viernes, 30 de enero de 2009

Argentina, Tucumán: Decenas de familias indígenas reclaman tierras donde poder sobrevivir


PRIMERA FUENTE

Unas 40 familias integrantes de la Comunidad India Quilmes se instalaron hace un mes en un predio de Colalao del Valle con el aval del cacique de esa colectividad autóctona. Pese a que sostienen que estas tierras históricamente les pertenecen, denunciaron amenazas de terratenientes que reclaman la titularidad del inmueble. Tras la feria, la Justicia deberá dirimir sobre este conflicto.

Desde el 27 de diciembre, 40 familias integrantes de la Comunidad India Quilmes ocupan un predio de cuatro hectáreas en Colalao del Valle hecho que generó un conflicto judicial entre los habitantes originarios y terratenientes que se proclaman dueños de ese terreno.

El instrumento legal e histórico que respalda la postura de los indígenas se asienta en la Cedula Real de Abril de 1716 entregada al cacique de Quilmes Don Diego Utibaitina, a través de la cual se le reconoce la titularidad de los territorios desde El Paso hasta Anchillos, en el límite con Salta, por parte de los Reyes de España. Ellos dictaban para América dichas cédulas reales en la época de la colonia.

Según Viviana Gómez, integrante de la comunidad, estas tierras adquieren una importancia clave para el desarrollo económico de los Quilmes. “Nos instalamos en tierras que históricamente nos pertenecen. Siempre fueron usadas por nosotros para la extracción de leña, pastoreo y alimentación de nuestro ganado. Ahora que de a poco comenzamos a levantar casas, aparecen quienes reclaman ser propietarios del terreno”, afirmó la mujer quien aclaró que jamás esas tierras fueron cercadas por particular alguno que las reclamase para si.

El predio en cuestión, ubicado a 300 metros de una escuela secundaria de la zona y a un kilómetro de Río del Hombre Muerto, es reclamado hoy por una sociedad denominada Aráoz Hermanos que ya presentó un amparo para la simple tenencia del terreno ante el juez de Paz de Colalao del Valle, Javier Díaz.

También se acusó al delegado comunal del lugar, Adán Díaz (PJ), de querer apropiarse de las tierras (ubicadas a 190 kilómetros de San Miguel de Tucumán) bajo el pretexto de un supuesto emprendimiento inmobiliario.

Gómez, por su parte, aclaró que cuentan con el total apoyo de la Comunidad India Quilmes por lo que ya se presentó una denuncia en la Justicia por temor a que intenten desalojarlos. A esto se le suma las amenazas que aseguran haber recibido por parte de los terratenientes que reclaman el inmueble en cuestión.

La causa volverá a tomar curso una vez que se reanude el normal funcionamiento judicial tras la feria estival. Mientras tanto, las 40 familias sobreviven como pueden al aire libre en terrenos que vieron nacer a sus antepasados.

Foto: Las tierras que hoy ocupan las familias quilmes comenzaron a ser reclamadas por terratenientes. / Autor: Patricia Nieva - PRIMERA FUENTE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.