partir de nuestros propios deseos y aspiraciones tan solo nos confinará a la marginalidad de tan hermoso proceso que estamos viviendo.

Argenpress: El gobierno bolivariano ha nacionalizado varias empresas en el transcurso del año 2008. Para el discurso de la derecha, eso podría ser sinónimo de "cubanización" en ciernes, pero algunas voces desde el campo popular no ven en esas maniobras verdaderos pasos hacia el socialismo, sino movimientos tácticos que no cuestionan de fondo la estructura económico-social. ¿Cómo las evalúas tú?

Ricardo Galíndez: La derecha, así como los sectores que pecan de ultraizquierdismo, han querido ver a Chávez y todo el proceso revolucionario con lentes blancos o negros. Si Chávez nacionaliza es un comunista; si se reúne con Fidel Castro, es un comunista (aquí hasta se olvidan que Carlos Andrés Pérez en su primer gobierno mantuvo tan buenas relaciones con Fidel Castro, en contra de la opinión del imperio y de los cubanos batisteros, que en la isla era considerado un héroe, y jamás lo tildaron de comunista, sino de un gran dirigente latinoamericano). Para los sectores más radicalizados de la izquierda Chávez tan solo está tratando de salvar el capitalismo de unas masas, que a decir verdad, apenas están iniciando un proceso de ascenso bajo sus propias banderas. Incluso sectores que lo caracterizan como bonapartista “sui géneris” en lo concreto lo enfrentan política y metodológicamente como si fuese un típico y frontal gobierno de derecha contrrrevolucionario. Por eso es que ambos sectores siguen siendo marginales políticamente hablando. Que Chávez esté “empeñado” en decir que su socialismo es con los empresarios, no significa que los hechos lo corroboren al 100 por ciento. Mucho antes de que los gobiernos imperialistas nacionalizasen algunos importantísimos bancos para salvar la economía capitalista mundial, ya el comandante había nacionalizado algunas importantes empresas y no para salvar al capitalismo, sino para construir “una economía social” garantizando el empleo de los afectados y la producción de determinados bienes. En más de una oportunidad esas nacionalizaciones que se han extendido a empresas multinacionales como la CANTV, cementeras, lo cual ha significado la rebaja de los precios de las tarifas y del cemento en uno y otro caso, lo que no representa precisamente la política capitalista de hoy día, pero asimismo y respondiendo a las características de clase del gobierno de Chávez, de oscilar entre la burguesía y el pueblo, esas nacionalizaciones no han dado paso a una administración obrera sino de funcionarios gubernamentales que reproducen los métodos de dirección burguesa y sus privilegios gerenciales.

El que la burguesía critique a Chávez por estas nacionalizaciones, que las ha pagado a precio de la Bolsa de Valores y que respete a los accionistas minoritarios o clase B como en el caso CANTV y SIDOR respectivamente, nos da un indicativo que para ella el problema va más allá del dinero. Es político. Cada paso en esta línea que da Chávez es una siembra de contradicciones que no le es favorable a la burguesía, aunque ninguna de esas medidas haya trascendido el marco del capitalismo. Cada paso en este sentido es un incentivo a las masas a combatir contra el capital, sea nacional o multinacional. Allí están los casos de SIDOR y Cerámicas Carabobo División Refractarios. Una multinacional que fue nacionalizada causando una gran alegría entre los trabajadores y una postura en contra de que Ternium Techint se quede con un 10 o 20% de las acciones por no haber razones técnicas o económicas para hacerlo y la segunda, donde apenas los patronos intentaron cerrar la planta, los trabajadores se alzaron y piden la expropiación (término usado espontáneamente por lo trabajadores) bajo control obrero de la misma (Cerámicas Carabobo DR es una empresa que suministra refractarios a las empresas de Guayana incluyendo SIDOR y PDVSA). Y esto es así porque los trabajadores sienten que Chávez está golpeando al gran capital y lo ven como bueno y que hay que profundizar estas medidas.

Hoy la clase obrera está mucho más consciente de la necesidad de expropiar a la burguesía que cuando se nacionalizó el Central Tocuyo, hoy Pío Tamayo en la ciudad de El Tocuyo, o cuando VENEPAL, hoy INVEPAL. Hoy es partidaria de estas medidas, aunque no se haya producido el control obrero de la producción y se hayan encumbrado gerentes que actúan y reproducen esquemas gerenciales de corte capitalista. Este es el problema para la burguesía.

¿Dará Chávez, como cabeza del PSUV, el salto cualitativo que dio la dirección cubana en los años 60 del siglo pasado y que encabezaba Fidel? La burguesía apuesta a que sí, si es que no dice que ya estamos en la Cuba comunista. La aplastante mayoría de los sectores de la izquierda revolucionaria hasta hace tan solo unos meses apostaba a que Chávez iba hacia la derecha con sus coqueteos con la burguesía. Otros ni siquiera opinan, pues están pegados a la teta del gobierno. Hay quienes decimos que Chávez mantiene su carácter contradictorio de oscilar entre posiciones de apoyo a la burguesía y de otras contrarias a ellos y hasta enfrentados. Que esta característica la trae desde que lanza su Agenda Bolivariana, antes de ser presidente de la República, con una “pequeña” diferencia de allá a hoy: el proletariado ha empezado a entrar en la escena de la lucha de clases bajo sus propias banderas produciéndose innumerables combates todavía circunscritos a sus empresas. Algunos de estos enfrentamientos han tenido repercusión nacional, como el de los petroleros y Sanitarios Maracay el año pasado y SIDOR este año. La gran mayoría han sido peleas entre el proletariado y los empresarios privados, pero también se han producido en contra del gobierno como patrón: PDVSA y ahora SIDOR.

En la medida que la crisis económica de origen externo e interno se agudice, veremos cómo la clase obrera radicalizará posiciones, y entonces veremos para dónde va a coger de manera definitiva el gobierno. Los empresarios sabemos dónde están y qué van a hacer en los próximos combates: enfrentar con todo a las masas y al gobierno. La burguesía utilizará todas las armas a su alcance para derrotar a las masas, incluso usando su peso e influencia en el seno del propio gobierno como ya sucedió con el anterior Ministro del Trabajo José Ramón Rivero, quien puso su Despacho al servicio de su corriente sindical: la Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores y de los empresarios como los de Sanitarios Maracay.

En la medida que la crisis económica se profundice y nos afecte y que las masas se radicalicen, el gobierno no podrá seguir oscilando con tanta tranquilidad como hasta hoy. ¿Tenderá hacia un gobierno como el que surgió en Cuba en el año 61 donde el capitalismo fue desplazado y sustituido por una economía centralizada y controlada totalmente por el estado? Esa es una posibilidad que está en el tapete, pero en el entendido que aquí no existe el partido-ejército, y nuestras masas habrán caminado un gran trecho, realizado una gran experiencia que le permitirá asumir un rol protagónico de mucha mayor envergadura en las definiciones y características de ese nuevo gobierno, en ese nuevo estado. ¿Que Chávez no girará a la izquierda sino hacia la derecha, o frenará al movimiento de masas hasta el punto de desmoralizarla como pasó en Chile bajo Allende? Eso está por verse, y sobre todo porque en Venezuela la izquierda revolucionaria tiene un peso creciente muy importante en el seno de la clase obrera, que de corregir sus errores y algunas políticas, puede jugar un rol decisivo en ambos casos; es decir: en el caso que Chávez gire a la izquierda o que pueda fallar y no visualizar con claridad los pasos hacia delante que hay que producir.

Argenpress: Si se diera el caso que en el 2013 el presidente Chávez debiera dejar el Ejecutivo, ¿qué futuro tiene la Revolución Bolivariana?

Ricardo Galíndez: Ponernos a estas alturas del juego a pensar que pasará en el 2013, cuando se están produciendo tantos hechos que van a cambiar la situación social y económica y hasta abre la posibilidad de proyectar un nuevo liderazgo de carácter obrero y revolucionario, para bien o para mal, creo es gastar energías en nada. Es gastar pólvora en zamuro. Partamos tan solo de palabras del gobierno. Hace dos meses decía que nuestra economía y de los países latinoamericanos estaba blindada. Hoy señala que la crisis internacional sí nos va a afectar y que hay que eliminar los gastos superfluos. En enero de este año el gobierno estimó la inflación en 11%, unos meses después anunció que iba a ser del 18% y en septiembre cambió a un 27%, pero resulta que ya está por el orden del 32%. Nosotros dijimos en nuestro periódico "El Topo Obrero" en el mes de febrero que la inflación iba a estar entre el 35 y 40 % y para allá vamos.

