jueves, 29 de enero de 2009

Grandes multinacionales siguen informando pérdidas

La empresa automotriz Ford cerró 2008 con un rojo de 14.600 millones de dólares, la peor pérdida de su historia.

Hasta ahora, la mayor pérdida databa de 2006, con 12.600 millones de dólares, mientras que en 2007 el pasivo había sido de 2.810 millones.

En el cuarto trimestre Ford perdió 5.900 millones de dólares y ahora busca pedir una línea de crédito rotativa que estará disponible en el primer trimestre de 2009, por 10.100 millones de dólares.

Neto de algunos costos no corrientes, la pérdida trimestral de Ford es de 3.270 millones de dólares en el trimestre, o sea 1,37 dólares por acción, superando la estimación previa de los analistas de 1,24 dólares.

En diciembre pasado, Ford ya había pedido un crédito de 9.000 millones de dólares.

No obstante, Ford fue la única automotriz que ha excluido recurrir a un préstamo puente del gobierno estadounidense y anunció que volverá a tener utilidades en 2011.

El grupo ha precisado que dispone de suficiente liquidez, 24.000 millones de dólares, en el cuarto trimestre.

Toshiba cierra 2008 con pérdida de 3.100 millones de dólares

La compañía nipona de equipos electrónicos y electrodomésticos Toshiba va a cerrar el ejercicio financiero de 2008, a terminar el próximo 31 de marzo, con pérdidas de 3,1 mil millones de dólares, comunicó hoy la agencia Kyodo Tsushin citando fuentes de la empresa.

Este resultado, el peor en la historia de Toshiba, es atribuible al recorte de la demanda a raíz de la crisis económica global, así como a la apreciación del yen frente a la moneda estadounidense.

El déficit anunciado por Toshiba es incluso superior al de otro gigante de la economía nipona, Sony, que cierra 2008 con un margen negativo de 2,8 mil millones de dólares.

Boeing registró pérdidas por US$ 56 millones en cuarto trimestre de 2008

La compañía aeronáutica Boeing, con sede en Chicago, Estados Unidos, registró una baja en sus ingresos netos con pérdidas por 56 millones de dólares, u ocho centavos por ciento por acción, principalmente debido a una huelga, la cual ya está resuelta.

De acuerdo al reporte financiero del cuarto trimestre de 2008 entregado por Boeing el miércoles, las ganancias del último trimestre cayeron un 27 por ciento para situarse en 12.700 millones de dólares, debido a los efectos de la huelga, la cual redujo la entrega de aviones comerciales en aproximadamente 70 unidades y sus ingresos en aproximadamente 4.300 millones de dólares.

Para todo el año 2008, las ganancias netas cayeron un 34 por ciento a 2.700 millones de dólares, con ganancias por acción de 3,71 dólares, mientras que sus ingresos cayeron un 8 por ciento a 60.900 millones de dólares. Boeing indicó que la baja en los resultados de 2008 fueron impactados por la huelga, la carga del 747 y el litigio relacionado con las reservas.

Jim McNerney, presidente ejecutivo de Boeing, reconoció que el progreso hecho por la firma el año pasado fue contrarrestado por el impacto de la huelga y el desempeño en algunos programas claves.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.