viernes, 5 de diciembre de 2008

Entrevista a Atilio Borón: “En Latinoamérica hay que fortalecer nuestra autonomía nacional mediante acuerdos de integración”


Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Atilio Borón, argentino, sociólogo, profesor universitario y autor de numerosas publicaciones, es hoy uno de los más destacados analistas políticos surgidos en Latinoamérica. Con una rigurosa formación académica (en Argentina, Estados Unidos y Chile), su posición política ha sido inclaudicable a través de largos años, siendo en la actualidad uno de los baluartes teóricos más importantes del pensamiento crítico, del pensamiento de izquierda –marxista, para decirlo sin cortapisas, aunque eso pudiera habérsenos hecho creer recientemente que estaba "pasado de moda"–.

Con gran hondura analítica, y al mismo tiempo con un atractivo discurso que invita a la charla amena –¿quién dijo que lo profundo debe ser pesado y aburrido?– habló con Argenpress, por medio de su corresponsal Marcelo Colussi, de temas relacionados con América Latina, de nuestro futuro como Patria Grande, de las estrategias continentales de Washington. Como dijo el Premio Nobel de la Paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, "el único país del continente que tiene una estrategia hemisférica coherente es Estados Unidos. Aunque ella no es, precisamente, la que necesitamos cada uno de los países del área". ¿Qué hacer en estos tiempos de tratados de libre comercio y bases militares estadounidenses diseminadas por toda nuestra región? ¿Para dónde va Latinoamérica?

Argenpress: Después del triunfo electoral de Barack Obama en Estados Unidos, ¿qué podemos esperar en América Latina?

Atilio Borón: América Latina tiene que darse cuenta que no debe esperar nada de afuera, y mucho menos de un gobernante de Estados Unidos, porque éste va a estar siempre fuertemente condicionado por los factores permanentes de poder que son independientes de los resultados electorales y que son los que determinan los grandes lineamientos de la política exterior de Washington hacia todo el mundo y en particular hacia América Latina. Esto no quiere decir que Obama no pueda tener algunos gestos, algunas pequeñas iniciativas que sean importantes, que hay que valorar en su justa medida; pero pensar de que desde Estados Unidos con Obama puede venir un cambio muy significativo para la región, me parece que es un error mayúsculo. Creo que si hay algo, puede ser que se relajen alguna de las absurdas restricciones que puso el presidente Bush para el intercambio entre familiares cubanos residentes en Estados Unidos y en la isla. Tal vez relaje algo el tema de las remesas y algunas pocas cosas más, pero no veo mayores cambios en materia de inmigración. Obama estuvo a favor de la construcción del muro entre México y Estados Unidos; no creo que revea eso, y si no estuvo a favor explícitamente, por lo menos no se opuso en forma abierta. Puede ser que insista en no firmar el TLC con Colombia, lo cual ha sido una promesa de campaña, por las flagrantes violaciones a los derechos humanos que tienen lugar en ese país, igual que por la agresión al medio ambiente que se consuma a diario ahí. Pero me parece que mucho más que ese tipo de cosas, no podemos esperar; incluso: no debemos esperar. El imperio tiene una lógica que prescinde mucho de las características de los emperadores de turno, de manera tal que me parece que lo mejor que podemos hacer en la región es plantearnos seriamente nuestra propia estrategia de desarrollo, nuestra propia estrategia de profundización democrática, de avance en las grandes reformas sociales que necesita este continente, para no hablar de la revolución que necesita. Aunque para hablar de revolución social obviamente no están dadas hoy las condiciones ni objetivas ni subjetivas; tal vez sí las objetivas, pero en el terreno de las ideas, en el terreno de la conciencia, de la ideología, todavía estamos sometidos a la dictadura del neoliberalismo. Por lo tanto me parece que para los procesos revolucionarios esas condiciones no se dan en este momento en América Latina, aún en países como Venezuela, Bolivia y Ecuador en donde sí se están registrando procesos sumamente alentadores de reformas sociales, económicas y políticas. Procesos todos estos, en algunos casos con avances muy profundos, que hay que valorar en su justa dimensión. Yo diría que esas son las tareas ahora, y que el cambio de gobierno en Estados Unidos no debe alterar este plan. Por tanto deberíamos fortalecer la propuesta de ir avanzando en una creciente integración de los pueblos y de los gobiernos de América Latina, superando obstáculos y mezquindades que hacen por ejemplo imposible todavía la plena integración de Venezuela al MERCOSUR, la cual sigue siendo vetada por el Senado brasileño ante no sé si llamarle negligencia o pasividad del gobierno de Lula. Hay que remover eso, hay que avanzar en los grandes proyectos estratégicos que el presidente Hugo Chávez ha planteado para América Latina: el Banco del Sur, el gasoducto del Sur, armar la PETROSUR, todo este gran conjunto de ideas que implican el proyecto de autonomía regional latinoamericana que está contenido en los planteamientos que hace el presidente bolivariano. Y me parece que independientemente de eso, se debe negociar con Estados Unidos o con la Unión Europea, que quiere establecer con América Latina un acuerdo comercial que es tan lesivo para los intereses nacionales y para el bienestar popular como el ALCA que impulsara Washington. En ese sentido no hay que pensar que la Unión Europea tiene un esquema muy diferente al que tenían los norteamericanos con el ALCA; básicamente es el mismo esquema calcado sobre la base de una ideología que es el neoliberalismo y que realmente, de aplicarse en nuestra región, tendría consecuencias profundamente negativas, como ya se están viendo en el caso de México, que es el país de donde es originaria la planta del maíz y de la que se autoabasteció por siglos, resultando ahora que el 75% del maíz que se consume allí proviene de Estados Unidos generando un fenómeno de éxodo rural masivo, empobrecimiento de las masas campesinas, con migración del campo a la ciudad y por supuesto migración hacia los Estados Unidos enfrentando los enormes riesgos que hoy tiene el cruzar esa frontera de forma ilegal. O sea que si el TLC fracasó en el Norte, entre México, Estados Unidos y Canadá, si hasta el propio Obama dice que es necesario revisar ese TLC porque ha favorecido a unos pocos y perjudicado a muchos en los tres países, es fácil darse cuenta que el avance de esta política en nuestra América Latina condenaría a nuestros pueblos a nuevos y renovados sufrimientos, de manera que hay que pensar en esquemas completamente diferentes y con total independencia de los cambios que se produzcan en quienes ocupan la Casa Blanca.

Argenpress: En ese sentido tenemos una propuesta de integración latinoamericana como el ALBA, la Alternativa Bolivariana para las Américas que, a diferencia de los tratados de libre comercio vigentes, pone el acento en mecanismos de cooperación solidarios para achicar asimetrías y para beneficiar al conjunto, no a un solo polo hegemónico. ¿Cómo ves este proyecto hoy? ¿Qué futuro tiene esto?

Atilio Borón: El ALBA comenzó en medio de un profundo escepticismo. Mucha gente no creía que iba a funcionar. Comenzó como un acuerdo entre Cuba y Venezuela, pero el ALBA ha demostrado tener una gran capacidad de crecimiento y expansión, y de manera más o menos implícita ha ido ampliándose considerablemente, por ejemplo: los acuerdos entre Venezuela y Argentina o Venezuela y Brasil, en donde hay casi un centenar de protocolos firmados que estimulan el intercambio económico, formas de comercio más equilibradas. Todo esto representa una serie de nuevos arreglos económicos que favorecen a los pueblos en lugar de favorecer a las transnacionales. Todavía hay mucho por hacer porque existen muchos obstáculos. La presión del imperio es muy fuerte; países como Brasil y en menor medida Argentina, han demostrado una falta de convicciones muy fuertes a la hora de darle un impulso al ALBA. En el caso de Argentina realmente es increíble por ejemplo cómo el gobierno nacional todavía no se haya decidido a darle vía libre a la difusión de Telesur siendo Argentina uno de los socios firmantes que crearon a esa entidad televisiva de carácter regional. Esto habla de las ambigüedades del gobierno nacional de Argentina que por un lado dice apoyar el ALBA y apoyar los esquemas alternativos de comunicación como Telesur, pero después no le otorga un espacio en el éter, en el ámbito radiofónico televisivo; entonces ahí se nota la grave dificultad con que encuentra el ALBA. Es solo un ejemplo, pero demostrativo de cómo está la situación. En el caso de Brasil, lo mismo: ahí está la forma cómo se rechazó, con argumentos tecnocráticos insostenibles, la creación del Banco del Sur. Chávez proponía un Banco del Sur donde sus creadores tuvieran una paridad de votos en el directorio, y Lula y en alguna medida también Argentina plantearon el modelo tradicional de que los votos van a estar ponderados por los aportes económicos de esos países, con lo cual se reproduce el esquema del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial o del BID. Y justamente lo que Chávez con toda razón dice es que para eso nos quedamos con esas instituciones ya existentes; si se trata de crear algo nuevo tiene que tener una lógica de funcionamiento diferente. Nuestros gobiernos de bocas para fuera apoyan la creación del Banco del Sur pero luego, en la práctica, ponen toda clase de obstáculos técnicos, porque en el fondo sienten la presión del imperialismo y no tienen fuerza o no tienen vocación para hacer caso omiso de tales presiones.

Argenpress: Quien siente también la presión del imperialismo, pero de todos modos ha dado y sigue dando pasos adelante, es Venezuela. ¿Qué perspectivas ves en el proceso bolivariano que se está desarrollando ahí, y qué importancia puede tener eso para el resto de Latinoamérica?

Atilio Borón: Creo que es un proceso muy de fondo, muy importante. Hay cosas que han pasado en Venezuela que significan una vuelta de página en la historia de ese país y que, por lo tanto, implican que Venezuela ya no va a ser nunca más lo que era antes. Me parece que más allá de las limitaciones, de los errores a veces cometidos por el gobierno de Chávez, hay en marcha un proceso con una dinámica extraordinaria que abre enormes posibilidades. Sin duda que hay errores, pero errores cometen todos los gobiernos; tampoco hay que pensar que los otros gobiernos no comenten errores y el de Chávez sí. Todos los gobiernos los comenten. Hay dificultades sobre todo cuando se trata de un gobierno como el de Chávez, que está haciendo políticas absolutamente inéditas en la historia de América Latina, con la excepción de Cuba naturalmente. Es cierto que la burocracia no funciona tan bien como debería funcionar, es lenta, está atosigada de grandes proyectos, hay un problema de formación de los cuadros dirigentes de la revolución, pero entiendo que más allá de todos estos problemas, la revolución en las conciencias que produjo la erupción del chavismo es un el fenómeno irreversible, y en ese sentido creo que Chávez va a seguir ganando elecciones más allá de que se susciten polémicas acerca de algunas cuestiones que son motivo de controversia. Pero este es un proceso democrático, por tanto la pluralidad de opinión es bienvenida. Lo que significa todo este proceso bolivariano puesto en marcha es que abre enormes esperanzas para el campo popular, y la fuerza que esto tiene, no sólo para Venezuela sino para los países vecinos de la región, es muy importante.

