viernes, 30 de enero de 2009

Colombia: ¿Hacia a dónde va el Polo?

Allende La Paz (ANNCOL)

El PDA se encamina por estos días a su Congreso Nacional, el cual trazará la hoja de ruta de tan importante partido político de izquierda en Colombia. Congreso que llega en un momento especial para Colombia, tanto a lo interno como a lo externo.

Y no es para menos. A lo externo se espera que la llegada de Barack Obama a la presidencia del país del norte redefina lo concerniente a las relaciones de ambos gobiernos en materia de comercio, derechos humanos y la guerra. A lo interno, definirá hacia a dónde se dirige Colombia y si sigue o no la hoja de ruta del PDA.

Es claro que el PDA tiene a su interior tres 'tendencias' claramente definidas: revolucionaria, centro o socialdemócrata y 'uribista'. No es necesario señalar quiénes lideran estas tres tendencias, pero si es imprescindible mostrar las acciones políticas de los tres para sacar en claro cuál o cuáles le convienen al Polo.

La línea revolucionaria trabaja denodadamente, como hormiguitas, por dotar al Polo de una estructura organizativa que le permita enfrentar con posibilidades de éxito los retos a que está abocado: movilización de masas, crecimiento del Polo y otros aspectos organizacionales, su línea política, y Programa y Candidato único de cara a las elecciones de 2010. La línea centro trabaja de acuerdo con sus lineamientos y ha sido respetuosa hasta ahora de los compromisos adquiridos en el Polo. Y la línea uribista adelanta toda una campaña mediática, apoyada por los grandes medios terroristas mediáticos en poder de la oligarquía, para tratar de quebrar la columna vertebral del Polo.

En tanto las dos primeras líneas mantienen su respeto a la estructura jerárquica y acatan los pronunciamientos de su junta directiva, la línea 'uribista' hace pronunciamientos, muy bien recibidos en los medios, en los cuales se descalifican a diferentes parlamentarios, incluso al presidente de la colectividad, Carlos Gaviria, y plantea un 'golpe' de mano a sabiendas que en el Congreso no tiene el favor de las mayorías. Incluso, promovió una traición al ideario del Polo al votar favorablemente la elección del nuevo Procurador General de la Nación, candidato a todas luces contrario a ese ideario.

En esa línea a todas luces fuera del ideario de un partido de oposición se han reunido personajes disímiles, pero todos identificados en el anticomunismo más grosero, como otrora hiciera Carlos Lemos Simonds -exmilitante de la Juco y posterior liberal- y hoy hace un reconocido exponente de esa familia de traidores y renegados. A lo cual suman la acusación de que Carlos Gaviria es pro-FARC, desconociendo los pronunciamientos que sobre la lucha armada -equivocadamente o no- ha hecho el presidente del Polo y olvidando que precisamente la búsqueda de una solución política al conflicto interno es una máxima para todos los colombianos de bien y motor para muchos revolucionarios al interior del Polo.

Es de recordar que algunos de los personajes que pertenecen a la línea uribista han jugado un papel nefasto para las organizaciones en que han 'militado'. M-19, CUT, organizaciones estudiantiles, etc., etc. Que demuestra que se mueven al ritmo de una música que no es colombiana y beben whiskey a nivel de embajador en tanto les dictan lo que deben aprenderse de memoria para favorecer al mafioso y paramilitar inquilino de la Casa de Nari.

Por ello no podemos más que estar de acuerdo con el senador Jorge Robledo del PDA que 'Carlos Gaviria es, de lejos, el mejor candidato'. Y no solo a nivel del Polo. También a nivel de toda Colombia. Carlos Gaviria representa todo lo honesto, lo diáfano, lo honrado, de todos los colombianos, contrario a lo que representarán los candidatos de la narco-para-oligarquía: Deshonestidad, corrupción, mafia, paramilitarismo, etc., etc. No hay un personaje de la oligarquía colombiana que presente una hoja de vida como la de Carlos Gaviria.

Y ese es el miedo de la narco-para-oligarquía. Su crisis es de tal dimensión que no pueden enfrentarse con Carlos Gaviria y el Polo. Además porque sus colectividades están resquebrajadas por dentro. El Partido Liberal está fraccionado en uribistas y no uribistas, que muestra a las claras su apetito por la partija burocrática, práctica a la cual siempre ha estado acostumbrado. El Partido Conservador peor que el anterior y en su agonía recuperó fuerzas con la burocracia que le dejó el uribismo, para volver a caer desfallecido. Y los 'partidos uribistas' están en tal confusión, desencadenada por su propio jefe, que no saben su norte, o sur. A más que su 'unidad' es una unidad pegada con saliva de loro.

En cambio, el Polo además de tener el mejor candidato, tiene el partido de la mejor perspectiva presente y futura. Por ello es necesario clarificar de dónde vienen los golpes que encaja el Polo, adelantar la lucha ideológica con vigor y sin sectarismos, para avanzar en la construcción del partido en todos los rincones de Colombia. Este trabajo hay que adelantarlo trabajando codo a codo con nuestro pueblo, al cual pertenecemos, por cuajar la alternativa revolucionaria al interior del Polo y para el pueblo colombiano, sin dejarse desviar de su camino ni convertirse en apéndice de la narco-para-oligarquía.

Es necesario fortalecer todas las acciones del pueblo colombiano. Mítines, manifestaciones, foros, chapolas, huelgas, paros, mingas, etc., etc. Todos los campos de la lucha reivindicativa deben ser acompañados por el Polo, creando estructuras nuevas, consolidando lo vigente, e inventando, siempre inventando para logar la movilización de nuestro pueblo.

Lucha de masas. Resistencia de masas. Y nada de aventuras ni traiciones!.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.