Las presiones inflacionarias se acentúan. Las posibilidades de una devaluación para el año que viene es cierta, pues las medidas que el gobierno viene tomando para controlar la devaluación del bolívar fuerte en el mercado paralelo se están desinflando. El precio del petróleo para el año que viene está rozando los 60 dólares y ya un precio de 80, traería problemas a lo que hay que añadirle las rebajas en la producción de petróleo. Y las masas revolucionarias venezolanas vienen tomando cada vez con más fuerzas “la calle” para expresar su descontento por las necesidades no cubiertas por una burocracia privilegiada cada vez más descarada y por la necesidad de alcanzar mejores condiciones salariales, de trabajo y de vida. Si este año fue más dinámico en lo económico y en lo social que el año 2007, el 2009 lo será más aún que el 2008; entonces ¿cómo quieres que nos preocupemos por que pasará en el 2013? Par vaticinar un futuro tan lejano en los términos como se dinamiza la lucha de clases en Venezuela, tendríamos que convocar los poderes de aquel general israelí que le pidió a Jehová mantener la luz del día para derrotar a sus enemigos: tendríamos que paralizar la lucha de las masas, y por lo menos también la del deterioro del salario y de las condiciones de trabajo y de los servicios públicos para facilitar el milagro y entonces soñar que la revolución se va a desenvolver en los salones del Palacio de Miraflores. Pero jugando al vaticinio brujeril, y con mucha dificultad pues no acostumbro a practicar este “arte”, diría que no debería pasar nada grave, porque la burguesía seguiría aislada de las masas por su incomprensión del proceso, por deteriorarse a los ojos de su base social por seguir cayendo en actos de corrupción y peleas de quítate tu para ponerme yo. Es más, como la cosa es que Chávez tiene que irse en el 2013 y nuestra izquierda ya ha aprendido unas, muchas cosas buenas, estará en capacidad de lanzar una candidatura dentro del movimiento Bolivariano con opción de victoria.

Foto: Ricardo Galíndez. / Autor: MARXIST.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Europa y el tráfico de esclavos


Andrés Soliz Rada (especial para ARGENPRESS.info)

Los paradigmas éticos y políticos globales provocan interpretaciones equívocas en las metrópolis y los países marginales. Tal el caso de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, de 1789, fruto de la Revolución francesa, según la cual "todos los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos".

Lo mismo ocurre con la Declaración de Independencia de EEUU, de 1776, que puntualiza: "Sostenemos que… todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos derechos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad". ¿Cómo compatibilizar estas palabras con la prédica del "destino manifiesto" (que postula la superioridad de la raza blanca), los genocidios y el tráfico de esclavos posteriores a esos textos? Si bien se han sucedido matanzas y actos de barbarie en toda la faz de la tierra, la distancia entre las palabras y los hechos ha adquirido en Europa y EEUU dimensiones que asombran. La objetividad de las cifras es elocuente:

La población indígena de Norteamérica que, el año 1500, alcanzaba a 5 millones de personas, se redujo a menos de 250.000, en el año 1900 (1). "El año 1500, la población global llegaba a 400 millones, de los cuales 80 millones estaban en América. A mediados del Siglo XVI, de esos 80 millones quedaban 10. Si nos limitamos a México, en vísperas de la conquista su población era de 25 millones, la que se redujo a un millón, en el año 1600… Ninguna de las matanzas del Siglo XX puede compararse con semejante hecatombe" (2). Según Eric Hobsbawm, la cifra de esclavos africanos transportados a América bordeaba el millón en el Siglo XVI, tres millones en el XVII y 7 millones en el XVIII. El filósofo francés Christian Delacampagne califica de genocidio sólo la matanza de armenios por los turcos, en la primera guerra mundial, de los judíos europeos en la segunda, y de los tutsis por los hutus, en Ruanda, en 1994 (3). Las matanzas en las colonias y semicolonias sucedieron, al parecer, en otro planeta. Los engaños comienzan en el diccionario. El "Larousse" indica que "escalpar" es cortar la piel del cráneo. Luego añade: "Los pieles rojas escalpaban a sus víctimas". Se oculta que la realeza británica otorgaba premios pecuniarios a sus emigrantes por cueros cabelludos de los indios, especialmente de mujeres y niños, a fin de que su exterminio sea más rápido. Datos conservadores relativos a la"Trata Atlántica" de esclavos entre el año 1500 y mediados del Siglo XIX, indican:

EEUU/Norteamérica Británica 1.775.000 en el norte y 3.950.000 en las colonias del sur.
Portugal/Brasil 4.650.000
Gran Bretaña 2.600.000
España 1.600.000
Francia 1.250.000
Países Bajos 500.000
Dinamarca 50.000
Otros 50.000 (4)

Se trata de 17 millones de seres humanos, cifra que debe ser por lo menos duplicada por las matanzas que seguían a la persecución y captura, las muertes en los traslados a los puertos (la inenarrable crueldad de separar a las madres de sus hijos) y en las travesías marítimas, debido a las enfermedades, ya que era más barato reemplazar un esclavo que curarlo. Si bien la esclavitud tiene orígenes lejanos, en los inicios del Siglo XIX alcanzó su máxima intensidad. La exploración del interior de África por los europeos comenzó en el Siglo XIX (anteriormente, los esclavistas se limitaban a capturar esclavos mediante alianzan con pueblos aborígenes). Gracias a la violencia, las potencias dominaron el continente. Tras la conferencia de Berlín de 1885 (96 años después de la Revolución francesa), Francia ocupaba el Magreb, África occidental y ecuatorial, Madagascar, Comores y Yibuti; Inglaterra, se apoderó de Nigeria, Sierra Leona, Gambia, Costa de Oro (hoy Ghana) y en un arco que va desde Egipto hasta Sudáfrica; Alemania de Togo, Camerún, Namibia y de la región de los Grandes Lagos; Bélgica del Congo belga; España de Guinea ecuatorial y Río de Oro (Sahara occidental); Portugal de Angola, Mozambique, Guinea Bissau, Santo Tomé y Príncipe y Cabo Verde; Italia de Libia, Somalia y Eritrea… La derrota de Alemania en la primera guerra mundial desmanteló su imperio colonial, que se repartió entre Francia, Inglaterra y Bélgica (5).
No lo diga en voz alta

La investigadora norteamericana Susan Back-Morss cita estas palabras del padre del liberalismo moderno, el filósofo inglés John Locke, de su obra "Dos Tratados Sobre el Gobierno Civil", de 1690: "La esclavitud es un Estado del Hombre tan vil y miserable, tan directamente opuesto al generoso temple y coraje de nuestra Nación que apenas puede concebirse que un inglés, mucho menos un Gentleman, pueda estar a favor de ella". Sin embargo, el influyente pensador era Accionista de la Compañía Real Africana, involucrado en la política colonial en Carolina (América del Norte). Fue el autor de la Constitución Fundamental de Carolina, cuyo texto dice: "Todo hombre libre de Carolina tendrá poder y autoridad absoluta sobre sus esclavos negros" (6).

El historiador moderno más sobresaliente de Holanda, Simon Schama, autor de "The Embarrassment of Riches: An Interpretation of Duch Culture in the Golden Age" (Nueva York, 1987), sostiene que la formación de la conciencia nacional de los holandeses tuvo lugar en su lucha por la independencia nacional (1570 – 1609), contra España que los esclavizaba. Añade que los enormes ingresos del país hicieron que Holanda corriera el riesgo de caer en la "esclavitud del lujo" y de la "avaricia consumista". Felizmente, al centrar su atención no en el comercio, sino en la familia, se llegó a construir "la esencia de lo holandés". Schama silencia que Holanda fue, desde mediados del Siglo XVI hasta mediados del Siglo XVII, la primera potencia esclavista, después de desplazar a España y Portugal de ese vergonzoso sitial. Apenas se refiere a la Compañía Holandesa de la India Occidental, instrumento del tráfico de esclavos. No censura la esclavitud de africanos, pero reprocha a sus antecesores el haber perseguido a judíos, homosexuales, gitanos, vagabundos y prostitutas. Sus distorsiones alcanzan a la cultura visual, ya que su libro está ilustrado con pinturas del afamado artista holandés, Franz Hals, del que han sido eliminadas las reproducciones de cuadros en las que aparecen esclavos negros (7)