Argenpress: Volviendo a Estados Unidos, con Obama o sin Obama, el Plan Colombia se mantiene, es un ariete de vital importancia para la estrategia continental de Washington en Latinoamérica. ¿Qué relaciones de fuerza crea eso acá entre nuestros países? Lo pregunto porque con este dispositivo tenemos al imperio cada vez metido en nuestra casa, con una serie de bases por toda la región y el Plan Colombia como cabeza de toda esa parafernalia militar. ¿Qué hacemos ante esto?

Atilio Borón: Ante esto me parece importante fortalecer los mecanismos de integración política dentro de los países de América Latina empezando por los de América del Sur, que son países que están más autonomizados de la influencia aplastante de Estados Unidos en la región centroamericana y del Caribe. Esta autonomía es menor en el caso de Chile, un país que está muy sujeto a los avatares de la política norteamericana. De hecho Chile se ha convertido en un portavoz de los intereses norteamericanos en la región; eso quedó patentemente demostrado en la reunión del ALCA en noviembre del 2005 en Mar del Plata, donde la defensa del modelo norteamericano quedó a cargo del presidente chileno Ricardo Lagos y del mexicano Vicente Fox, para deshonor de esos países. Mientras tanto, lo que hay que hacer es fortalecer nuestra autonomía nacional mediante acuerdos de integración; ir trabajando con Brasil, con Argentina, para que junto con Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador se vigorice un escenario latinoamericano que tenga mejor capacidad de negociación con el imperio, y que poco a poco vaya haciendo posible la remoción de esas bases, aumentando los potenciales de autonomismo nacional de nuestros diferentes países en el sentido de evitar esa sujeción tan absoluta a los designios del imperio que ejerce Estados Unidos sobre naciones muy pequeñas o muy débiles como el caso de Paraguay o el caso de Bolivia, naciones muy presionables, porque son naciones que desde el punto de vista económico tienen una cierta fragilidad, pero que han demostrado, sobre todo el caso de Bolivia con un liderazgo impresionante como el de Evo Morales, una enorme capacidad de resistencia, una gran dignidad nacional. Por tanto, hay que fortalecer eso, así que creo que estos son los imperativos del ahora y no caer en la confusión de pensar que con Obama puede venir un capitalismo de rostro moreno, de rostro mulato, un capitalismo humano, porque eso sería un error fatal. Capitalismo es capitalismo, con este rostro o con otro rostro; la lógica es la misma, los principios productores son los mismos, los objetivos fundamentales del proyecto económico son los mismos, sólo que los intérpretes de la obra cambian, pero el guión es exactamente el mismo de forma tal que no hay espacios para hacerse ninguna ilusión. Nosotros tenemos que seguir haciendo la tarea de construcción de la unidad latinoamericana, hacer real el sueño bolivariano, y en función de eso nuestros países van a poder ir mejorando y progresando y teniendo un futuro mejor, asegurando un futuro mejor para sus hijos. De lo contrario seguiremos sumergidos en esta barbarie y en este subdesarrollo que por el momento sigue siendo absolutamente degradante, ofensivo ante cualquier espíritu medianamente crítico de nuestro tiempo. Para decirlo sólo con un dato revelador, y el ejemplo podría repetirse en cualquier país latinoamericano con características no muy distintas: en Guatemala, en Centroamérica, durante la temporada de la zafra cañera, que dura cuatro meses, desde noviembre hasta marzo, trabajan niños indígenas entre 10 y 11 años con jornadas laborales de 12 horas; se trabaja de sol a sol, de 6 de la mañana a 6 de la tarde, y esos chicos prácticamente no reciben paga alguna, trabajan descalzos y trabajan 7 días a la semana, no hay vacaciones, no hay sábado ni domingo, el único día en que interrumpen sus labores es el 25 de diciembre. Eso es un escándalo que mueve a una convocatoria a la revolución, y sin embargo está dado en un país en donde este horror no aparece prácticamente en ninguna de las grandes noticias que circulan por nuestra América. Es importante tener en cuenta que todavía en América Latina seguimos sumidos en esta situación. Esa es nuestra realidad cotidiana, natural, aceptada.

Argenpress: Hablamos de las bases militares estadounidenses en la región. Esto lo podríamos ligar con el supuesto combate al narcotráfico que promueve la Casa Blanca, este nuevo demonio que se ha venido construyendo estos últimos años y que justifica, entre otras cosas, el Plan Colombia y el futuro Plan Mérida. ¿Constituye eso, en definitiva, una nueva estrategia de control de nuestros países?

Atilio Borón: El narcotráfico, los paramilitares, las bases militares: acá hay datos muy interesantes. ¿Cómo podría explicarse que en un país como Colombia, que está prácticamente ocupado por fuerzas norteamericanas, algunas abiertamente visibles y otras en forma encubierta, el cultivo de la coca se haya expandido el 26% el año pasado si, supuestamente, esas fuerzas están para combatir el auge de la narcoactividad? Lo mismo ocurrió en Afganistán con el cultivo de la amapola de la cual se extrae luego la heroína: país ocupado por las fuerzas militares norteamericanas, y el cultivo de la amapola sigue creciendo. Es decir: acá hay un entramado de intereses muy fuertes que está detrás del negocio del narcotráfico. No nos podemos olvidar que el narcotráfico es funcional al lavado de dinero, y el lavado de dinero tiene como sus grandes beneficiarios la banca de los países del capitalismo desarrollado. Son ellos los que sostienen esas cuevas de ladrones que son los paraísos fiscales. De manera tal que me parece que el combate al narcotráfico, si se mantiene la presencia militar norteamericana, si se mantiene el peso de los paramilitares como elemento de disuasión y de control político y militar sobre las poblaciones de América Latina, va a seguir creciendo porque es un gran negocio. Además, lo que habría que preguntarse es por qué Estados Unidos no hace algo para mejorar la salud pública de su población y evitar tener una masa tan enorme de consumidores de estupefacientes en su propia sociedad; si no hubiera tal demanda, no habría la oferta. Creo que el problema acá es desarrollar una política integral de salud pública en Estados Unidos para acabar con el flagelo de la drogadicción. De esa manera, desaparecida la demanda, va a ser muy difícil que pueda seguir habiendo toda esta proliferación de cultivos y de tráfico de drogas que existe en todo el mundo. Pero el gran mercado que atrae a todo ese negocio infame es la existencia de una masa de consumidores enorme en los Estados Unidos de América. Estados Unidos tendría que preguntarse por qué esa sociedad genera esa patología con rasgos tan profundos y tan gravísimos como los que tiene ese país. Me parece que habla por sí mismo de la alienación que genera el capitalismo norteamericano en vastos segmentos de su población.

Foto: Atilio Borón, sociólogo argentino, Profesor de Teoría Política y Social, de la Universidad de Buenos Aires, investigador principal del CONICET. / Autor: Secretaría Cultura


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Crisis mundial: Fracasan los rescates y las políticas económicas


Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Un incidente judicial acaba de ilustrar, como pocos, el fracaso de las autoridades estatales para contener la bancarrota capitalista en curso. La agencia de noticias Bloomberg se ha visto obligada a entrar con un recurso ante la justicia federal para forzar a la Reserva Federal de los Estados Unidos (el Banco Central) a que informe sobre sus préstamos y otras operaciones de rescate a los bancos.

El recurso menciona que se encuentran en vigor once ‘facilidades' bancarias por más de dos billones de dólares (lo cual no incluye el paquete rescate de 700 mil millones de dólares votado en septiembre pasado). La Reserva Federal se niega a informar a qué bancos destinó el dinero y sobre los montos otorgados, pero por sobre todo quiere ocultar a qué valor compró o tomó como garantía los activos, bonos o títulos ofrecidos por los bancos. Existe la sospecha firme de que la Reserva Federal los ha tomado muy por encima de su valor de mercado, que en promedio está por debajo de la mitad de su valor nominal, o directamente no encuentran demandantes que le pongan un precio. Este premio a los bancos en situación de cesación de pagos anuncia colosales pérdidas para el Banco Central, que deberá vender esos activos por debajo del precio al que los compró en el caso muy probable de que los bancos rescatados no devuelvan los préstamos. El secreto comercial de los bancos, en los que se ampara la Reserva Federal para negarse a brindar la información de sus operaciones, choca con la obligación de hacer públicos los actos de gobierno. En el límite, el Estado capitalista opera frente a sus ciudadanos con las mismas normas de ocultamiento que el capitalista privado lo hace con sus clientes o competidores. El problema adicional es que la Reserva Federal ha comenzado a desarrollar ahora una política de emisión de dólares en gran escala ("política de metas cuantitativas"), para lo cual deberá incorporar a su balance, sea como garantía o por adquisición, montos aun mayores de activos y de mucha menor calidad.

La decisión de salir a emitir dólares obedece al fracaso de las operaciones de rescate desarrolladas hasta ahora, que se limitaban a los bancos. La Reserva Federal ha decidido salir a comprar cualquier título que se le ofrezca por parte de corporaciones no bancarias, ante la evidencia de que los bancos no han reanudado los créditos a pesar de las operaciones de salvataje. Los bancos tienen naturalmente sus razones para no hacerlo: los pronósticos de producción y de demanda apuntan hacia bajas muy pronunciadas. El mercado hipotecario en Estados Unidos, Gran Bretaña y España sigue cayendo, los desalojos crecen y los precios futuros de la vivienda siguen cotizados a la baja. La totalidad del mercado mundial se encuentra en recesión; el consumo se encuentra en caída libre, luego de haber sido incentivado artificialmente durante un largo período por medio de un crédito irrestricto. Las operaciones estatales de rescate chocan, por lo tanto, con la tendencia depresiva de la economía mundial; numerosas corporaciones capitalistas deben ir a la quiebra, porque su capital se ha convertido en negativo y la crisis les ha quitado la parte de mercado que gozaron durante el ascenso.
Fracasan los rescates

Estamos ya no frente a una bancarrota capitalista sino ante el fracaso de las tentativas estatales para contenerla -lo cual plantea un enorme problema político, pero por sobre todo anticipa una escalada de la crisis mundial. En efecto, hasta ahora, como resultado de las propias características del endeudamiento internacional, el dólar y el yen se han venido fortaleciendo porque los contratos de crédito se habían hecho en esas monedas. Esta valorización ha creado una burbuja con la deuda pública norteamericana, que ha subido enormemente, al punto que ha pasado de un rendimiento del 3-4% a casi cero en poco menos de dos años. Muchos analistas opinan que esta tasa anuncia que esta burbuja está a punto de pincharse, en cuyo caso una huida de capitales del dólar podría provocar un derrumbe monetario internacional.

