jueves, 29 de enero de 2009

Confirman alto porcentaje de anemia en niños misioneros

MISIONES ON LINE

Más del 50 por ciento de los pequeños hospitalizados en el Fernando Barreyro presenta la afección. Los especialistas del nosocomio provincial señalan que es una enfermedad vinculada a los parásitos en la zona. Aseguran que los cuadros son de los grados más leves.

Alrededor del 50 por ciento de los niños que son hospitalizados en Pediatría tienen cuadros de anemia en sus diferentes grados.según lo indicó José Guillermo Frada, gerente asistencial del Hospital de Pediatría, Fernando Barreyro de Posadas.

El médico explicó que en nuestra zona esta afección está vinculada a la existencia de parásitos.

El especialista señaló que los parásitos producen la mayor parte de las anemias tratadas en el nosocomio, y respecto a la manera en que contraen la enfermedad el médico dijo que el calor favorece que los niños anden descalzos y favorece a la aparición de la afección en los que deambulan.

En los bebés, dijo Frada, dependen de sus mamás, generalmente aparecen estos cuadros cuando las madres no controlaron su embarazo, entonces no tienen un buen nivel de ácido fólico o hierro suficiente y en los últimos meses del embarazo el niño fija el hierro, y si su madre está anémica el niño va a heredar el déficit.

También ocurre en los niños prematuros

El especialista en pediatría explicó que el hierro tiene la función de formar el glóbulo rojo y éste es el que transporta el oxígeno a todas las células, y cuando hay anemia eso no se produce y hay varios grados de anemia.

Entre los más graves, están los que necesitan transfusión, pero que generalmente están vinculados a una patología asociada, que afortunadamente son las menos tratadas en el Hospital, y la mayoría están vinculadas a las anemias más leves.

Es necesario que el niño esté sano, para que pueda crecer bien, desarrollarse mejor y poder pensar bien.

Entre los signos de alerta, el médico indicó que un niño con palidez en las mucosas de los ojos, de las manos, las orejas y hay cierto desgano.

El especialista aconsejó a las madres a que concurran al pediatra, que cumplan con los controles seriados, sobre todo en los primeros seis meses, y saben si es necesario agregar hierro.

El médico dijo que la anemia en Misiones es una cuestión de la región, y generalmente no son de grados graves.

Según un estudio de la Universidad de Buenos Aires, publicado en el diario Clarín, el patrón alimentario de muchos niños argentinos en sus primeros doce meses de vida tiene falencias importantes: la lactancia se abandona en forma temprana; se introduce precozmente la leche común, en lugar de reemplazar o complementar la "teta" con leches maternizadas; la carne y otros alimentos ricos en hierro se incorporan a la dieta tardíamente; y se les da yogures, purés y hasta miel antes de lo aconsejado. Esto deriva en un alta prevalencia de anemias y otros cuadros que ponen en riesgo el desarrollo de los más chicos.

Los investigadores analizaron los hábitos alimenticios de 159 casos (binomios madre/hijo) y encontraron que el patrón alimentario durante el primer año de vida "tiene importantes falencias".

Según sus resultados, que coinciden con relevamientos anteriores, los niños no sólo dejan de ser amamantados tempranamente sino que, en muchos casos, tampoco reciben a tiempo alimentos que contengan hierro, aumentando el riesgo de anemia nutricional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.