En marzo de 1685 (104 años antes de la revolución francesa), Luís XIV promulgó el "Código Negro", cuyo artículo 44 dice: "Declaramos que los esclavos son bienes muebles". Su preámbulo indica que se lo aprueba a fin de mantener la disciplina de la Iglesia Católica y socorrer con prontitud las necesidades de los esclavos (8). Entre 1751 y 1772, D'Alembert y Diderot publicaron, en 33 volúmenes, "La Enciclopedia", en la que se afirma que "todos los hombres son libres e iguales en virtud de un derecho natural, idéntico para todos". Se hablaba de un hombre universal, que no es ni mujer, ni indio, ni negro esclavo. Añade que Occidente violó este postulado de manera sistemática (9). Las contradicciones emergen aún en la misma persona. Montesquieu, quien condenó la esclavitud no porque esta no sea útil sino "porque quienes la defienden no quisieran sufrirla (10), manifestó luego lo siguiente: "El azúcar sería demasiado cara si no trabajaran los esclavos. Dichos esclavos son negros de los pies a la cabeza y tienen la nariz tan aplastada que es casi imposible tenerles lástima. Resulta impensable que Dios, que es un ser muy sabio, haya puesto un alma, y sobre todo un alma buena, en un cuerpo enteramente negro" (11). Joseph Arthur de Gobineau sostuvo que "la belleza humana está encarnada en la raza blanca" (12), en tanto, Jorge Luís Leclerc, conde Buffon, había añadido que "el hombre primitivo fue blanco y todo cambio de color es una degeneración" (13). Estas contradictorias posiciones hicieron que la Escuela de Frankfurt, a través de Adorno y Horkheimer, sostuviera que el nazismo era una filial de la Ilustración y no una ruptura con esa corriente de pensamiento" (14). Ninguna encíclica papal ha condenado el tráfico de esclavos, pero el Nuevo Testamento admite la esclavitud (Epístola de San Pablo a Filemón) y la social democracia europea no destaca la contribución del tráfico de esclavos a la acumulación originaria del capitalismo, analizada en "El Capital", de Carlos Marx (15).
Africa hoy

La expoliación de las semi colonias en general y del Africa en particular continúa hasta el presente. El Banco Mundial, en años previos a la independencia de Zaire, ex Congo Belga (1971), donde las matanzas prosiguen con demencial violencia, desembolsó préstamos a compañías belgas, francesas y británicas que explotaban estaño, diamantes, oro, cobre y radio del país africano. La obligación contraída por las transnacionales fue transferida a la nueva República, cuya deuda externa creció de 1400 millones de dólares, en 1973, a 12.000 millones de dólares, cuatro años más tarde (16). En la década de los sesenta, África era un exportador neto de alimentos. El valor promedio de sus exportaciones fue de 1.3 millones de toneladas anuales entre 1966 y 1970. Hoy importa el 25 % de sus productos alimenticios. Las hambrunas se incrementan. Sólo en los tres últimos años, se han producido emergencias alimenticias en el Cuerno de África, el Sahel, Africa del sur y Africa central. El impacto negativo de los programas de ajuste se agravó con prácticas comerciales injustas por parte de la Unión Europea y EEUU. La producción de biocombustibles exacerbó aún más la crisis alimenticia de la región (17). Las hambrunas hicieron recrudecer las migraciones africanas a las metrópolis, lo que motivó que el presidente francés Nicolás Sarkpzy advirtiera que "Europa no puede recibir a toda la miseria del mundo" (18)

Hablar a los europeos de tráfico de esclavos (salvo excepciones), se asemeja a mencionar al hijo drogadicto en familias acomodadas. En tanto Europa, tan despierta para organizar ONG, oculte y tergiverse su participación en el tráfico de esclavos y en la actual succión de plusvalía de las periferias, las posibilidades de cambio serán escasas. Tal vez sea mucho pedir que los textos escolares y libros de historia europeos reconozcan la expoliación de naciones oprimidas por naciones opresoras, pero, por lo menos, que no prediquen las virtudes del Socialismo del Siglo XXI, basado en esa expoliación. A su vez, en las colonias y semicolonias tampoco habrá esperanza en tanto nuestros niños y jóvenes sigan aplaudiendo entusiasmados las antiguas películas en las que John Wayne derriba pieles rojas con singular puntería y Johnny Weiss Muller, el popular tarzán blanco, de dos metros y ojos azules, es mostrado como el único capaz de columpiarse en lianas y matar leones con cuchillo, mientras los negritos del lugar sólo sirven para tocar tambor.

Citas bibliográficas

1) Sophie Bessis: "Occidente y los Otros". "Historia de una Supremacía" Alianza Editorial. Madrid-España, 2002. Página 27
2) Tzvetan Todorov: "La Conquista de América. El problema del Otro". Siglo XXI Editores. México, 1994. Página 144.
3) "La Esclavitud en la Antigüedad". WIKIPEDIA.ORG/wiki/esclavismo.
4) Wikipedia.0rg/wiki/esclavismo
5) Damián Millet: "Africa sin Deuda". Icaria Editorial. Barcelona-España, Noviembre 2002. Página 27.
6) Susan Back-Morss: "Hegel y Haití". Editorial "Norma". Buenos Aires – Argentina. Febrero de 2005. Páginas 20 y 21.
7) Susan Back-Morss (Ob. Cit.) Páginas 12 a 17.
8) La versión completa del Código Negro está en www.latinchatnet.com/foros/archive/index.php/t-14656.html-63k.
9) Sophie Bessis (Ob. Cit.). Páginas 36 a 39.
10) Todorov (Ob. Cit.). Página 418
11) "Clase contra Clase". Periódico 64. 15-II-04. Sección Internacional. La Rebelión en Haití.
12) Todorov (Ob. Cit.). Página 286
13) Todorov: "Nosotros y los Otros". Editores Siglo XXI. México. Primera edición en español, 1991. Página 130.
14) Sophie Bessis (Ob. Cit.). Páginas 72 y 73
15) Carlos Marx: "El Capital". Editorial "Pueblo y Educación" Cuarta reimpresión, 1983. La Habana-Cuba. Tomo I) Capítulo XXIV: "La llamada acumulación originaria del capital". 6) "Génesis del capitalista industrial". Páginas 687 a 697.
16) PAT M. Congo Tribune: "La Deuda Externa de la República Democrática del Congo". Rebelión.org, 17-05-08.
17) Walden Bello: "Destruyendo la agricultura africana". Rebelión.org, 24-06-08.
18) Periódico "La Prensa". La Paz – Bolivia, 2-02-08.

Foto: Esclavos en una plantación en los Estados unidos en 1862. / Autor: Librería del Congreso (US)


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sobre la Cumbre en Washington


Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La reunión en Washington sobre “Los mercados financieros y la economía mundial”es la primera de una serie que se sucederá en el tiempo para pensar como salir de la crisis actual, que ya es recesión en la Europa del Euro y aceleradamente se acerca en EEUU, y con desaceleración económica en los países emergentes, atrasados o dependientes, configurando un cuadro recesivo de la economía mundial.

Existe una importante caída de las ventas en las empresas, expresado en bajas considerables de la facturación, afectando seriamente el empleo y el consumo. La OIT indicó que serán 20 millones en el mundo los nuevos desempleados por esta crisis. El desempleo y la pérdida de ingresos agravan la tendencia decreciente del consumo popular y ello afecta a la inversión. Esa es la razón para que en la reunión del G20 se pensara en “medidas keynesianas” de reactivación de la inversión y el gasto público.

En realidad es poco lo que surge de la reunión y no podría ser de otra manera, pues hasta ahora el tema ha sido tratado en forma “nacional” por cada país, siendo que la crisis es un tema global que requiere respuestas integrales y mundiales. No alcanza con decir que la crisis es de EEUU, o que empezó en EEUU. Es evidente que la crisis es de la economía mundial. Otro de los problemas pasa por concentrar el tema en la dimensión financiera y es por ello que las principales recomendaciones estuvieron concentradas: a) en la regulación de las calificadoras de riesgo; b) los derivados financieros y el control sobre las entidades bancarias de inversión no controladas o insuficientemente reguladas y en el conjunto de instrumentos financieros productos de la ingeniería financiera desarrollada en los últimos años; c) en los organismos financieros internacionales, con el intento de reflotar al FMI en sus funciones de asistencia financiera, para lo cual hay que dotarlo de mayores recursos (Japón habla de contribuir con 100.000 millones de dólares al efecto). En rigor, el problema no es solo financiero, sino económico, e incluso de carácter civilizatorio, afectando el orden social en conjunto.

El problema de fondo es el orden capitalista, y no alcanza con pensar en “otro capitalismo” tal como indicó la presidenta de la Argentina en el cónclave de los jefes de gobierno. No alcanzan con cambios cosméticos en el orden capitalista, sino que hacen falta profundas modificaciones al orden socioeconómico vigente. No es un problema de que la crisis pasa ahora de lo financiero a lo productivo y por lo tanto resolviendo algunas regulaciones todo se normaliza; sino de cambiar también el modelo de producción y en consecuencia la circulación. En definitiva, producción y circulación en conjunto. La crisis no es de las finanzas y su difusión en la economía real, sino que es una crisis económica que objetivamente cuestiona el modelo de producción capitalista.