Para un columnista del Financial Times (1/12) la salida sería simplemente ignorar al sistema bancario: el Banco Central -dice-, debería tomar a su cargo la financiación de la economía mediante la total nacionalización de los bancos en forma expresa o por omisión, en este último caso convirtiéndose en el prestamista del conjunto del sistema económico. Sería la única forma de evitar una deflación y la depresión económica mundial. Pero no solamente los bancos se encuentran operando en el vacío; los pulpos financieros no bancarios (‘hedge funds') han establecido un corralito internacional para contener el retiro de fondos invertidos en ellos. Esta paralización del sistema financiero capitalista ya está poniendo a los estados y municipios de Estados Unidos, que manejan sus presupuestos por medio del crédito, en una situación de bancarrota. Al final, toda la técnica de la banca central moderna -de la que tanta su ufanan los economistas y a la que tanto reverencian los izquierdistas-, se ha reducido a lo siguiente: en lugar de dejar que los bancos caigan, como en el 30 (las bancarrotas de todos modos han crecido), ahora los mantienen en estado vegetativo a un costo impresionante. Incluso una nacionalización integral de la banca, remotamente posible bajo el capitalismo, sólo sería eficaz si sirve para una reorganización integral de la economía mundial sobre nuevas bases. O sea bajo otro Estado.
El eslabón débil

Las explosiones económicas que va produciendo la crisis mundial son cada vez más frecuentes e intensas. Desde marzo, cuando Bush le regaló el banco de inversión Bear & Sterns al J.P. Morgan (ahora es el J.P. Morgan el que se encuentra amenazado de quiebra), hasta el reciente mega rescate del Citigroup, pasando por la quiebra de Lehman Brothers y el rescate de la aseguradora AIG y de las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae, la crisis mundial se ha tornado más violenta. Los seguros contra cesación de pagos son cada vez más caros y están menos disponibles, lo cual paraliza el escaso crédito disponible. El equilibrio inestable que procuran mantener los gobiernos se rompe con más frecuencia. Es lo que estaría a punto de ocurrir, de nuevo, con los llamados países emergentes, que han venido sufriendo una sistemática salida de capitales, debido a la necesidad de devolver los créditos que permitieron su ingreso. La pseudo estabilización de las monedas de estos países, lograda gracias a préstamos de la Reserva Federal a países como Brasil o la India, o a la intervención del FMI en varios países del este de Europa, está a punto de agotarse. En efecto, Rusia parece haber decidido dejar que se acentúe la desvalorización del rublo y China acaba de devaluar su moneda, el yuan, precisamente cuando Bush y Paulson le reclamaban que hiciera lo contrario, revalorizarla. Cualquier devaluación brusca en algunos de estos países, que sería impulsada por una renovada salida de capitales, también tendría la capacidad de producir un derrumbe monetario internacional y precipitar, esta vez, una salida del dólar. Una onda de devaluaciones de países emergentes se llevaría puesto el paquete de rescate de los Kirchner a partir de la estatización de las AFJP.

Es que la madre de todas las soluciones, la economía china, ya ha entrado en la ruta de la recesión y aun de la crisis financiera. La información sobre el cierre de miles de empresas no deja dudas. Pero también es necesario tener presente que gran parte del capital que se presenta como oriundo o propio de China está en realidad financiado por la Bolsa de Hong Kong. La restauración del capitalismo en China no ha producido todavía su propio capital nacional, por eso su burguesía raquítica aparece como una intermediaria del capital financiero internacional. China tiene sus reservas hipotecadas en Estados Unidos, e incluso las ha aumentado durante esta crisis, a falta de mejor destino.
Viejos conocidos

Obama se ha visto obligado a nombrar su gabinete con una enorme anticipación a la fecha de traspaso del mando, incluso porque quizá deba adelantarla. En los puestos económicos claves ha colocado a los padres intelectuales de la crisis mundial actual, pues fueron los clintonianos los que ultimaron todas las medidas de desregulación que hoy estallan a nivel mundial. Esto ya nos está diciendo que no los eligió, como dice la prensa, por su consistencia: lo hizo porque no tenía otra alternativa dentro de la clase capitalista. Tampoco es cierto, como dicen algunos, que lo mejor para salir de un pantano es convocar al que nos metió en él; ahí está la prueba de Cavallo, que fuera convocado por De la Rúa para desarmar la crisis de la convertibilidad. El programa de este equipo ‘del cambio' es el que se está aplicando, pues es un hecho que hay ya un co-gobierno en este punto. Aunque Obama se pinte como un nuevo Roosevelt y prometa programa para reactivar el consumo, es necesario recordar que Roosevelt gobernó después del derrumbe bancario y cuando la depresión ya se había instalado, en tanto que Obama lo hace cuando la burguesía reclama que evite lo primero y lo segundo. Ya muchos comentaristas están avanzando la opinión de que Obama será un fracaso no anunciado.
La miseria de la colaboración de clases

Las burocracias sindicales y el centroizquierdismo siguen enfrentando la crisis con un conservadorismo brutal. Creen que va a durar poco y que en todo caso puede superarse por medio de "políticas económicas". En realidad están defendiendo su propia posición social. La defensa del derecho al trabajo, en las condiciones de la crisis actual, plantea una lucha de conjunto contra el capital, pues la salida capitalista a la crisis implica la destrucción de fuerzas productivas, en especial la del trabajo.

Autor imagen: Nick - AMATEURILLUSTRATOR.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte X – Final)

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

Sintetizando

Perón nacionalizó, hace 60 años, los Ferrocarriles Argentinos. Toda una paradoja histórica con la realidad actual. Porque con la misma iconografía y simbología utilizada por Perón para su nacionalización, ayer con menem y hoy con estos administradores K del Estado es utilizada para la aprobación de la nefasta Ley de Reordenamiento Ferroviario. Ley que legalizará impunemente el saqueo y destrucción definitiva de los ferrocarriles y la explotación de sus trabajadores.

Vuelvo a repetir, con la nacionalización se recuperaron las tierras cedidas a los ingleses y franceses, hoy serán enajenadas a precio vil, donadas o regaladas. Todo esto y más ocurre, en estos tiempos, cuando esa iconografía se esgrime y se utiliza también para la reorganización del Partido Justicialista. ¡Cuánta hipocresía y mentiras juntas!

Esta Ley no soluciona el grave problema de los ferrocarriles en la Argentina, ni contribuye a la solución de los problemas en el sistema nacional de transporte que está colapsado.

A todo esto se proyecta otra falacia, como la Falsaria Re Estatización del F.C. Belgrano Cargas. La infraestructura de este ferrocarril y de todos los otros modos de transporte (carreteras, ríos, aeropuertos, etc.) es del Estado, son propiedades de la nación. No hay nada que reestatizar. Sólo van a modificar y ratificar acuerdos con los concesionarios amparados en la nueva ley de reordenamiento para beneficiarlos e incorporar nuevos interesados como las corporaciones mineras..

Tras la novelesca y estrafalaria transferencia de Aerolíneas Argentinas y Austral que se está gestando, más la cuestión AFJP, ahora el lavado, perdón la moratoria, todo a través del parlamento, el Gobierno trata de poner en marcha la llamada Re Estatización del Ferrocarril Belgrano Cargas, que actualmente lo opera una heterogénea sociedad formada por tres compañías locales, una firma china y tres sindicatos.

Por medio del decreto 1771, la presidenta Cristina Kirchner dispuso que se rescinda, de común acuerdo, la concesión otorgada en 1999 al gremio de la Unión Ferroviaria (UF) y que se transfieran los bienes y activos a las dos nuevas sociedades estatales (ADIF Y SOF) que surgieron de la ley de reordenamiento del sector.

El plazo para el rescate es de 90 días, lapso en el cual la empresa seguirá en manos de la actual gerenciadora que integran las firmas Iecsa (ex Macri), la china SH, Roggio y Emepa y los gremios de la UF, La Fraternidad y la federación de camioneros de Hugo Moyano.

Pero la pelea es dura. Los representantes de los diversos intereses chocan. Todo se demora, a eso hay que sumarle la inutilidad patética de las autoridades. Nadie puede poner en marcha nada, menos un ferrocarril.

Según el decreto de Re Estatización, la Secretaría de Transporte y los responsables de la empresa tendrán que "evaluar el cumplimiento de las obligaciones contractuales y conciliar las cuentas y todos los activos y los pasivos".

Desde que fue declarado en "emergencia", en abril de 2006, el Gobierno destinó unos $ 200 millones para los sueldos y las obras prioritarias del F.C. Belgrano Cargas. Y ahora lo que queda por resolver es un rojo de casi $ 50 millones que se generó por la falta de pago de los subsidios contractuales que debía desembolsar el Estado. Este Estado siempre paga, nada controla.

Recordemos que el 28 de Febrero de 2008 fue aprobada la Ley de Reordenamiento Ferroviario y promulgada el 25 de marzo, ya advertíamos entonces que dicha ley tendía a profundizar el modelo menemista impuesto en la década del 90. A la luz de los nuevos acontecimientos se empieza a verificar que, efectivamente, la administración kirchnerista va en ese sentido. Por medio de esa ley se crearon dos empresas: La Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado y la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado; por medio de los decretos 630 y 631 de fecha 16 de abril se designa al Diputado por la provincia de Salta Marcelo López Arias a cargo de la Operadora y a Juan Pablo Schiavi al frente de la administración de Infraestructura. Clara señal de cuál es el tinte que pretenden que tengan estas empresas: Schiavi fue Subsecretario de Obras y Servicios Públicos del Gobierno de Carlos Grosso (menemista), titular de una cartera de Planeamiento y Obras Públicas de Telerman y Jefe de campaña de Mauricio Macri en las últimas elecciones; López Arias fue integrante de Intransigencia y Movilización Peronista (de Saadi padre), y fue mutando para, en los 90, (cuando era Senador por Salta) realizar en la Cámara Alta una encendida defensa de las privatizaciones de los ferrocarriles impulsada por el menemismo; hoy es Kirchnerista. Toda una coherencia ideológica y política..

Es decir que primero crearon la ley y luego designaron a los hombres vinculados en su momento con el menemismo para llevar adelante el proyecto;..¿Cuál es el proyecto? En el acto de asunción de estos dos nuevos funcionarios, el 25 de abril, Julio de Vido, Ministro de Planeamiento dijo entre otros conceptos que " En nuestro Plan de Desarrollo Estratégico, que llega hasta el año 2016, el ferrocarril juega un rol fundamental. Pondremos al ferrocarril al servicio de las necesidades de la economía nacional, hace veinte años atrás la hidrovía no existía, ahora existe y hay que pensar de qué manera asistimos a la hidrovía en el marco del sistema ferroviario, también hay que analizar de que manera complementamos al sistema multimodal".

O sea que pondrán al ferrocarril al servicio de las necesidades económicas particulares, no nacionales.

Veamos esas necesidades:

El plan requiere no sólo instrumentos de financiamiento, porque para eso están las empresas que lo proponen, la banca internacional, y los Estados, sino “fundamentalmente”, tratados binacionales que faciliten los pasos fronterizos (rutas bioceánicas), vías fluviales navegables, puertos , represas hidroeléctricas, sistemas de transporte marítimo, en fin, las vías adecuadas para que con el menor costo se obtenga y se trasladen los bienes comunes que, como se sabe, expresa mejor el concepto depredador que el de recursos naturales.

Creemos que, lamentablemente, en lo que respecta a cargas éste es el "plan estratégico"; efectuar con Chile, Bolivia, Paraguay y Brasil tratados para desarrollar "corredores bioceánicos", los proyectos que involucran a nuestro país son:

Paranagua - Antofagasta (Vía Foz do Iguazu, Brazil - Ciudad del Este - Paraguay - Formosa o Resistencia - Argentina - Antofagasta / Mejillones - Chile). Santos - Antofagasta (Vía Corumbá - Brasil - Santa Cruz de la Sierra, Yacuiba - Bolivia - Pocitos - Salta - Socompa - Argentina - Antofagasta / Mejillones - Chile). Porto Alegre - Antofagasta (Vía Uruguaiana - Brasil - Paso de los libres - Corrientes - Resistencia - Salta - Socompa - Argentina - Antofagasta / Mejillones - Chile).

