miércoles, 4 de febrero de 2009

Argentina, Tucumán: Intentan frenar la rebelión popular por las subas en la luz


PRIMERA FUENTE

El Gobierno provincial anunció que se ampliará el universo de beneficiarios de la tarifa social al incrementar los márgenes de consumo, de 300 kilovatios/hora por bimestre a 600/kilovatios/hora. La medida parece insuficiente ante lo complicado que resulta para la gente comprender los vericuetos de la facturación de EDET y encima nadie sabe como traducirlo en pesos.

El best seller del verano bien podría titularse "Los misterios de la luz", mientras miles de familias tucumanos reciben indignadas las nuevas boletas que distribuye la Empresa de Distribución Eléctrica de Tucumán (EDET), con aumentos de hasta el 500 por ciento en algunos casos, el gobierno provincial salió a anunciar que se ampliará la denominada banda social.

El interés no es otro que calmar la creciente agitación popular que no hace otra cosa que crecer día a día. De todas maneras y más allá de las explicaciones oficiales, nadie entiende demasiado bien a quién alcanza el beneficio y mucho menos se puede traducir en su equivalente en pesos. Comprender la factura de EDET es un asunto para entendido en matemática o física.

Temprano, el gobernador José Alperovich anunció que el universo de beneficiarios de la tarifa social se incrementaría a 180.000 usuarios, lo que según sus cálculos representa un 60 por ciento de los clientes de la empresa distribuidora. Poco después, el ministro de la Producción Jorge Gassembauer fue el encargado de brindar mayores detalles.

El funcionario adelantó que la intención es evitar un aumento del 25 por ciento en las boletas, un porcentaje que parece irrisorio ante la magnitud de algunos de los aumentos. "El usuario estaría pagando el consumo de más que hizo con respecto al mes anterior, lo realmente consumido pero a los precios de la tarifa anterior. Es una medida excepcional que la hacemos por 60 días teniendo en cuenta el incremento que tiene Tucumán por los efectos climáticos. Queda eliminado del aumento el 60% de los usuarios de EDET", pronosticó Gassembauer.

Explicó también que quienes ya pagaron con el incremento, recibirán una nota de crédito en las siguientes facturas. En los hechos, se decidió ampliar los márgenes de la tarifa social de los 300 kilovatios/hora por bimestre hasta 600 kilovatios/hora. De esta manera se pretende incluir a quienes antes gozaban de los beneficios y lo perdieron ante un mayor consumo debido a las condiciones propias de la época de verano.

EDET tiene unos 400 mil usuarios, 370 mil de ellos de carácter residencial y el resto comerciales. La nueva tarifa estaría vigente apenas por 60 días ya que se espera que al bajar las temperaturas el consumo acompañe y por lo tanto sea menos oneroso para el bolsillo.

Hasta ahí las explicaciones oficiales, que no parecen suficiente para calmar el fastidio que aumenta en toda la sociedad, sobre todo porque el tema es muy engorroso de comprender y bastante cercano al famoso "pague y después reclame". Encima nadie conoce a ciencia cierta cómo se implementará la nota de crédito para quienes no tuvieron otra salida que pasar por caja.

Foto: Alperovich visitó obras en Yerba Buena y pidió cautela ante el fastidio por las tarifas eléctricas. / Autor: Gobernación Tucumán - PRIMERA FUENTE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.