Nada de esto último fue parte del debate en Washington y por eso George W. Bush (desprestigiado internacional y localmente) insistió en la defensa del capitalismo, el libre cambio y la apertura de la economía. EEUU presionó al G20 para incluir en la resolución final una apelación para un final de la Ronda de Doha que se negocia en la OMC. El objetivo es la liberalización de la economía mundial y que varios países entre los presentes vienen rechazando, ya que los países capitalistas desarrollados piden facilitar el ingreso de bienes industriales a nuestros países y protegen sus mercados del ingreso de productos primarios. Mientras ellos demandan apertura, no dudan en destinar gigantescos subsidios a la producción y exportación, potenciando la asimetría de la inserción de las empresas y los países en el mercado mundial.

Algunos imaginaron que esta reunión sería un “Bretton Woods II”, a imagen y semejanza del de 1944 cuando al final de la segunda guerra se organizó el orden mundial bajo hegemonía del dólar y EEUU. El problema es que ahora no existe una potencia de reemplazo, sin perjuicio de que China puede terminar siendo una de los países que adquiera mayor protagonismo en el orden multipolar que pretenden los países en desmedro de la unipolaridad ejercida por EEUU. Hoy no existe esa potencia militar, económica con fortaleza suficiente para encarar un nuevo liderazgo del sistema mundial, tal como ocurrió en la posta traspasada de Inglaterra a EEUU en las postrimerías de la segunda guerra.

Al mismo tiempo que se realizaba el encuentro de los presidentes se realizó en varias ciudades del mundo un día de acción global. En la Argentina, en Rosario y Buenos Aires se realizaron acciones de un conjunto de organizaciones sociales y personalidades para difundir una carta dirigida a la Presidente de la Argentina relativa a la preocupación y rechazo por la presencia de Cristina Fernández en la Cumbre de Washington. La misiva encabezada por Adolfo Pérez Esquivel “pone en discusión las políticas hegemónicas en los últimos treinta años en el ámbito mundial que promovieron la liberalización de la economía a favor del capital transnacional” La nota critica a quienes visualizan este encuentro “como una importante oportunidad para fortalecer los cimientos del capitalismo, al abordar como mejorar la liberalización del comercio y la inversión” Se critica el libre comercio y a los organismos internacionales para proponer un conjunto de medidas que apuntan en resolver los problemas de los pueblos y no de los bancos o de quienes propiciaron la crisis. Se sustentan propuestas de integración alternativa y de nuevo orden mundial sobre la base del protagonismo popular en la toma de decisiones. Es el camino de la protesta y la constitución de sujetos para enfrentar la estrategia del poder.

Puede verificarse entonces la crisis y los problemas del capitalismo para superarla. Un asunto adicional a considerar es la capacidad de construir propuesta alternativa al capitalismo. Si el capitalismo está en crisis, es un problema también la estrategia de confrontación al capitalismo y la constitución de propuestas anticapitalistas y por el socialismo. Es un tema que empieza a discutirse en algunas de las realidades sociales y políticas de la región latinoamericana y caribeña, aunque debe consignarse que esas voces estuvieron ausentes en el debate en Washington, salvo en la protesta callejera, en esa y otras ciudades del mundo. Se discute la crisis, sí, pero también la posibilidad de otro orden social para la sociedad. No solo está cuestionado el neoliberalismo, sino también el capitalismo.

Foto: Reunión del G20 en Washington. / Autor: Joyce N. Boghosian – White House.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Las fábricas del hambre

Miguel A. Semán (APE)

La suba del precio de los alimentos durante el año 2007 sumó 119 millones de personas al ejército del hambre, con ellos ya van reclutados casi 1.000 millones de personas en todo el planeta. En América Latina y el Caribe la cifra que había caído de 53 a 45 millones entre los años 90 y 2.005, como consecuencia del alza de los precios del trigo, el maíz, los lácteos y el arroz trepó a 51 millones en 2.007. Lo increíble es que el incremento no está ligado a la falta de alimentos ya que la región produce, en promedio, un 40% más de lo que necesita.

Aquella inflación mundial de un año atrás provocó la algarabía de países productores como Argentina y Brasil, que engordaron sus reservas sin que decreciera su población de hambreados. En esos tiempos de bonanza el presidente Lula dijo que el aumento del precio de los alimentos debía recibirse con alegría porque significaba que los pobres del mundo habían empezado a comer. Es una pena que no les haya avisado que había llegado la hora de la comida a los 32 millones de chicos que en su país viven en familias con un ingreso inferior a 40 dólares al mes.

La misma escalada alcista, de precios y pobres, provocó, como coletazo en la Argentina, la lucha entre el gobierno y los productores rurales por los excedentes de esa renta excepcional. Los dos bandos en guerra sin darse cuenta apelaron al mismo discurso autista. El mundo necesita lo que nosotros tenemos, dijeron, como si no estuvieran hablando de hambre y de comida. Unos y otros creían que nadaban en un océano de dólares y soja ubicado a millones de años luz de los pre-cadáveres del Chaco, los desnutridos de La Rioja y los pibes malditos del conurbano bonaerense. La misma distancia, pero para el otro lado, que los separaba de los monopolios exportadores de cereales cuyas ganancias permanecieron intactas.

Hoy, como consecuencia de la crisis financiera internacional, los precios de los alimentos bajan. Sin embargo los costos de la caída también los pagarán los pobres. Ahora, porque en vez de inversión y aceleramiento de las economías, habrá desconfianza de los inversores, recesión y desempleo. Los mercados, dicen los economistas, hoy tienen un comportamiento irracional porque actúan dominados por el pánico. Lo dicen tan sueltos de cuerpo como si ayer, cuando los movía el motor del lucro sin límites, hubiesen sido racionales.

Se necesita, según la FAO, una inversión de 30.000 millones de dólares anuales, durante diez o quince años, para solucionar el problema del hambre en el mundo. El gobierno de Bush puso 700.000 millones sobre la mesa y ya perdimos la cuenta de lo que gastó Europa para que sus gigantes de papel no se derrumben unos a otros como en una danza de borrachos.

Mucho menos reclama el hambre para dejar de ser. Hace tres meses la Municipalidad de Chilecito, a 200 kilómetros de la ciudad de La Rioja, detectó 400 casos de chicos desnutridos. Los funcionarios admitieron que esos 400 chicos habían desbordado el sistema. Hace unos años les llegaban módulos alimentarios de la Nación. Los módulos con el tiempo pasaron a ser tickets y los tickets de cincuenta pesos, para la compra de carne y leche, con la inflación pasaron a ser nada.

El hambre no es un fenómeno de la naturaleza, como algunos creen. Tampoco es una enfermedad, ni una consecuencia indeseada del clima. Es una invención humana tan letal y temible como las armas químicas que Bush y sus aliados decían buscar en Irak. Como todo instrumento de destrucción masiva se aplica de manera racional y selectiva sobre determinadas regiones del planeta y apunta al exterminio de las razas y los sectores sobrantes de la población mundial.

Si no fuera así no se explicaría que 2 millones y medio de niños en la Argentina no alcancen a cubrir sus necesidades de alimentación, salud, vestimenta y educación y que 400.000 de ellos sean indigentes. Que en medio de este panorama los índices oficiales proclamen el descenso de la pobreza y la mentira sirva de fundamento para la reducción de los programas alimentarios. Y que todo esto pase, además, en el quinto país exportador de cereales del mundo.

Para algunos se trata nada más que de una paradoja. Nosotros seguimos diciendo que es un crimen. Un negocio tan macabro y colosal como la guerra. Quizás por eso en medio de la crisis las potencias del mundo hayan corrido a rescatar a los fabricantes del hambre en vez de tenderles una mano a los hambrientos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Asesor del jefe de Gabinete de la Nación arrasa cementerios indígenas en Tigre y Escobar


Pablo Badano (INDYMEDIA)

Las obras de un barrio privado llamado San Benito en homenaje al Papa Benedicto XVI destruyeron un sitio arqueológico desconocido -con inhumaciones de más de mil años de antigüedad- en Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar.

La misma suerte corrió hace 10 años el sitio Garín 1, durante la construcción del barrio Santa Catalina. Un tercer cementerio indígena, Punta Canal, también está en riesgo por el megaemprendimiento Villa Nueva, un complejo de 11 countries náuticos con acceso al río Luján levantados sobre 850 has conquistadas al humedal del Paraná inferior. Detrás de este proyecto a gran escala está EIDICO S.A., la empresa de Jorge O'Reilly, asesor de Sergio Massa, actual jefe de Gabinete de la Nación e intendente de Tigre con licencia.