Buenos Aires - Valparaíso (Vía Mendoza - Las Cuevas - Argentina - Los Andes - Valparaíso / Concepción - Chile). Bahía Blanca - Concepción (Vía Zapala - Argentina - Llonquimay - Concepción - Chile). Bahía Blanca - Valdivia / Puerto Mont (Vía San Carlos de Bariloche - Argentina - Puerto Mont / Valdivia - Chile).

Reiteramos que son "proyectos" o sea que todavía no se determinó si se van a realizar todos o algunos, por lo pronto en diciembre del 2007 "se cayo" la licitación del Trasandino Central por el trazado original de Las Cuevas, pero ya se presentó un nuevo proyecto para hacer un nuevo trazado más bajo (y más caro). Ver La Nación-Comercio Exterior – página central – 02/11/08.

Veamos. “Será una obra que tiende a balancear las cargas” dice y agrega “Este proyecto cambia la forma de transporte y de distribución de las cargas. El tráfico bilateral hoy tiene una relación 80% de carga que sale desde Argentina y un 20% de carga chilena que entra” Hugo Eurnekian, sobrino del titular de Corporación América.

Estas declaraciones reafirman el papel de corredor bioceánico que tendrá el Ferrocarril Trasandino. Habrá tres proyectos. Tendrá una nueva traza de 23 km, que costaría U$S 3.000 millones. Otro de 43 km y el de 52 km.

Para este proyecto trabajan tres consultoras de ingenierías. GeoConsult (Austria), Geodata (Italia) y Grimaux (Argentina). Además contrataron a las consultoras Esinec y TGI (argentinas)

También se realizan obras para la construcción de un anillo de circunvalación ferroviario y de tal forma unir los puertos del eje San Martín - San Lorenzo - Rosario - General Alvear; como así también la obra Empalme Ugarteche, posibilitará el acceso al Puerto de Buenos Aires de las formaciones del sistema ferroviario de trocha ancha por el acceso Junín, por el que actualmente ingresa el Ferrocarril Belgrano de trocha angosta en Retiro.

Al observar uno puede determinar que esto va en sintonía con lo expuesto más arriba. Son "rutas" para sacar nuestros Recursos Naturales y nada tiene que ver con la Reactivación de los Ferrocarriles Argentinos. Claramente queda al descubierto que lo que pretenden reactivar son algunas Líneas Troncales (y de este a oeste) para ponerlas al servicio de las necesidades de la economía cuando es necesario la Reconstrucción Integral de los Ferrocarriles (que en nuestro país llegaron a tener 47.000 kilómetros de vías) para volver a conexionarlo, para integrarlo, para favorecer las economías regionales, para recuperar los 870 pueblos fantasmas que quedaron cuando el ferrocarril dejó de pasar.

A esta altura cabe preguntarse que va a pasar con todo el resto de los bienes que aún quedan de los Ferrocarriles Argentinos. Bienes de inmenso valor que corresponden a miles de hectáreas en las zonas más ricas de nuestro país y a las estratégicas trazas de ingreso a las principales ciudades, como así también las playas de maniobras. Allí se producirá el gran negocio inmobiliario como ya lo intentaron hacer con 38 hectáreas de terrenos ferroviarios en la ciudad de Mendoza, generando una movilización con corte de calles por parte de la población el 13 de mayo pasado.

En lo referente al transporte de pasajeros, el plan también va en dirección de tener un Ferrocarril para los corredores troncales, que se reactiven, así lo indica el proyecto del tren de media velocidad a Mendoza, los de la zona metropolitana y algunos trenes turísticos entre los que se encuentran los de alta velocidad. Respecto a los de la zona metropolitana que tan malos servicios han prestado a lo largo de estos años, se van a continuar con los mismos concesionarios (Metrovías, Ferrovías, TBA y UGOFE), pero dejaran de ser "Operadores y Contratistas de Obras" y se convertirán en "Gerenciadores" de los servicios". Por esa tarea, cobrarán "honorarios y subsidios" por medio de la OF (Operadora Ferroviaria).

Es en ese sentido que las empresas están implementando la aplicación de las Normas ISO 9000 y 9001 que no son obligatorias, pero que al ser de arancelamiento y posicionamiento de las empresas les permitirá "cobrar" más por sus "servicios" y a su vez ampliar su radio de acción en el negocio ferroviario (por ejemplo EMEPA que participa en el proyecto del tren bala).

A su vez como toda la implementación la están realizando los trabajadores (con planillas en las que ponen nombre y legajo) y no consultoras, por un lado se ahorran dinero y por otro se quedan con toda una información detallada del estado y situación de la infraestructura, materiales, etc. Y con los empleados que realizaron dicho relevamiento, lo cuál pueden utilizar, en caso que sea necesario, para hacerlos responsables en eventuales situaciones de conflicto, también avalados por la ley de Reordenamiento Ferroviaria.

Habrá que ver que actitud toman las empresas con los empleados cuando sean gerenciadoras y, por ejemplo, los ramales sean eléctricos (San Martín, Roca, eventualmente el Belgrano Norte), Coterráneos (Sarmiento) con nueva tecnología, nuevas vías, etc.

También habrá que ver que actitud toman los sindicatos, la burocracia sindical cómplice y el progresimo clasista muy preocupados por el economicismo salarial.

Todo tiene que ver con la entrega del patrimonio nacional. Lo dijimos en reiteradas oportunidades: El Ferrocarril es patrimonio del Pueblo, no de un Gobierno.

FUENTES: Belgrano Norte - El boletín de los trabajadores Ferroviarios. Archivo Mo.Na.Re.FA.

El presidente de la Sociedad Operadora Ferroviaria (SOF), Marcelo López Arias, adelantó en un reportaje que el pasivo del Ferrocarril Belgrano Cargas será asumido por el Estado. En un reportaje que concedió a El Cronista preciso que ese pasivo es de alrededor de $ 40 millones y que se haría cargo de pagarlo la Secretaria de Transporte o la propia SOF con fondos futuros de ingresos por fletes.

Además, en ese reportaje pinta como nadie la filosofía Re-Estatizadora del Gobierno Nacional, es decir, que serán cerealeros/sojeros como lo denunciamos al inicio de la gestión de Néstor Kirchner, con el agregado hoy, de las corporaciones mineras.

Marcelo López Arias además dice:

- La ley establece un respeto absoluto a los sistemas que están concesionados a operadores privados. Sólo asumiremos la gestión de los ferrocarriles cuyos concesionarios quieren devolverlos al Estado o los de las provincias que lo pidan.

- ¿Cuando largan la gestión real de un ferrocarril?

- El 31 de diciembre empezamos con el Belgrano Cargas. Estamos terminando tareas de inventario y conciliación de cuentas para completar la devolución del tren que esta en manos de una operadora privada de emergencia (conformada por tres privados locales, tres sindicatos y una firma china).

- ¿Hubo alguna intervención del Estado en ese ferrocarril durante esta transición?

- La Secretaria de Transporte esta aportando recursos para reparación mínima tanto en materia de infraestructura como material rodante, y la SOF también viene trabajando en la supervisión de las inversiones que se están haciendo.

- ¿En qué se concreta ese apoyo de la SOF?

- Estamos terminando la rehabilitación del ramal cerealero que va desde Pichanal hasta Joaquín V. González, en Salta, el que se une por el Norte con el puerto del Chaco y de Rosario. Este ramal hace 18 años que no funciona, hemos llegado a sacar árboles de las vías de tanto abandono que había. Esto lo hizo la operadora privada con fondos de la Secretaria y bajo el control de la SOF. También se terminarán a mediados de diciembre las obras para habilitar el acceso al Puerto de Barranqueras (Chaco).

- ¿Qué falta ahora para el traspaso del Belgrano Cargas?

- Estamos viendo el pasivo que deja la empresa y quién se hace cargo. Se podría hacer cargo el Estado o los irá cancelando la SOF con fondos futuros de ingresos por fletes. Son alrededor de $ 40 millones, según el análisis de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), pero estamos viendo si puede aparecer algún otro pasivo para tomar la resolución final sobre su destino. (El Cronista - 19/11/2008)

Confesión de parte, relevo de pruebas. No hay nada más que agregar a esta historia de los Ferrocarriles de Fomento primero, allá a principios del siglo pasado, Ferrocarriles del Estado después y hace 60 años, cuando se nacionalizaron todas las líneas férreas pasó a llamarse Ferrocarril Belgrano, y finalmente, durante la destrucción menemista de los ferrocarriles, Ferrocarril Belgrano Cargas, cuyo concesionario primario fue la Unión Ferroviaria, dado a que lo administre sin licitación como pago por los buenos servicios prestados de José Pedraza y Cía. Luego en tiempos de Néstor Kirchner, sobrevino, al tiempo, la macrinización del F.C. Belgrano Cargas, más tarde alojaron a los camioneros y así con el manoseo y bastardización de este ferrocarril que tiene más de 100 años y que su construcción tenía que ver con la integración y vertebración de las economías regionales.

Termino este trabajo sobre el F.C. Belgrano Cargas, repitiendo uno de los conceptos que refrendábamos como una cuestión de principios liminares allá por 1988 cuando Ricardo Alfonsin de la mano del inteligente Rodolfo Terragno quería tupacamarizar el Sistema Integrado de Transporte Ferroviario, Industria y Comunicaciones, tal como se había formado después de su nacionalización.

El Estado y las Empresas Estatales son instrumentos para defender el Patrimonio Nacional. Dependerá en manos de quienes están esos instrumentos, para que sean utilizados para una mayor dependencia o para la liberación nacional.

La Empresa Ferroviaria que nosotros proponemos y necesitamos debe ser: Propiedad del Estado, monopólica y eficiente, democratizada y desburocratizada, sin compartimientos estancos, descentralizada con regionales o zonas que tengan auténtico poder de decisión en las cuestiones particulares, y centralizada para definir y coordinar los grandes objetivos nacionales que debe cumplir. Comunicado de la Seccional Organismo Central de Capital Federal de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles - Argentinos - 1988.

Ver también:
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte IX)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte VIII)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte VII)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte VI)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte V)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte IV)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte III)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte II)
- La falsaria estatización del F.C. Belgrano Cargas (Parte I)

Juan Carlos Cena es autor de:
* El Guardapalabras, memoria de un ferroviario (agotado)
* El Cordobazo, una rebelión popular (agotado)
* El Ferrocidio 1º edición (agotado) 2 º edición (ampliada y corregida)
* Crónicas del Terraplén (cuentos)
* Secretario General del Organismo Central Capital Federal del Personal Técnico de los Ferrocarriles Argentinos (APDFA) (1984-1989)
* Miembro Fundador del Mo.Na.Re.FA - Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinas.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: ¿Está dispuesto el gobierno a tomar medidas de fondo?


