viernes, 30 de enero de 2009

Chile: Sectores de izquierda apuestan por una alternativa democrática

Los partidos Comunista y Humanista y sectores escindidos del Partido Socialista anunciaron que presentarán un candidato presidencial en los comicios de diciembre próximo, como una alternativa democrática para enfrentar a la derecha y la coalición oficialista de centroizquierda.

Una reunión de los precandidatos presidenciales Guillermo Teillier (comunista), Tomás Hirsch (humanista), el senador Alejandro Navarro y el ex ministro Jorge Arrate, quienes se marginaron del Partido Socialista, selló este acuerdo que apunta a terminar con la exclusión política en Chile.

Los cuatro dirigentes de izquierda convocaron "a construir una expresión amplia, progresista y popular que asuma el desafío de ser alternativa real de gobierno", y en marzo se realizará la convención programática, donde se aprobará un programa único de la izquierda para las presidenciales.

En una declaración pública, expresaron que "Chile necesita con urgencia enfrentar los efectos de la crisis que el capitalismo salvaje y las políticas neoliberales aplicadas en nuestro país dejan caer sobre las mayorías nacionales y sobre nuestra economía".

Según el acuerdo, a fines de marzo se efectuará una Convención Nacional Programática para elaborar una plataforma de gobierno y se espera que la convocatoria coincida con la elección de un candidato presidencial único y unitario de la izquierda.

"Chile requiere insertarse con vocación unitaria e integradora en la amplia y creciente corriente que recorre América Latina y que se expresa en gobiernos progresistas, de izquierda, autónomos e independientes de las políticas imperialistas estadounidenses", subraya la declaración.

Acá del sistema binominal electoral, establecido en la constitución dejada por el régimen militar, los comunistas, humanistas, sindicalistas y organizaciones sociales no pueden acceder al parlamento, mientras sí favorece a los dos grandes bloques: la gobernante Concertación por la Democracia y la opositora derechista Alianza por Chile.

En varias ocasiones, la derecha ha bloqueado en el parlamento las modificaciones presentadas para cambiar este sistema.

Teillier dijo estar seguro de "que vamos a tener, en el mes de diciembre, una alternativa de izquierda sólida, democrática ante el país. Vamos a llegar a diciembre habiendo roto la exclusión en Chile, con una izquierda fortalecida con parlamentarios. En diciembre, los grandes triunfadores vamos a ser nosotros".

Hirsch, quien fue candidato en el 2005 por el pacto izquierda Juntos Podemos, sostuvo que a partir de ahora "la izquierda política y social va a trabajar por una candidatura única presidencial, apoyada por cada uno de nosotros", y que el programa de gobierno "será impulsado por distintos sectores políticos y sociales".

Navarro comentó que "queremos construir un programa, desde abajo hacia arriba, en una convención democrática, participativa, ciudadana, amplia, que recoja el sentir de la ciudadanía, para encantar a ese 50 por ciento de chilenos que no se siente identificado ni con la Concertación ni tampoco con la Alianza".

El senador, líder del Movimiento Amplio Social (MAS), se refería a los 3 millones 800 mil chilenos que no se han inscrito en los registros electorales, además de miles que como él mismo que se sienten desencantados con la Concertación.

Arrate, quien recientemente renunció a su militancia en el Partido Socialista y formó recientemente el Movimiento Socialista- Allendista, afirmó que aceptará cualquier escenario que el sector determine para escoger al abanderado.

Esta semana vence el plazo para la firma de un acuerdo electoral entre el pacto Junto Podemos Más, formado por los comunistas, humanistas y organizaciones sociales, y la coalición oficialista, integrada por los partidos Demócrata Cristiano, Socialista, Por la Democracia y Radical.

El objetivo de este convenio para los comicios parlamentarios consiste en que ambos grupos compitan en una lista "única" para doblar el número de candidatos a diputados a senadores y vencer a la derecha en aquellos distritos en donde hay posibilidades de hacerlo.

"Si responden sí, ahí veremos los lugares donde se puede romper con la exclusión. Si es no, entonces tendremos que tener una lista nuestra", afirmó Teiliier. Es muy posible que Navarro y Arrate se adhieran a este acuerdo.

Junto Podemos Más obtuvo más del 9% de los votos en los comicios para alcaldes y concejales de octubre pasado, y con la incorporación del MAS y el Movimiento Socialista Allendista elevaría esa cifra, pero se estima que nunca ganaría las elecciones.

Pero, en caso que el oficialismo no acceda a firmar el acuerdo electoral, la izquierda podría decidir llamar votar en blanco, lo que daría ventaja al candidato derechista, el millonario empresario Sebastián Piñera.

En las elecciones presidenciales de 1999 y 2005, los votos de la izquierda decidieron la victoria a favor de los candidatos oficialistas Ricardo Lagos y la actual mandataria Michelle Bachelet.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.