El domingo 7 de septiembre Graciela Satalic salió desde su casa en Ingeniero Maschwitz para completar el recorrido que realiza desde hace 4 años a fin de cuidar algunos sitios arqueológicos de Tigre y Escobar, amenazados por el boom de los barrios náuticos en la región. La transformación de miles de hectáreas de tierras inundables en barrios cerrados con espejos de agua, además de generar un impacto ambiental sobre el lugar y poblaciones vecinas, devasta un territorio donde se hallan enterramientos humanos de más de mil años de antigüedad. "Fui a ver cómo estaba el sitio de Punta Canal y de paso donde están haciendo las excavaciones para el country San Benito, que quieren hacer toda una laguna, como hicieron en el barrio San Marco", relató Satalic. "Recorriendo el lugar encontré pedazos de vasijas de cerámica y restos de huesos, y me quedé con la impotencia de que destrozaron otro sitio", denunció. Según Graciela las obras "supuestamente" estuvieron frenadas por un amparo judicial "pero de la noche a la mañana se levantó y no sabemos si se hicieron los estudios de impacto ambiental". Por su parte una persona de vigilancia le confió que hubo un "arreglo".

El arqueólogo Daniel Loponte, del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), el 31 de marzo notificó a los responsables de las obras que, en caso de encontrar restos, la Ley Nacional 35.743 de Protección del Patrimonio Arqueológico establece que se debe consensuar un plan de trabajo para rescatar la mayor cantidad de piezas. Sin embargo nada de eso ocurrió. "Acá desapareció todo", expresó indignada Graciela, que a los dos días del descubrimiento regresó al predio con Loponte. "Quedaron muy pocos vestigios y no sabemos adónde fueron a parar las cosas, porque cargan los camiones y se los llevan para hacer taludes o relleno", explicó. "Nos quedamos con la foto del desastre", sintetizó.

El lugar es un bañado recientemente rellenado por Emprendimientos Inmobiliarios de Interés Común (EIDICO), localizado en el lote 56 de la subdivisión de la Estancia Los Arenales, a 80 metros de la unión del Canal Villanueva con el arroyo Garín -en el límite con Benavidez y Dique Luján (Tigre). En este predio de 65 has se construye desde el 2005 el barrio San Benito, promocionado como el favorito de la empresa y el estudio de arquitectos Robirosa-Beccar Varela-Pasinato. Debido al "cariño y entusiasmo por el proyecto decidimos bautizarlo en honor al nuevo Papa", explica orgullosa en su web la desarrolladora inmobiliaria de Jorge O'Reilly, Patricio Lanusse, Juan Angel Seutún y Mateo Salinas, todos integrantes del clan Lanusse.

La zona comenzó a sufrir abruptas modificaciones a partir de 1997, cuando se lanzó Santa Catalina, el primer emprendimiento del complejo Villa Nueva. Durante su construcción frente a las actuales obras de San Benito y San Marco, fue destruido el sitio Garín 1, otro cementerio indígena. "No se pudo excavar por falta de recursos. A mí me indigna muchísimo la falta de interés del gobierno en cuidar nuestro patrimonio histórico", se lamentó Graciela. "Nos están sacando los campos, los espacios verdes, se apropian de los cursos de agua. No, no, lo que están haciendo los countries es de terror", agregó.

Punta Canal, en jurisdicción de Benavídez -partido de Tigre-, es el tercer cementerio indígena en peligro por el megaemprendimiento del asesor de Massa. Está en la orilla del Canal Villanueva, desde su unión con el arroyo Garín hasta el ingreso al barrio Santa Catalina, con una extensión aproximada de 100 metros. En el 2006 fue denunciado como sitio por Loponte en el INAPL, pero nunca fue excavado. El arqueólogo conoció el yacimiento gracias a Satalic, quien un tiempo atrás descubrió restos de cerámicas y huesos en el lugar. También fueron notificados de su existencia el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires y los administradores de Santa Catalina.

Según rumores iniciados en febrero de 2007, el predio donde se encuentra –actualmente habitado– sería convertido en el amarradero de yates de los nuevos vecinos. En la web de EIDICO el barrio San Benito se promociona con 280 lotes, si bien en un mapa facilitado por la inmobiliaria O'Reilly – Torrado & Sanguinetti aparece un lote 281 cercano al yacimiento. Lo seguro es que el área se verá afectada por obras hidráulicas que requieren de la aprobación de la Autoridad del Agua (AdA), un ente autárquico provincial cuestionado por dar habilitaciones revocables para obras que afectan al medioambiente de forma irreparable. "Una persona de vigilancia me comentó que van a hacer un canal que comunique con la laguna de los countries", contó Graciela. En tanto EIDICO en julio informó a sus suscriptores: "La complejidad de este proyecto está dada por los dos arroyos que atraviesan el campo".

Pero el peligro es mayor, porque existirían muchos más cementerios desconocidos en los alrededores del Canal Villanueva, hacia el lado de Dique Luján y Villa La Ñata. "Estuvimos recorriendo con Loponte toda la zona y podría haber más sitios. Él se va a ocupar de sondearlos y, si realmente hay sitios, tratar de preservarlos, pero cuando hay intereses tan fuertes creados por los countries, es muy muy difícil", se lamentó Satalic.
Cementerios en riesgo

"Todos estos sitios tienen inhumaciones, es muy raro que no tengan", explicó el arqueólogo Daniel Loponte, responsable de los yacimientos de la zona norte e investigador del Conicet. Según el especialista los cementerios tienen entre 1000 y 1500 años de antigüedad y, según indican sus características, corresponden a grupos que se movían alrededor de la llanura pampeana, tal como hacían los Querandíes a la llegada de los primeros europeos. "No te puedo decir que son Querandíes porque recién estamos identificando lo que creemos que son los sitios de los grupos del interior, sean Querandíes o como se llamaran antes del siglo XVI", aclaró Loponte, quien destacó que "se sabe lo que es ser guaraní en términos arqueológicos porque los guaraníes sobrevivieron hasta hoy". Lo que es seguro es que el movimiento que ven los españoles "ya estaba funcionado desde hace 2000 o 2500 años".

El arqueólogo del INAPL explicó que los grupos del interior permanecieron tanto en un lugar que llegaron a tener cementerios normales, donde enterraban a los muertos y no tenían otras actividades. "Te encontrás con sectores de los sitios que están llenos de un área formal de enterratorios", describió Loponte. Sin embargo, aclaró que "sacás cosas muy chicas, no sacás los enterratorios tan estructurados, porque cuando uno se moría muchas veces lo cortaban en pedazos y armaban paquetes funerarios, entonces encontrás un montón de huesos sueltos". También explicó que hace mil años el lugar era costa del río de la Plata. "En los mapas del siglo XVII el río Luján desemboca directo en el estuario superior, no como ahora que tiene que virar hacia el sudeste como 30 kilómetros", describió.

En mayo Loponte se reunió con Sergio Massa, en aquellos días al frente de la intendencia de Tigre, y lo puso al tanto de la ubicación de los sitios destruídos por la construcción de barrios privados y de otros que corren el mismo peligro. "Massa quiere valorizar el pasado prehispánico", se entusiasmó la Radio Don Torcuato (106.9 M). Según ese medio, el jefe comunal prometió efectuar los cuidados que marca la legislación, ayudar a una rápida excavación en busca de nuevas piezas de estudio y la exposición de las mismas en algunos de los museos municipales. "Ahora, por iniciativa del intendente Sergio Massa, (los sitios) se podrán al resguardo, además de profundizarse el estudio para que nunca más la historia la escriban sólo los que ganan", remató la radio.

Dos meses después, Massa asumió en la Jefatura de Gobierno y nombró como asesor ad honorem a Jorge O'Reilly, fundador y director de EIDICO, egresado del conservador Colegio Newman y ex rugbier del Club Atlético San isidro (CASI). También lo propuso como embajador en el Vaticano, cargo en el prevaleció finalmente Juan Pablo Cafiero. Según publicó el periodista Horacio Verbitsky en Página/12, el empresario tenía la bendición del cardenal Leonardo Sandri y de un ex ministro de Eduardo Duhalde y Carlos Rucakuf.

-¿A usted le dijeron que se tiene que ir de acá?-le preguntó Graciela a Sara Espinosa, una anciana que hace 50 años vive en el predio de Punta Canal, del cual toma nombre el sitio.

-Eso lo tiene que hablar con mi hijo- respondió a la defensiva.

-Nosotros queremos preservar todo este lugar. Sabemos que están echando a la gente- contestó Satalic y entró en confianza.