Eduardo Lucita (LA ARENA)

Como pocas veces en la economía mundial el ciclo alcista iniciado en 2003 tuvo una sincronización tan fuerte, prácticamente ningún país quedó al margen. Esa sincronización continúa ahora en la fase descendente.

Las tesis del desacople se desvanecieron antes de desplegarse en su totalidad, nadie duda ya que región alguna o país pueda salir indemne de este tsunami económico. Las condiciones de la crisis actual fueron largamente anunciadas pero se manifestaron ampliamente recién a partir de mediados del 2007. Precisamente es por ese tiempo que el ciclo expansivo de la economía argentina comenzó a mostrar sus limitaciones. El proceso inflacionario iniciado en 2006 ya comenzaba a socavar la capacidad de compra de los ingresos populares, mientras crecían los subsidios a las empresas y el peso de los pagos de la deuda se hacía sentir.
No hay blindaje

El gobierno nacional parece que no percibió que la crisis se generalizaba, una y otra vez repitió que la economía nacional estaba blindada, que el alto nivel de reservas y los superávit comercial y financiero garantizaban ese blindaje. Incluso aprovechando la debilidad relativa de la administración Bush la presidenta en su paso por los EE.UU. les espetó que los que necesitaban un "plan B" eran ellos, los del norte, afirmando así que Argentina estaba a buen resguardo.

Pero la quiebra de Lehman Brothers aceleró la propagación de la crisis, los precios de las materias primas se desbarrancaron y la recesión mundial tomó formas concretas. Los organismos internacionales pronostican fuertes bajas, o crecimiento nulo, para los países centrales. Entre nosotros las exportaciones se debilitan, hay dudas sobre cual será el nivel futuro de los superávits gemelos y no hay financiamiento a la vista.

Nuevamente en el exterior, ahora desde Libia, cuando la crisis ya hacía sentir sus efectos por estos lares, CFK reconoció: "Es ingenuo creer que hay países que no puedan ser tocados o alcanzados por coletazos de esta crisis sin precedentes". Sinceramiento tardío pero sinceramiento al fin ante la evidencia insoslayable que en el país las empresas habían comenzado ya el ajuste preventivo: suspensiones, baja de personal contratado o temporario, adelanto de vacaciones y tareas de mantenimiento, reducción de horas extras, despidos. Se anticipan así a los malos tiempos por venir.
Impotencia estatal

Frente a la evidencia el gobierno ha tomado una serie de iniciativas de las que este diario ha informado con precisión. El llamado Plan Anticrisis, no más que una serie de medidas agrupadas en un proyecto sábana, va desde el blanqueo de capitales más permisivo que se recuerde; moratoria impositiva y previsional; reducción de costos laborales para nuevos empleos; condonación de deudas impositivas a pequeñas empresas a cambio de blanquear personal, hasta nuevas prebendas al sector petrolero para que inviertan y recuperen reservas e incrementen la capacidad de refinación y aportes estatales para reducir el costo financiero al sector automotriz.

El plan implica una fuerte transferencia de ingresos a favor de los empresarios y una vez más beneficia a sectores cuyos balances muestran altas tasas de ganancias. Es también un reconocimiento de la impotencia estatal frente a los capitalistas. Impotencia que no es nueva pero que se agudiza con el paso del tiempo. ¿Cuántos blanqueos y moratorias se han ensayado en las últimas décadas? Cada ensayo es más permisivo que el anterior, y los resultados poco y nada se notan. La reducción de costos laborales para crear empleo o legalizar trabajo en negro ya se ha intentado. ¿Si nada de esto dio resultados en momentos de alza del ciclo, porque ahora sí, cuando ingresamos de lleno en la fase descendente?
Soluciones precarias

Para el 2009 se proyectan tasas de crecimiento del PBI entre el dos y el cuatro por ciento. No son despreciables si se las compara con las proyecciones en los países centrales, pero son un aterrizaje duro si se toma como referencia el crecimiento de los últimos años. La caída de la demanda, que ya se hace sentir, se acentuará y el empleo, los salarios y la pobreza estarán en el centro de la tormenta.

La CGT, atada por sus compromisos, sólo atinó a demandar que se dupliquen o tripliquen las indemnizaciones, proyecto que inmediatamente archivó. Más realista la CTA reclama prohibición de despidos por seis meses. El gobierno recurre a negociaciones de buena voluntad con los empresarios y a los recursos preventivos de crisis, como si hubieran demostrado alguna efectividad. Todos actúan como si la "anormalidad" fuera a durar por unos meses. Sin embargo la crisis, que todo indica no será breve, recién esta desembarcando y como sabemos los paliativos son de corta duración.

Otra perspectiva

Sin embargo hay alternativas. El conflicto de los mecánicos santafesinos es un caso testigo. La empresa (GM) intenta despedir a 156 contratados (el sindicato dice que en realidad son 206 porque hay 50 accidentados) sobre un total de 2300 trabajadores. El Smata local no acepta despidos y contraoferta la disminución de 1 hora de la jornada para el total del plantel. Una reducción mayor a la que propone la empresa y que garantiza la continuidad laboral para el conjunto del plantel.

El gobierno nacional tiene la potestad suficiente como para declarar la "emergencia laboral": prohibición de despidos y suspensiones por un año y reducción de la jornada para repartir el trabajo existente entre todos, sin alterar los salarios.

Las obras públicas anunciadas se concretan y se orientan a trabajos mano de obra intensiva y a satisfacer necesidades básicas insatisfechas de la población (viviendas, agua potable, efluentes cloacales) constituyen una propuesta más que positiva.

Por otra parte hay margen para defender la producción local frente a la avalancha importadora, elevando los aranceles para terceros países (extra Mercosur) hasta el 35% admitido por la OMC, cuando el promedio actual es del 14%.

La fuga de divisas -un ejercicio permanente de las clases poseedoras- provoca descapitalización y presiones sobre el tipo de cambio. Bloquear la salida de capitales, imponer el control de cambios y del comercio exterior (lo hicieron los conservadores en la crisis del '30) intervenir la banca y estatizar los depósitos para orientar el crédito (lo hizo el primer peronismo) pueden ser la base, con las medidas anteriores, de un programa de naturaleza diferente a lo ensayado y proyectado hasta ahora.

Es otra perspectiva, otro camino para superar la crisis. La disyuntiva está en si lo que se pretende es apenas limar los impactos más duros de la crisis o si efectivamente hay decisión para enfrentarla, y reconocer en qué clases hay que apoyarse. La crisis puede ser una oportunidad para torcer el rumbo definitivamente.

Foto: La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner observa una obra expuestas en la Casa Rosada. / Autor: Presidencia de la Nación.

Eduardo Lucita es integrante de EDI (Economistas de Izquierda).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La resistencia ambiental

Oscar Taffetani (APE)

Cerro Alegre ya está dejando de hacerle honor a su nombre. Ese pueblo, lo mismo que otros de Soriano, Uruguay, sufre la pérdida de las napas de agua potable, debido a la plantación masiva de eucaliptus para las pasteras.

Ciento cincuenta familias de Cerro Alegre -se ha denunciado- reciben el agua potable en camiones cisterna, porque se secaron los pozos del pueblo y para encontrar agua deben hacer perforaciones profundas, muy costosas.

De este lado del Uruguay (que en guaraní significa "río de los pájaros") los montes se están quedando -paradójicamente- sin pájaros.

Se ha denunciado que miles de palomas, loros y cardenales murieron recientemente, debido al empleo abusivo de agroquímicos.

"En 34 hectáreas -relató el guardafauna Alfredo Casella a un matutino de Buenos Aires- registramos unas 30 mil aves muertas, principalmente palomas y loros, pero también especies como cardenales; y al ser época de nidificación, por cada hembra muerta hay que contar cuatro huevos que quedaron sin incubar".

"Pudimos determinar -completa el cronista- que el veneno tenía efecto residual, ya que junto a cadáveres en mal estado había pájaros todavía agonizantes. Además, en cuanto morían se les reventaba el buche y el grano quedaba expuesto a ser comido por otro pájaro. También murieron comadrejas, zorros, zorrinos, peludos, caranchos, chimangos, halcones y halcones peregrinos, por consumir pájaros intoxicados..."

Estas cosas que pasan (catástrofes, para decirlo con precisión) la tienen sin cuidado a Botnia. Porque Botnia no se ocupa de plantar álamos ni eucaliptos en Soriano, sino de comprárselos a las empresas -uruguayas o no- que los producen.

Tampoco están preocupadas Dow Agro Sciences, ni Monsanto, ni las otras productoras de agroquímicos, por los pájaros que se mueren en los campos linderos al río de los pájaros. Ellas sólo venden herbicidas (así lo explicarán sus abogados), pero no los aplican, ni determinan los ritmos y las cantidades.

El Estado (bobo) argentino y el Estado (bobo) uruguayo, por otra parte, se limitan a cumplir con el papel que el poder trasnacional les ha asignado en este ciclo de la economía mundial.

Entonces, desde los municipios e intendencias, desde las gobernaciones y aún desde el gobierno central, reciben guardapolvos, cajas de alimentos, pequeñas donaciones y coimas (oh, coimas) para hacer la vista gorda, para hacer la vista ciega o para dejar pasar, sin más trámite, a los ejércitos de la destrucción ambiental.

Todo bien en Cerro Alegre. Aunque ya no hay agua. Todo bien en el río de los pájaros. Aunque se está quedando sin pájaros.

Políticas de Estado

En una columna publicada en El Argentino de Gualeguaychú, a comienzos de este año, decíamos que la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) -firmada por todos los presidentes del Cono Sur el 31 de agosto de 2000- no era otra cosa que un plan maestro para la adecuación de las economías del subcontinente a las necesidades del poder económico trasnacional.

Los presidentes que firmaron aquel documento (De la Rúa, Batlle, Fujimori, Banzer, Noboa, Cardoso, Lagos y González Macchi) ya no ocupan sus respectivos sillones presidenciales. Y sus gobiernos, en casi todos los casos, terminaron mal. Sin embargo, la IIRSA sigue en ejecución, sin que se hayan modificado un ápice su propósito ni su espíritu.

"El llamado Eje de Capricornio de la IIRSA -escribimos- trabaja sobre la circulación de materias primas y mercaderías del Atlántico al Pacífico y viceversa, uniendo puntos estratégicos como las zonas francas del norte de Chile, los yacimientos bolivianos de El Mutún y las acerías y puertos brasileños, con un convidado de piedra energético, llamado Paraguay".

"El llamado Eje de la Hidrovía Paraguay-Paraná trabaja sobre la antigua ruta de El Dorado que ensayaron los conquistadores españoles para llevarse el oro y la plata del Potosí, hace cuatro siglos. En ese Eje, el río Uruguay, su cuenca, los pueblos ribereños y su gente ocupan apenas un subcapítulo".

"Entre las obras para ese subcapítulo figuran la Mejora de accesos e infraestructura portuaria del puerto de Nueva Palmira; la Circunvalación vial Nueva Palmira y sistemas de accesos terrestres a los puertos y la Construcción del ramal ferroviario Mercedes-Puerto de Nueva Palmira. Para esos proyectos, muchos diseñados a la medida de Botnia, ya se ha acordado una inversión binacional de casi 500 millones de dólares, facilitada por el BID..."