-Perdón señora, vio lo que son los ricos. El pobre tiene que volar... Ya no hay más campo. Todo country, todo country. ¿Los pobres donde se van a meter, me quieren decir?

Punta Canal es un predio triangular de unas 4 has, cercado por el arroyo Garín, el Canal Villanueva y la calle Brasil, por la que se accede a la ruta 27. Es frecuentado por pescadores de la zona. Además de la anciana, en el lugar viven una pareja joven con sus hijos, y un mecánico en cuya casa funciona el Club Citronorte, que reúne a fans de los antiguos autos Citroëns. Otras personas ya se han ido: dos viviendas fueron demolidas en las últimas semanas. Una presión similar sufrieron las pocas familias que habitaban el campo vecino de San Benito, por donde antiguamente pasaba un tren que unía Ingeniero Maschwitz con Dique Lujan. Sara Espinosa recordó a una señora que se fue con 8 hijos "y otro en camino". "Es una injusticia. El pobre se tiene que morir ahora", reflexionó.

En tanto las obras del barrio en homenaje al Papa, separado sólo por la calle Brasil, ya rellenaron 2 metros el terreno. "No les importa nada. Ellos arrasan con todo. Si no les pueden comprar, les levantan alrededor y el otro se inunda; los sacan en menor precio inclusive", se indignó Satalic. "Están cambiando el ecosistema de una manera terrible", alertó Graciela, quien conoce desde pequeña la zona donde se enclavan los countries San Benito y San Marco. "Era un campo hermoso por donde corrían las libres, tenía un monte de talas y muchos tipos de árboles y de vegetación. Ahora es una desolación, es un desierto. No sé qué irán a plantar, dos palmeritas y un pino. Una pequeña Miami", ironizó. "Esta zona de los humedales debería preservarse virgen", reclamó.

"¿Por qué no se había desarrollado antes esta zona, mucho más accesible que Pilar? Simplemente porque se inundaba. Una vez que pudimos sanear eso, levantando la cota por encima de los niveles de inundabilidad, pudimos utilizar el agua como una ventaja competitiva", explicó Jorge O'Reilly a Reporte Inmobiliario. "Eidico es buen vecino, se involucra con la comunidad afectada por su actividad. Siempre empujados por el espíritu cristiano compartido. Ambientalmente responsable", se presenta la desarrolladora en un documento institucional. Coherentes con su prédica, los barrios impulsados por EIDICO todos contemplan espacios cedidos a la Iglesia Católica cuyo funcionamiento son sostenidos con el 3% de las expensas de la comunidad.

"Lo que hacemos con los barrios privados es recrear las condiciones de vida que existían hace treinta y pico de años, cuando yo podía ir al colegio Newman en bicicleta", explicó O'Reilly en una entrevista concedida a Reporte Inmobiliario. También argumentó que es injusto "castigar" tributariamente a los emprendimientos privados, debido a que el Estado se "ahorra" los recursos que debería disponer "para resolver los problemas que nosotros nos resolvemos solos: la seguridad, la iluminación, las cloacas". Y puntualizó que iniciativas como EIDICO "justamente tienen origen en el retroceso del Estado en esos rubros".

Con un partido de Tigre desbordado de proyectos, el boom de los megaemprendimientos ahora se afianza en Escobar. Allí EIDICO desarrolla Haras Santa María, un complejo de 10 barrios en 360 has, y San Sebastián, con 13 barrios en 1100 has. JP Urruti hace lo suyo con El Cantón (4 barrios en 500 has), EIR S.A. construye El Nuevo Cazador (400 has) y Eduardo Constantini anunció uno de 1400 has. En todos los lugares la metodología es la misma: construir lagunas para elevar con el material obtenido las tierras inundables.

"En Tigre y Escobar hay muchísimo para desarrollar. Hay cuerda para rato, básicamente porque la demanda de soluciones para las parejas jóvenes sigue en pie", afirmó O'Reilly a Reporte Inmobiliario. Hoy, según el medio especializado en bienes raíces, edificar una casa en un emprendimiento privado cerrado suburbano es más bajo que en la convertibilidad, a pesar del aumento progresivo de los costos de construcción y de la tierra.

Satalic también se mostró preocupada por los sitios de Vizcacheras y Anahí, en Escobar, y por los tres sitios de La Bellaca, en un predio de 70 has a la venta, en Tigre. "Loponte también habló con la inmobiliaria, mandó una denuncia por sitios arqueológicos. Pero uno tiene que estar yendo y viniendo y asegurándose de que en realidad no los estén destrozando", se lamentó. Así sucedió en la Barranca del Cazador donde había un sitio "en lo que antes se denominaba Campo de la Aviación", que aun no había sido excavado. "Hace poco empezaron a hacer un country y todo eso desapareció. Nuestros hijos tienen derecho a saber quiénes fueron los primeros pobladores de acá".

Graciela no es de ningún pueblo originario, pero explicó así su lucha: "Nuestros hijos tienen derecho a saber quiénes fueron los primeros pobladores de acá". Desde que descubrió el sitio de Punta Canal reclama un compromiso a de la sociedad. "No podemos quedarnos con que viene un countrie y nos saca un cementerio aborigen. Todos tenemos un hilito de sangre indígena en las venas y hay que protegerlo", afirmó.

EIDICO, un vecino cristiano

Según el Taller Ecologista, una ong de Rosario, los humedales brindan a las poblaciones recursos y funciones como la regulación de inundaciones y sequías, provisión de agua, y retención de contaminantes y sedimentos. La superficie del suelo de estos sistemas permanece anegada durante una parte sustancial del año. "La disponibilidad del agua dulce se evidencia como uno de los problemas ambientales más significativo de los próximos años, por ello la conservación de los humedales tiene importancia vital para la humanidad", alertó la ong.

"La venta de tierras inundables fue un gran negocio y no se realizó hasta ahora una evaluación seria de los daños ambientales", declaró a La Nación en el 2006 la ecologista Carlota Sánchez Aizcorbe de la Fundación Pro Tigre. En la misma nota, Martín Nunciata, dirigente de Aprodelta, sostuvo: "El río no es una pileta. Tiene como mínimo dos mareas por día y necesita un lugar donde expandirse cuando viene la marea. Los barrios privados cuya cota ha sido elevada no se inundan; pero el agua entonces anega las zonas aledañas, por lo general ocupadas por los barrios más humildes. La Municipalidad debería consultar también a estos vecinos".

Un ejemplo de esta realidad son las inundaciones en Dique Luján, un pueblo de 2 mil habitantes ubicado a un lado del Canal Villanueva y conectado con Villa La Ñata a través de un puente vecinal. Según una nota de Clarín, también del 2006, los pobladores se quejan porque los terraplenes que bordean la costa ya no los defienden de las crecidas del río y dicen que esto sucede desde mediados de la década de los 90, cuando en Tigre, Maschwitz y Escobar empezaron a construirse los countries. "Rellenaron todo con tierra, levantaron el terreno, y ahora toda el agua se acumula en Dique Lujan", contó un vecino mientras remaba por las calles de su barrio. Graciela recordó: "Empezaron a hacer canales profundos y fueron tapando la continuación del Canal Villanueva, que corre de costado al country Santa Catalina y que supuestamente era un aliviador cuando venía la crecida".

Maschwitz, de 10 mil habitantes, también sufrió las consecuencias del boom, y ya no es más ese pueblo tranquilo que recuerda Satalic. "Se ha convertido en un caos, porque no tiene estructura como para cambiar de la manera que cambió. Compraron casas y empezaron a hacer oficinas, centros comerciales. Una barbaridad lo que han hecho", describió. Sin embargo, muchos locales que se abrieron hace poco ya los están cerrando porque "no hay gente de acá que consuma tanto y supongo que los que viven en un country van a un shopping".

Javier de Amorrortu, de la Asociación Civil en Defensa de la Calidad de la Vida, realizó varios amparos judiciales contra estos emprendimientos en el partido de Pilar, y lo describió así: "un festival de barbaridades hidrológicas fue sembrado desde que un bastardo y raquítico decreto 1980/77 firmado por un contralmirante a cargo de Turismo liberara las playas y riberas de 4 municipios que ventilan a riberas estuariales y deltarias; y aun no han concientizado el irreparable infierno hidrológico e hidráulico que generaron en las salidas del Aliviador del Reconquista y en los fragilísimos humedales de la región".