Por eso, cuando leemos en un titular de estos días que "Botnia ya produce tanta celulosa como 30 papeleras argentinas" (Clarín, 9/11/08), no hacemos más que verificar que la única política de Estado que se cumple sin variaciones ni altibajos es aquella que está determinada desde los centros del poder trasnacional.

Y cuando Michelle Bachelet y Cristina Kirchner, mandatarias de dos países en donde las reservas de agua dulce son estratégicas, levantan la protección ambiental sobre los glaciares de la Cordillera, permitiendo que mineras depredadoras como Barrick Gold dinamiten montañas, cambien el curso de los ríos y contaminen las aguas con cianuro, verificamos una vez más ese triste escenario.

Combate desparejo

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, creada a partir del conflicto con Botnia, sigue funcionando. Han intentado de mil maneras desviarla, desacreditarla, hacerle cometer errores o bien licuarla en un mar de indiferencia, pero sigue allí. Gualeguaychú fue una campanada de alerta y un ejemplo para otras comunidades, a ambos lados del río.

Aunque la trama de intereses abarque hoy la entera superficie del globo, el ejemplo de Gualeguaychú, lo mismo que el de la victoriosa Asamblea de Esquel, quedarán allí plantados y alerta, como un mensaje claro a las generaciones que vienen.

Las batallas de la resistencia son múltiples y pequeñas. Funcionan por acumulación. Se propagan como mensajes llameantes en un mundo cansado y sin esperanzas. Saludemos la llegada de esas batallas.

Si hay conflicto ambiental es porque han aparecido (por fin) las voces en disonancia. Si hay conflicto ambiental es porque la vida, en sus múltiples y secretas formas, se abre camino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El gobierno empantanado luego de vetar la ley de Protección de Glaciares

BIODIVERSIDADLA

Este lunes debía dar comienzo el “foro” para consensuar una nueva ley de glaciares en la secretaría de Medio Ambiente, luego del veto de Cristina Fernández que argumentaba que no podía darse “preeminencia a los aspectos ambientales por encima de actividades que podrían autorizarse”, como proyectos mineros y petroleros. Con el repudio de gran parte de la opinión pública, de sus propios legisladores y de las organizaciones sociales que se hicieron presentes en las custodiadas puertas de las oficinas de Romina Picolotti, el primer encuentro fracasó y el conflicto ya se cobró el puesto de la funcionaria.

La ley de Protección de Glaciares (26.418) establece preservar el ambiente glaciar por considerarlo reserva estratégica de recursos hídricos y proveedores de agua. También determina la creación de un inventario nacional de glaciares con un señalamiento básico: la prohibición de “la exploración y explotación minera o petrolífera” en áreas glaciares y en el ambiente que lo circunda. A fines de octubre los senadores de la Nación votaban la ley, con sólo tres abstenciones. Sin embargo el 10 de noviembre, mediante el decreto 1837/08, la presidenta vetó la ley que sus propios diputados y senadores impulsaron y votaron, argumentando los excesos en los que caía ya que “la prohibición de actividades descripta en el referido artículo 6º del Proyecto de Ley, de regir, podría afectar el desarrollo económico de las provincias involucradas, implicando la imposibilidad de desarrollar cualquier tipo de actividad u obra en zonas cordilleranas”. [1]

La versión más sólida sobre este veto es la que señala la directa presión del gobernador de San Juan, José Luis Gioja, que impulsa en su provincia los mayores emprendimientos mineros, como Veladero-Pascua Lama (Barrick Gold) que se desarrolla y extiende sobre varios glaciares. Gioja cuenta además con la abnegada colaboración de un delfín dentro de la secretaría de Minería de la Nación, Jorge Mayoral. De modo que en la informalidad ya se habla del “veto Barrick” a la ley de glaciares.

“Las opciones del gobierno eran dos, dilatar, ganar tiempo y no hacer nada en el futuro, o a partir de evaluar el año electoral sacar una norma que no tenga nada que ver con este proyecto original”, explica Luis Zamora en la protesta frente a la secretaría de Medio Ambiente el pasado lunes. En efecto, para sacar la nueva norma el gobierno impulsa este “foro de consensos”, que intenta articular intereses económicos con medio ambiente. “La nueva ley que pretenden redactar implica una fachada de que siguen protegiendo los glaciares, pero en realidad quitarían todas las disposiciones que pueden afectar las exportaciones de la megaminería y de las petroleras. Eso le permitiría al gobierno sostener que sigue en la defensa de los glaciares y al mismo tiempo no tener problemas con las empresas”, agrega Zamora.

El diputado Miguel Bonasso, titular de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara baja, rechazó participar en el encuentro junto a Picolotti y Filmus y afirmó que el único “foro institucional por excelencia es el Congreso”. También estaban llamados a participar del foro la secretaría de Minería, los gobernadores de las provincias cordilleranas, y los legisladores nacionales interesados. El objetivo: una nueva ley, más “flexible”. Mientras tanto, la ley de glaciares volvió al Congreso, pero a la Comisión de Minería, dominada por los esbirros de Barrick Gold. La ley vetada, al retornar al Congreso, puede ser ratificada con el voto de las dos terceras partes de los legisladores. Como el ejecutivo ya no podría vetarla, rápidamente instó a su bloque oficial para que se retirara de la discusión en el parlamento y se abocara al debate en el Foro Filmus-Picolotti.

Este lunes iba a realizarse el primer encuentro del supuesto “foro”, y al esparcirse la noticia la Regional Buenos Aires de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) decidió hacer manifiesto su repudio y exigir “la ratificación de la ley de glaciares aprobada por unanimidad por el Congreso Nacional”. Las diversas organizaciones sociales y ambientales que integran el espacio se hicieron presentes con carteles y volantes repudiando el encuentro. El edificio de San Martín 451 amaneció tapiado por gruesas cortinas metálicas, y así permaneció hasta el fin de la protesta. “Participamos en este escrache porque es terrible lo que pasó con el veto a la ley de glaciares. Nosotros venimos hace mucho en el marco de la UAC luchando contra la megaminería en gran escala a cielo abierto, contra los agronegocios y contra la contaminación industrial, apoyando toda lucha emancipatoria”, señala Nicolás, del Espacio Chico Mendes, miembro de la UAC.

“El gobierno ha entrado en una trampa de la que no sabe cómo salir bien parado”, explica Cristina Martín de la ONG Conciencia Solidaria y miembro de la UAC. “La cordillera es una fábrica del agua, los glaciares son la reserva natural de agua potable que tenemos. Creemos que es imprescindible una ley de protección a los glaciares. Nosotros no tenemos estadísticas de nuestros glaciares, y el gobierno sólo está discutiendo cómo dejar la ley en jirones, lo que evidencia que sólo busca la manera de no alterar los intereses mineros y petroleros”, afirma.

A poco de iniciarse el escrache a este “foro” un funcionario de bajo rango invitó a subir a los miembros de la UAC y tener una charla dentro de la secretaría. Moro, miembro de la Agrupación Tupac Amarú (en la UAC) narró lo sucedido: “Dentro de la secretaría nos recibió un hombre del del equipo de Fernando Melillo, de apellido Moretto. Ellos plantean que efectivamente el foro va a existir, porque insisten en que la ley habría incurrido en algunos errores técnicos. Nosotros le dijimos claramente que consideramos que no es técnico, sino que es una decisión política de no seguir manteniendo esta situación a favor de las mineras. Que nosotros desconocíamos el foro y que ratificábamos en todo el texto de la ley que fue votada por el Congreso. Pero ellos dicen que 'hay una posibilidad de mejorarla y lograr un consenso' y que llevemos nuestra posición. Nosotros les dijimos que ya veíamos que este foro iba a estar mayoritariamente formado por los interesados en que las mineras sigan funcionando, que nuestra oposición ahí iba a ser marginal y que en todo caso avalaba la entidad de este foro. Por lo tanto le informamos que no íbamos a concurrir porque nosotros consideramos que ellos ya tienen una decisión tomada: sacar una ley a medida de los intereses mineros”. Las distintas versiones sobre la reunión que se estaba gestando en el despacho de Picolotti dan cuenta de la falta de acuerdo entre los propios miembros del oficialismo y de resonantes ausencias, lo que desembocó en una reunión fracasada. El dato político que acompañó ese fracaso fue el pedido de renuncia que desde la presidencia le hicieron a Romina Picolotti, hoy ex funcionaria nacional.

A las puertas de la secretaría también se acercaron miembros del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que elaboraron una carta-informe dirigida al senador Daniel Filmus y a Romina Picolotti, como responsables del foro para la nueva ley de glaciares. En el escrito -que dejaron en manos de los funcionarios de la secretaría de Medio Ambiente-, los científicos afirman que “no existen antecedentes mundiales de operaciones mineras, petrolíferas, industriales o arquitectónicas de gran dimensión, en o sobre formaciones glaciarias o periglaciarias que hayan resultado de nulo o mínimo impacto sobre las mismas”. En otra parte de la carta el INTI es categórico: “no parece serio ni creíble invocar principios de responsabilidad social empresaria, y menos aún, de gobernanza democrática socialmente responsable, para sostener hipótesis a todas luces sin antecedentes ni fundamentos”. Respecto de la ley sancionada por el Congreso, desde el INTI opinan que “difícilmente pueda encontrarse una norma superadora ya que es clara, pertinente, eficiente y suficiente”. Y a los miembros del Poder Ejecutivo llama “a un asesoramiento profesional y responsable para rectificar el veto (...) desoyendo las presiones de lobystas de intereses subalternos”. [2]

Con gran parte de su tropa sublevada, ante un año electoral, y con una directa relación con los intereses de las empresas que forman parte del “modelo extractivo” y de saqueo, el Ejecutivo Nacional medirá cuánto está dispuesto a pagar por sostener esos privilegios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

ATILRA Rosario defendió su sindicato contra una patota enviada por la conducción nacional

INDYMEDIA

El resultado de la inacción del gobierno provincial, que había sido informado previamente de la amenaza, fue un muerto y varios heridos de consideración. Este hecho podría haber sido evitado.

A las 12.30 hs del miércoles una patota alineada con la conducción nacional del sindicato lechero ATILRA irrumpió con violencia en el acto que se realizaba en esos momentos en San Luis e
Iriondo, frente a la sede de la delegación local del sindicato. El acto había sido convocado por ATILRA Rosario junto a numerosos sindicatos, en repudio a la agresión sufrida por trabajadores de Sancor el jueves pasado, también a manos de una patota de la conducción nacional. El grupo fue traído desde fuera de la ciudad en colectivos y traffics. También fueron reconocidos integrantes de la barra brava de Rosario Central.

La agresión


El grupo agresor, que empuñaba visiblemente palos y cadenas, se acercó rápida y directamente hacia los manifestantes agrupados frente a la sede sindical, y sin iniciar ningún tipo de diálogo y al grito de "¡Vamos!" empezaron a golpear a los presentes. La agresión fue respondida inmediatamente y la columna amarilla empezó a retroceder por calle Iriondo.

La refriega continuó durante media hora ante la mirada impávida de la policía santafesina, que permaneció inactiva hasta que se prendió fuego un auto por calle Iriondo. Entonces avanzó la guardia de infantería disparando sobre el grupo de ATILRA nacional, para permitir el ingreso del camión de bomberos por calle Iriondo, separando a los dos sectores.