"La lucha por los humedades recién comienza", escribió Amorrortu en una carta al gobernador Daniel Scioli, el 14 de julio. Allí disparó contra la AdA, el ente autárquico que establece el régimen de protección, conservación, mejoramiento y manejo del recurso hídrico de la Provincia de Buenos Aires. Según su denuncia, el organismo emite habilitaciones con carácter "precario y revocable" para iniciar obras que condenan el ambiente sin retorno a recomposición. "¿¡Cómo es posible que a la única hidróloga responsable de la AdA la tengan guardada en el sótano y jamás sea consultada, ni queden sus huellas bien a la vista en esas resoluciones con cola de paja? ¿¡Cómo es posible que sigan habilitando asentamientos 1,5 m por debajo de la línea de ribera de creciente máxima?!".
Mundo Eidílico

El boom de los barrios cerrados comenzó en Pilar en 1996 y estuvo ligado, entre otros motivos, a la remodelación de la ruta Panamericana, que achicó las distancias con la Capital Federal. Los countries de fin de semana abrieron paso a los barrios privados de residencia permanente. Tigre se sumó a este fenómeno rápidamente. Desde ese partido, el cual dice haber renovado, EIDICO se expandió a otras provincias y en el 2007 declaró construcciones por más de 400 millones de dólares, sobre 41 proyectos que alcanzaban más de 15 mil unidades de vivienda. El mismo año se fusionó con el grupo desarrollista español Salvago, que gestiona inversiones inmobiliarias en su país y en México.

La característica de EIDICO es su sistema de comercialización "al costo". Según definen es una suerte de reciclado de la vieja cooperativa -en el cual sus clientes son pequeños inversores que participan del negocio de transformar una fracción de tierra virgen en una urbanización. Para esto todos los lotes de sus emprendimientos son vendidos prácticamente antes de comenzar las obras, aún antes de tener las habilitaciones. "Entre todos distribuimos los gastos de transformar un bañado en un barrio, eso es el sistema cooperativo de EIDICO", resumen.

Según la desarrolladora de O'Reilly, "emprendimiento" deriva de empresa, pero no en el sentido comercial, sino en el sentido de obra humana, y remite a un sentido comunitario. "Somos una empresa de servicios que detecta necesidades comunes básicas no resueltas por los sistemas tradicionales", dice un documento de la firma. "Siempre digo que hay que mirar alrededor y ver cuáles son los problemas concretos de la gente que nos rodea, porque en la solución de esos problemas están los negocios", describió el asesor de Massa.

Los plazos duran hasta cuatro años, y si hay demoras o aumentos en los precios, los que asumen el riesgo son los suscriptores del proyecto. "Desaparece así el margen del capitalista", explican. "No somos otra cosa que una empresa de gestión", declaró O'Reilly. "Nosotros armamos el negocio, definimos el producto, buscamos el terreno y conseguimos a los suscriptores que terminan siendo sus consumidores finales", explicó.

EIDICO afirma que una de sus "grandes preocupaciones" es la "capacitación e inserción laboral de nuestros vecinos más necesitados". Para tal fin formó la Fundación Oficios con otras empresas de similar perspectiva: Miguens Hermanos S.R.L. (una consulta agropecuaria), J.P. Urruti y Asociados (otra desarrolladora inmobiliaria), y Cardón Cosas Nuestras (la mayor empresa de ropa de campo en el país). La Fundación tiene una escuela de oficios en un predio de Benavídez, en el cual se realizan un curso de telar para mujeres y cuatro cursos de construcción en alianza con la Fundación de Educación y Capacitación de los Trabajadores de la Construcción (FECTC) de la UOCRA. Además, claro, "se facilita la formación católica para quienes lo deseen". Según afirman, 300 alumnos han pasado por las aulas de Oficios, que integra la Mesa de Desarrollo Social con la Municipalidad de Tigre, Caritas, Fundación Nordelta y Unión Industrial de Tigre.

Foto: Lamento. La pobladora anciana del lugar se queja de los nuevos vecinos. / Autor: Rulo - SUBCOOP - INDYMEDIA.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Denuncian que una jueza ordenó desalojar a indígenas de sus tierras ancestrales


PRIMERA FUENTE

La medida se concretaría mañana y beneficiaría a empresarios que alegan ser los dueños del inmueble en disputa. Se trata de 476 hectáreas del territorio de la Comunidad Indígena El Nogalito. Allí, hoy residen familias de habitantes originarios a la vez que las tierras son usadas para la agricultura y pastoreo de los animales de la comunidad.

En una aparente violación a derechos constitucionales, nacionales e internacionales, mañana se producirá el desalojo de familias pertenecientes a la comunidad Indígena El Nogalito, del pueblo originario Lule, de tierras que le pertenecían a esta colectividad desde el siglo XVII.

La medida fue dispuesta por la jueza de Documento y Locación de la IV Nominación, María Susana Lemir Saravia. En dicho autos se resolvió el desalojo de 476 hectáreas que la comunidad autóctona hoy posee. El predio se halla sobre el kilómetro 40 de la ruta 341, en el departamento Lules, a 80 kilómetros de la capital tucumana.

El fallo se originó tras un planteo judicial realizado por la particular María Agustina Carro que reclama ser la poseedora de las tierras luego de habérselas comprado a Armando García.

Sin embargo, en diálogo con primerafuente, el cacique de la comunidad indígena, Manuel Joaquín Pérez, aseguró que García jamás poseyó las tierras en forma legal y que ni siquiera habitó o tiene familiares en Los Nogalitos.

Pérez recordó que la disposición de la jueza viola la ley nacional Nº 26.160, la cual declara la Emergencia de los Territorios Indígenas y suspende por el plazo de 4 años los desalojos en tierras indígenas.

"Se trata de un nuevo atropello al que se ve sometida nuestro pueblo indígena que se plantó en defensa de sus derechos como pueblo originario.cabe destacar que los actores nunca tuvieron la posesión efectiva de las tierras, ni son conocidos en el lugar, por lo que el derecho que invocan es inexistente", advirtió Pérez.

"Acá se está atentando contra numerosos tratados nacionales e internacionales, como los Derechos Preexistentes de las Comunidades Indígenas reconocidos en la Constitución Nacional, artículo 75 Inciso 17; el artículo 149 del capítulo Quinto de Constitución de la Provincia de Tucumán; el Convenio 169 de la OIT y la ley 26.160, sancionada en el año 2.006 que, ante la emergencia de la propiedad comunitaria indígena, suspende por el término de cuatro años la ejecución de sentencias, actos procesales o administrativos, cuyo objeto sea el desalojo o desocupación de tierras", explicó el cacique.

Foto: En julio pasado, un grupo de indígenas escrachó a un sacerdote del Instituto Lorenzo Massa quien también reclama la posesión de tierras de la comunidad originaria. / PRIMERA FUENTE.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: El escuadrón secreto de la Policía

MDZONLINE

A pesar de la pésima fama de la policía mendocina y del estado provincial en cuanto al respeto por los derechos individuales y colectivos, nos preparamos para estrenar una "policía vial" de características secretas. Un retroceso institucional, y el riesgo de volver a los años de plomo.

Mendoza tendrá un escuadrón de 90 policías de civil, que no se identificarán y que se moverán en 30 vehículos de incógnito. Se encargarán de perseguir y atrapar a personas que infrinjan la ley vial.

Así contado, el párrafo remite, ineludiblemente, a los años de plomo.

Pero no es así. Se trata de una ley que aprobó la legislatura provincial y que no fue propuesta precisamente por algún partido nostálgico del pasado, sino por Consenso Federal, el espacio del vicepresidente Julio Cobos.

La iniciativa partió de un ignoto legislador que, antes de ocupar su banca, fue empleado legislativo por 20 años y luego, director municipal de Comercio en Guaymallén, Santiago Cazzoli.

Pero ese no es el punto. La Cámara de Diputados, primero, le dio su apoyo. Y ahora lo hizo el Senado. Por lo que sólo resta la promulgación por parte del Poder Ejecutivo provincial para que tal escuadrón secreto comience a funcionar.

Frente a esto y repasando la realidad de la seguridad, el control interno policial y la historia de Mendoza, debemos realizarnos algunas preguntas.

¿Realmente la Legislatura de la provincia creyó importante avanzar en una iniciativa que, de arranque, parecía tomada de los pelos?

¿Es realmente necesario crear una fuerza secreta, a contrapelo de los escasos, pero importantes logros alcanzados en la materia en estos 25 años de democracia?

¿Se ha dimensionado la implicancia de reinstalar en la sociedad la sola idea de que cualquiera es policía y que ya no son consideradas siquiera aquellas viejas reivindicaciones democráticas de la identificación y la lectura de los derechos?

¿Alguien puede garantizar, sinceramente, que este escuadrón secreto vaya actuar con probidad, cuando si cualquier ciudadano resultare víctima de coacción de su parte no le asistirá ninguna posibilidad de defensa?

¿Se ha desterrado, realmente, el coimeo en las rutas y la corrupción policial, de modo de avanzar en regalarle la confianza plena del Estado sobre cuestiones legales a un solo escuadrón inidentificable a simple vista?