La policía hizo retroceder una cuadra al grupo agresor, dividiéndolo en dos partes, hasta que desde el sector de ATILRA nacional solicitaron una tregua. Luego se alejaron, aunque aparentemente una cantidad importante se quedó a la espera sobre el Patio de la Madera.

La conducción nacional del sindicato lechero ATILRA es detentada por Héctor Ponce, quien se encuentra alineado con Hugo Moyano.

En tanto que ATILRA Rosario compartía el acto con la CTA Rosario, Aceiteros, Bancarios, Prensa, Empleados de Comercio, AMMAR, docentes de AMSAFE Rosario y AMSAFE Santa Fe y la UOM Villa Constitución, además de Manos a la Obra, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Obrero y otras numerosas organizaciones.

El asesinado

Luego de los enfrentamientos fue hallado el cuerpo de una persona, Hugo Cornejo, asesinado con un disparo. Cornejo sería cordobés y habría llegado con el grupo portador de pecheras amarillas, que responde a la conduccion nacional.


A pesar de que algunos medios difundieron la versión de que habría dos personas asesinadas, las fuentes tanto policiales como judiciales desestimaron permanentemente esa versión.

Cornejo aparentemente habría sido asesinado en la esquina en Cafferata y Rioja, y dicha esquina se encuentra a dos cuadras de donde ocurrieron los enfrentamientos. Como las balas no doblan las esquinas, es plausible suponer que recibió el disparo de parte de personas que se encontraban allí mismo, con él, es decir, parte del contingente de ATILRA nacional.

Durante la tarde de ayer fue cobrando fuerza, inclusive dentro de las fuerzas policiales, que se habría tratado de un enfrentamiento interno entre el sector que responde directamente a ATILRA nacional y un grupo de barrabravas de Rosario Central contratados como fuerza de choque. El motivo habría sido una discusión acerca del pago correspondiente a los barrabravas contratados.
Los heridos

Numerosísimos fueron los heridos. Entre aquellos que pudo verificar Indymedia Rosario, se contó como el de mayor gravedad el secretario adjunto de ATE Rosario, Gustavo Martínez, quien fue herido por un piedrazo que lo dejó inconsciente varios minutos. El referente sindical fue trasladado al Hospital Centenario, donde los estudios realizados afirman que no percibió lesiones óseas ni neurológicas, aunque seguirá en observación dada la importancia del golpe.

También recibió un duro golpe el historiador, especializado en movimiento obrero, Leónidas "Noni" Ceruti, que se había acercado al acto a expresar su solidaridad. Ceruti recibió un duro golpe en el rostro y debió ser trasladado para su atención.

A la larga lista también se suman varios delegados de ATILRA Rosario con importantes cortes en el cuero cabelludo y el rostro, el ex secretario de ATILRA Rosario, Edgardo Barbero, con un corte en el pómulo y Claudia Lucero, secretaria de AMMAR Rosario, que recibió golpes en las piernas.
La zona liberada


La conducción de ATILRA Rosario había advertido al gobierno de la provincia hace dos días acerca de la posibilidad de que se produjera hoy esta agresión. La policía estuvo presente en el lugar desde las 9 de la mañana, pero permitieron el acercamiento de la patota, que se concentró con toda tranquilidad en la intersección de Córdoba e Iriondo (de hecho, la policía cortó el tránsito para facilitar esto) y la dejaron actuar. La policía había cortado la calle San Luis, pero no Iriondo, la calle más obvia para ir desde Córdoba e Iriondo hasta San Luis e Iriondo.

A pesar de haber sido consultados repetidas veces por integrantes de Indymedia Rosario, todos los oficiales presentes se habían negado a explicar cuál era su política de prevención antes de la llegada de la patota. Luego, resultó obvia: no tenían ninguna.

Durante la tarde de ayer, diversos funcionarios practicaron el deporte de lavarse las manos. Pese a todas las excusas vertidas por el Ministro de Seguridad, Daniel Oscar Cuenca, y el Secretario de Seguridad Pública, Dr. Carlos Raúl Iparraguirre, destacó sin embargo por su perverso sentido del humor el Ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfati, quien afirmó que "sabiendo que va a haber un conflicto que ya lo preveían, por qué no suspendieron el acto".


Bonfati pretende culpabilizar a ATILRA Rosario, que había solicitado la asistencia del estado por todas las vías formales con días de anterioridad, en vez de hacerse cargo del abandono que su gobierno hizo de los vecinos y de los trabajadores rosarinos que no pudieron ejercer su derecho de manifestarse libremente. En cambio, el gobierno sí garantizó que la banda agresora pudiera llegar sin obstáculos hasta la sede de ATILRA Rosario.

Quizás Bonfati no está practicando el cinismo, sino que intenta desesperadamente disimular los problemas que tiene el gobierno provincial con sus fuerzas de seguridad. Sin embargo, vale también recordar que Bonfati demostró mucha más efectividad preventiva en marzo pasado, cuando la neoliberalísima Fundación Libertad organizó un seminario. El gobierno provincial cercó un tercio del microcentro de Rosario y reubicó centenares de policías en el marco de un mega-operativo que duró tres días y que controló exhaustivamente los movimientos de todos los vecinos de la zona.
El allanamiento

Hacia las 14 horas, cuando la situación parecía haberse calmado, la policía sorprendió cerrando la calle San Luis por Iriondo y Crespo, y bloqueando la puerta de la sede de ATILRA, afirmando que iban a requisar a todos los presentes y allanar la sede sindical por orden judicial. El propio Comisario Mayor Daniel Toledo, jefe de la Unidad Regional II, se hizo presente en la sede sindical para supervisar el operativo.

Veintisiete personas fueron demoradas, entre integrantes de ATILRA Rosario, referentes de organizaciones que expresaban su solidaridad y periodistas. Entre ellos, la presidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, e integrantes de las conducciones del sindicato de Prensa, AMSAFE provincial, AMSAFE Rosario, además de dos corresponsales de Indymedia Rosario y uno de Redacción Rosario.

Entretanto, según contaron los vecinos, parte de la patota agresora se quedó sobre el parque del Patio a la Madera esperando el desarrollo de los acontecimientos (para ser literales: "Están tomando cerveza", dijeron algunos vecinos).

A todos los demorados al interior de la sede se les tomaron los datos y se les realizó una pericia para verificar la presencia de restos de pólvora en sus manos. La presencia policial en el sindicato persistió hasta casi las 20 horas.

La jueza interviniente, María Laura Pérez Vara, dejó trascender hacia el final del día que se habrían encontrado dos armas de fuego y el caño de una escopeta en el allanamiento. Desde la conducción de ATILRA Rosario expresaron numerosas dudas sobre este hallazgo y deslizaron la posibilidad de que se los hayan "plantado" para intentar culpabilizarlos por la víctima fatal.
El acto de repudio

Pasadas las 19 horas se realizó un nuevo acto de repudio, que contó con aún mayor participación que el que había sido convocado por la mañana (¿quizás debería haber sido suspendido, de acuerdo a esta nueva "doctrina de prudencia Bonfati"? La "doctrina Bonfati" vendría a ser el razonamiento de que si organizo una actividad y alguien pudiera venir a agredirme, debo suspenderla inmediatamente, ya que con la protección de las garantías constitucionales por parte del estado no debo contar).

En el acto, Norma Ríos, presidenta de APDH Rosario, afirmó que "nosotros vinimos acá a las 9 de la mañana a un acto de solidaridad y casi terminamos asesinados por la burocracia sindical que vino a matar, compañeros. No a quitar este sindicato. Vino a matar primero, y a quitar el sindicato después".

Gustavo Brufman, secretario de COAD, advirtió que "evidentemente todos hoy podemos tener mucho más claro hasta donde están dispuestos a llegar. Esta es la burocracia nacional de ATILRA, esta es la responsabilidad de Ponce. Vienen contra los que creemos verdaderamente en la democracia sindical, y no vamos a ceder, compañeros".

Edgardo Quiroga, de SITRAM San Lorenzo, vinculó este hecho con la crisis en ciernes y reclamó la necesidad de reforzar los cuerpos de delegados. "La crisis se va a profundizar en los próximos meses, enero y febrero nos va a encontrar a todos en las calles, y nos va a encontrar peleando los sindicatos contra las patronales, o nos va a encontrar a todos unidos en un gran plenario de delegados que ponga de pie a todo el sur provincial".

Por su parte, Víctor Vega, secretario general de ATILRA Rosario, agradeció a todos los presentes su colaboración para evitar que la patota tome el gremio, y solicitó la continuidad del apoyo. "Vamos a seguir necesitando de esta solidaridad de todos los trabajadores, porque están dispuestos, demostraron en el día de hoy que están dispuestos a tomar por la fuerza, sea como sea, el gremio. Entonces vamos a necesitar el apoyo de todas las organizaciones, vamos a tratar de de coordinar, vamos a tratar de armarnos, de agruparnos, estar todos juntos, cuidando las instituciones que defienden los derechos de los trabajadores".

Vega aseguró que "No vamos a permitir que las patotas vengan a tomar de prepo los sindicatos. Eso fue en la década del 70, con la dictadura, acá se terminó eso. Los trabajadores tenemos que estar organizados y defender nuestros lugares, desde donde podemos defender a los trabajadores".

Por su parte, el ex secretario de ATILRA, Edgardo Barbero, afirmó que "acá fue la patota de Ponce que vino a hacer una masacre, un desastre. Y se tiene que hacer cargo de esos trabajadores muertos, porque realmente traer trabajadores a una masacre como esta no es digno de ningún dirigente. El podría haber venido a hablar las veces que quisiera. Podría haber tomado recurso legal si tenía algún problema. Nada, trajo banda, patota, a romperle la cabeza a la gente. Eso no es digno de ningún dirigente gremial. Y se tiene que ir del gremio".
Burocracia y democracia sindical

Pocas veces como en la escena de ayer se vio con tanta claridad qué significan las dos grandes propuestas de organización para los trabajadores, más allá del discurso de los medios corporativos, que intentan tapar lo evidente y reducir a agresores y agredidos a una única categoría de "grupos enfrentados". Son ayudados en este sentido por funcionarios como el ministro Bonfati, deseosos de encontrar culpables para lavar las propias responsabilidades.

Pero lo que ocurrió ayer fue la intervención de un sector de la burocracia sindical, una cúpula que ha acumulado privilegios y teme perderlos, y que está dispuesta a asumir cualquier tarea con tal de evitarlo. Se puede decir que fue una acción violenta, y lo fue. Pero toda acción de la burocracia es violenta, porque lo es desde su corazón, porque niega derechos a sus representados trabajadores, les niega participación y los trata como clientes cautivos, otorgándole dádivas y arreándolos a su conveniencia.

El otro modelo, que no existe de forma perfecta en ningún sindicato en nuestro país, pero que intenta ser aplicado de buena fe en muchos lugares, es el modelo de la democracia sindical, la que otorga participación a los trabajadores para que se hagan cargo de sus propios destinos, la que considera que se puede ser dirigente sin convertirse en un corrupto descarado.

Los dirigentes de ATILRA Rosario siguen yendo a trabajar y no cobran un centavo por arriba de su sueldo anterior. Por eso la patota encontró a Ariel Chávez, secretario adjunto de ATILRA Rosario en Sancor: estaba cumpliendo su jornada de trabajo. Su dirigente histórico, Edgardo Barbero, dejó voluntariamente el cargo de secretario general para que se renueve la conducción sin por eso dejar de participar en la construcción del proyecto. No se aferró al sillón como han hecho tantos otros dirigentes.

La calidad humana de los integrantes de la conducción de ATILRA Rosario junto con su compromiso por un proyecto de real democracia sindical es lo que se puso a prueba ayer. Es ese compromiso el que empujó a muchos trabajadores lecheros a defender un gremio que realmente los contiene.

Y también se demostró en el hecho de que muchos de los presentes no eran trabajadores lecheros ni le deben nada, al menos nada material al sindicato. Y fueron al acto y se jugaron la piel defendiendo a ATILRA Rosario del ataque de la burocracia. Lo hicieron por su compromiso militante, porque quienes acompañaron ayer a ATILRA Rosario son activistas de muchos sectores distintos, unidos para defender a un grupo que defiende una forma de organización por la cual también luchan ellos.

Ese compromiso es algo incomprensible para la burocracia, que se maneja con los códigos de la mafia, y porque no puede entenderlo, no puede calcularlo. Por eso fracasó Ponce en su intento de copamiento.

Imagen 1: El secretario de ATILRA nacional supervisa todo de manera prudente. / Autor: INDYMEDIA

Imagen 2: La patota de ATILRA Nacional (de amarillo, armados con palos) avanzan sobre los integrantes de la regional Santa Fe. / Autor: INDYMEDIA

Imagen 3: La patota de ATILRA Nacional (de amarillo, armados con palos) avanzan sobre los integrantes de la regional Santa Fe. / Autor: INDYMEDIA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Duro informe en la Corte Interamericana por las cárceles mendocinas

Jorge Hirschbrand (MDZOL)

Ocurrió durante la audiencia fijada en México por el máximo tribunal regional en materia de Derechos Humanos. El objetivo era conocer si existieron mejoras en las condiciones de detención luego de las medidas provisionales que tanto el Estado nacional como el provincial deberían haber puesto en marcha. Los abogados peticionarios y el representante de la Comisión Interamericana aseguraron que la situación no cambió.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, que sesionó ayer en la Ciudad de México, recibió un durísimo informe sobre la situación carcelaria en Mendoza. Ocurrió durante la audiencia en la que participaron los abogados mendocinos peticionarios ante el tribunal y representantes del gobierno mendocino, funcionarios de la Nación y el comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Florentín Menéndez.

Los discursos escuchados por los jueces –menos por el argentino Leonardo Franco, quien se excusó por tratarse de un asunto de su país- concluyeron en que la situación penitenciaria sigue en crisis, y actualmente no están dadas las condiciones para levantar las medidas provisionales, a pesar de las promesas hechas por subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Sebastián Godoy Lemos, que viajó a México acompañado por la directora de Derechos Humanos, María José Ubaldini.

La postura del gobierno de Jaque fue insistir con que no existe la necesidad de mantener en vigencia estas medidas, y manifestaron que no es necesario que la Corte Interamericana siga interviniendo porque se trata de un asunto que se puede resolver en Argentina.

Los abogados Alfredo Guevara y Carlos Varela Álvarez, quienes fueron los primeros en tener la palabra, hicieron una exposición basada en cuatro puntos principales: una encuesta realizada a 400 presos de la cárcel de Boulgone Sur Mer sobre las condiciones de detención; un informe redactado por la Federación Argentina de Colegios de Abogados –donde se sugiere demoler el viejo penal-, un hábeas corpus aceptado por el conjuez Roberto Lemos, para mejorar la situación del pabellón 3, y un documento entregado por el capellán Roberto Juárez con una serie de planteos y reclamos hechos por personal penitenciario.

"Esto demuestra que no sólo nos interesa que se respeten los derechos de las personas detenidas, sino también de quienes trabajan en el penal en condiciones que no se pueden aceptar", afirmó Varela Álvarez.

En la agenda de la Corte había cuatro temas que debían ser tratados, y todos vinculados con las medidas que deberían haberse cumplido desde octubre del año pasado a la fecha. El interés de los magistrados era conocer el efecto causado, el estado actual de las cárceles, una evaluación y si se habían registrado nuevos hechos de violencia.

En esta última parte existió una diferencia entre los funcionarios mendocinos y los peticionarios. Los primeros aceptaron una sola muerte violenta, como consecuencia de un homicidio, mientras que los abogados consideraron que los suicidios registrados y el hecho de que un interno se haya electrocutado son ejemplos de la falta de atención profesional y de los problemas de infraestructura que tiene el sistema penitenciario local.

Jorge Cardozo y Javier Salgado fueron las personas designadas por la Cancillería argentina para exponer frente a la Corte. El discurso de quienes representaron al Estado nacional resultó ambiguo hasta que Cardozo hizo público el reconocimiento de que no están dadas las condiciones para que se levanten las medidas.

Esa posición fue consolidada posteriormente por Florentín Menéndez, cuyas palabras resultaron contundentes, al considerar que las cárceles mendocinas continúan siendo "inhumanas". Y solicitó a la Corte autorización para hacer una visitar personal, que se concretaría entre marzo y mayo del año que viene.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: Ordenamiento territorial. ¿Quién manejó los pinceles coloreados?

COPENOA

Ésa es la pregunta que se formula Martín Herran, ingeniero, docente e investigador universitario, ecologista desde hace dos décadas, tiempo durante el cual se involucró en no pocos conflictos ambientales, en los que, según sus palabras, los grandes perdedores ha sido, en todos los casos, los pobladores humildes del campo, los que no tienen siquiera la tierra sobre la que viven y que dependen casi exclusivamente de los bosques que habitan.

En esta oportunidad, Herran expresa su indignación al mirar, asombrado, la cantidad y ubicación de las "zonas verdes" en el mapa que, según la Ley 26.631, decidirá el futuro de los bosques provinciales, y por supuesto, de sus pobladores."Esperaba un mínimo de dignidad y justicia de parte del gobierno en este procedimiento de ordenamiento, que ya venía viciado de entrada al imponer a la sociedad un debate sobre políticas ambientales antes de resolver la cuestión de fondo: el derecho a la tierra.

"Siento una inmensa indignación, porque fuimos más de un millón de personas las que pedimos al gobierno nacional, el año pasado, que detuviera esta aniquilación de los bosques del norte argentino. Las selvas y montes salteños, como los de las provincias vecinas, están en estado crítico, y nos encontramos con que los organismos y personas que tenían que decidir la terapia a aplicar, están agravando la situación. Parece el caso de un enfermo grave de pulmón al que una junta médica le dice que fume como máximo dos paquetes de cigarrillos por día".

Y no exagero: se ha pintado de verde (o sea, tierras en las que el bosque, por su bajo valor de conservación, puede ser eliminado y reemplazado por cultivos) a grandes extensiones de los departamentos de Anta y Rivadavia Banda Sur, zonas que figuran entre las más arrasadas del país por los desmontes de la dupla soja-pasturas.

En particular, se está entregando a los intereses especulativos el destino de lo poco que queda del Impenetrable en suelo salteño, un bosque muy seco y muy denso a la vez, y - me consta - muy poco estudiado como para asegurar que tiene un bajo valor de conservación, ya que es hábitat de especies en extinción como el quimilero, tatú carreta, oso bandera, pichi ciego Chaqueño (especie casi desconocida para la ciencia) y jaguar. Además, esos bosques son morada de numerosos puesteros criollos, los que aún quedan después del continuo, brutal y silencioso desalojo que se venido produciendo en el área durante los últimos cinco años. Incluso gran parte de Salta Forestal, dada en concesión a empresas privadas, figura ahora en verde, lo que a mi entender se contradice con la condiciones de la privatización.

Figuran también en verde vastas zonas de monte chaqueño al norte de los departamentos de Orán y san Martín, pobladas por comunidades indígenas, las que a la fecha siguen en pie de lucha para salvar su hogar, el monte, de la voracidad empresaria.

En lo que respecta al amarillo, causa una desagradable sorpresa ver que se ha teñido con este color ( lo que indica bosques de mediano valor de conservación y que pueden ser explotados sustentablemente) a toda la alta cuenca del Bermejo, o sea la totalidad de las serranías de Iruya, Orán y Santa Victoria, a pesar de que las selvas aquí han sido saqueadas hasta el agotamiento, con criterio minero, y de que los lugares con mediana "rentabilidad económica" están en las faldas más escarpadas de los cerros, donde la explotación maderera ocasiona permanentemente derrumbes y deslizamientos de laderas. El gobierno está pintando de amarillo a montes relictuales de una biodiversidad extraordinaria y, lo que es más grave, no estudiados. Por otra parte, y lo que es fundamental, la reglamentación de la Ley 26.631, en su anexo II, indica claramente que ningún área boscosa con pendientes superiores al 25 % será aprovechable y deberá ser incluida en los bosques de protección. Así que hay una contradicción con la ley marco, y todas estas áreas de yungas de montaña deberían estar en rojo.

El color amarillo, además, es el más ambiguo porque la ley lo determina como la superficie que queda por diferencia entre los otros dos colores, no detalla el tipo de aprovechamiento que puede hacerse, y deja en manos de las provincias y sus equipos técnicos el diagnóstico del estado de esos bosques. Es esta indefinición que da lugar a los planteos aberrantes como los de "desarbustado", que es una figura técnica hipócrita que sólo apunta a mata ecológicamente un bosque para su explotación ganadera sin eliminar la cobertura arbórea, para guardar la formalidad jurídica, pero en una total insustentabilidad.

Herran, quien asistió como invitado a dos reuniones del grupo de biodiversidad en el marco del ordenamiento, señaló asimismo que resulta claro que la opinión de los expertos no ha sido incluida, de lo contrario no estaríamos viendo tanto verde sobre territorios en los que se hallan animales casi desaparecidos en el resto del país ( tapir y jaguar entre ellos).

Es doloroso ver que técnicos contratados por el Estado con la exclusiva misión de diseñar un plan para la protección y el uso racional de los montes a largo plazo, estén mostrando un mapa en el que a todas luces tuvo más peso el criterio de expansión agropecuaria de gran escala que el de respeto a pobladores originarios y a la protección de ambientes al borde de la desaparición.

Ahora los legisladores analizarán las propuestas y aprobarán el menor de los males, porque incluso este mapa y plan de ordenamiento parece "razonable" frente a las otras presentaciones, en las que habría cerca de cinco millones de hectáreas en verde. Hay a todas luces una decisión política de no afectar los intereses de una élite empresaria que basa sus negocios de gran escala (leguminosas, ganadería y quizás pronto biocombustibles ) en la habilitación (léase desmonte) de vastas extensiones de tierras ahora ocupadas por bosques.

Basta ver como ejemplo en qué términos se expresa el ministro de ambiente, cuando dice que el gobierno debe organizar un plan de contención para los aborígenes desalojados por desmontes. Esto y negar los derechos mínimos y vitales de los pueblos preexistentes es lo mismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...