¿La Justicia está al tanto de los proyectos que se presentan y se aprueban en la Legislatura de Mendoza? Y lo más importante aún: ¿va a esperar que alguien resulte perjudicado por la arbitrariedad que implica someterse a los designios de alguien en cualquier lugar de la geografía mendocina que diga ser policía y haya que creerle por el solo imperio de la prepotencia, para estudiar la constitucionalidad o no de leyes como la aprobada?

¿Es tan incapaz la clase política mendocina que renuncia a insistir con la formación ciudadana para avanzar con metodologías que son propias del autoritarismo y que, ni aun si se esgrimiese una mayor posibilidad de "eficacia", ésta está garantizada a favor del bien común y de los derechos que todos tenemos?

El 12 de agosto pasado, MDZ reunió a los responsables del control de las fuerzas seguridad en Mendoza para discutir en torno a la necesaria depuración de la policía, a la luz de una serie de acontecimientos en los que los uniformados estaban involucrados.

Recordamos en aquel momento que la encuesta de victimización realizada por el Instituto Latinoamericano de Seguridad y democracia (ILSED) que daba cuenta de una gran desconfianza de la población hacia quienes deben hacer cumplir las leyes, fundada en que son constantemente partícipes de actos, precisamente, ilegales.

El propio titular de la Inspección General de seguridad, Félix Pesce, afirmó en aquella reunión que no están dadas las condiciones para controlar bien a los uniformados. Imaginemos a los sin uniforme.

"Debemos mejorar los mecanismo de control. Nos cuestionan porque no somos lo suficientemente ágiles, pero somos el primer eslabón de la cadena junto al Tribunal de Disciplina y la Bicameral del Seguridad", ensayó Pesce como excusa ante la reiteración de los hechos.

Sin embargo, antes de avanzar en este sentido, lo que requería necesariamente de un aval legislativo, ambas cámaras decidieron dar vía libre a un proyecto puntual, inexplicable jurídicamente e inexistente en la experiencia comparada, salvo en aquellas que preferimos olvidar.

No es necesario que los legisladores saquen de la galera ocurrencias para combatir la terrible inseguridad en las rutas; hace falta capacidad y decisión en la materia y para ello deben consultar a quienes saben.

Es muy grave experimentar con el cuero ajeno, con tal de demostrar actitud y actividad en materia legislativa.

No puede asignársele sobre fin de año a un proyecto de mera índole experimental partidas de un presupuesto que ni siquiera existe (ya que se habla de 2 millones de pesos para poner en funcionamiento el sistema).

La aprobación de esta ocurrencia demuestra que la democracia es joven aún y, en ocasiones, actúa más con los impulsos propios de un adolescente. Pero es necesario que esté cerca el razonamiento adulto, para acompañar y para impedir que este tipo de reacciones espasmódica, se vuelvan una costumbre cotidiana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bolivia reclama un comercio justo con los países y bloques del exterior

El embajador extraordinario de Comercio e Integración de Bolivia, Pablo Solón, dijo que su país no quiere dar mucho a cambio de poco en lo referente a temas comerciales.

El país quiere un comercio justo, un comercio que respete la realidad concreta de Bolivia, "que respete las asimetrías y que no hipoteque el futuro de las nuevas generaciones", dijo el diplomático a la emisora boliviana Radio Fides, según información procedente de La Paz.

Explicó que Bolivia está en contra de Tratados de Libre Comercio (TLC) por razones que van más allá de lo ideológico, como se quiere hacer pensar, ya que no sólo se trata de una negociación de mercaderías contra mercaderías.

El tema fue abordado por Solón después que la Unión Europea (UE), que negociaba con la Comunidad Andina de Naciones (CAN) una asociación estratégica "bloque a bloque", decidió esta semana iniciar diálogos comerciales con Perú y Colombia, debido a que Bolivia y Ecuador consideran que un TLC afectaría sus intereses nacionales.

"Una cosa es negociar en un acuerdo comercial apertura para tus textiles, apertura para tus maquinarias, etcétera, y otra cosa es que yo te doy apertura para el 3 por ciento de tu mercado, (y) tu me vas a dar liberización de servicios financieros", dijo Solón.

Según Solón, los beneficios de firmar acuerdos como los suscritos con Venezuela tienen que ver con el hecho de que las reglas de juego se dan conforme a las posibilidades de los países y las diferencias que tienen éstos, aludiendo al Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP).

"Los tratados de comercio tienen que ser asimétricos, como somos en la realidad; es decir, no pueden tener reglas iguales para países desiguales, ése es el TCP; no me puede pedir Venezuela a mí lo mismo que me está dando, porque las economías son diferentes", agregó.

Finalmente, el embajador extraordinario se comprometió a seguir luchando por ampliar los espacios comerciales en el exterior.

"Los mercados se tienen que ampliar, pero en un marco en el que se respete la industria nacional, la capacidad de definir políticas nacionales, la capacidad de defender nuestros recursos naturales y de defender la vida, evitando que ésta se vuelva fuente de propiedad intelectual privada", dijo Solón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: El presidente Chávez dice que construirán su primer reactor nuclear con asistencia de Rusia

RIA NOVOSTI

El presidente Hugo Chávez anunció anoche en Maracaibo que Venezuela planea construir reactor nuclear con asistencia de Rusia en el estado de Zulia (al noroeste del país).

El primer mandatario lo anunció al informar a los reunidos sobre la próxima visita del presidente ruso, Dmitri Medvédev (26-27 de noviembre) con quien tratará temas de cooperación bilateral, incluyendo la creación de un banco binacional e inversiones.

"Un reactor nuclear tendrá Zulia para usos pacíficos y recibirá el nombre del científico zuliano, doctor Humberto Fernández", expresó.

Chávez señaló que el Gobierno bolivariano "sigue impulsando planes de desarrollo en Venezuela con países como Rusia" y recordó la importancia de desarrollar proyectos productivos que beneficien al pueblo como la pesca, la agricultura y programas sociales.

"Hay que crear planes de desarrollo. El dólar le ha hecho mal a la economía del mundo" recordó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuba: Acogen la estrategia china para Latinoamérica

XINHUA

El gobierno cubano acoge con simpatía y apoya la estrategia de China de incrementar las relaciones con América Latina, al tiempo que considera al país asiático como un factor de equilibrio para el mundo.

Alberto Blanco Silva, director de Asia y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba, expresó recientemente que "China se acerca a Latinoamérica sobre la base de igualdad, respeto mutuo, sin imponer condicionamientos a la asistencia a la región".

"Eso despierta interés y simpatía", dijo Blanco Silva en declaraciones exclusivas a propósito de la visita de Estado que realizará el presidente chino, Hu Jintao, a Cuba, del 17 al 19 próximos, como parte de un gira que incluye además a Costa Rica, Perú y Grecia.

Blanco Silva, quien laboró en la misión diplomática de Cuba en China en las etapas 1990-1993 y 2002-2007 -ésta última como segundo jefe de la embajada-, calificó de gran trascendencia los documentos recién aprobados en Beijing sobre los vínculos comerciales.

"No se trata de una política coyuntural, sino que existe una estrategia por parte de China, con un enfoque integral sobre las posibilidades de cooperación bilateral", explicó.

Precisó que esta área transita hoy un camino hacia la unidad y la integración genuinamente latinoamericana, tendencia que consideró natural producto del fracaso del modelo neoliberal.

Respecto a la nación asiática, aseguró que es "un factor de estabilidad para el mundo, de equilibrio, contrario a la teoría occidental de la supuesta amenaza china".

Resaltó que China defiende la vigencia de los principios del Derecho Internacional, la igualdad soberana, la no injerencia en asuntos internos de otros Estados, el no empleo de la amenaza y la solución pacífica de las controversias.

También -apuntó-, plantea el uso pacífico del espacio cósmico, promueve la necesidad de un mundo multipolar y reforzar el papel de las Naciones Unidas, en tanto se opone a políticas de fuerza y hegemonismo.

China es la cuarta economía mundial y aporta un mercado del cual ya no se puede prescindir, enfatizó el funcionario.

Refirió además que ese país logra la seguridad alimentaria del 22 por ciento de la población mundial.

En cuanto a la colaboración internacional, Blanco Silva resaltó la postura china contraria a todo condicionamiento político de la cooperación, así como a tomar como pretexto la crisis financiera en el orbe para reducir la ayuda a los países en desarrollo.

Para el funcionario, graduado de Relaciones Internacionales y con 20 años de labor en el MINREX, los éxitos económicos de China se deben a que, de manera constante, sus autoridades han sintetizado experiencias y lecciones propias y ajenas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...