martes, 10 de febrero de 2009

Chile: Prevén fuerte desaceleración económica en el 2009

Chile terminó 2008 con un crecimiento de 3,4 por ciento, menor a lo esperado, y para este año se prevé una fuerte desaceleración de su economía como consecuencia de la crisis económica global.

El gobierno estima, basándose en su plan de estímulo fiscal y anticrisis de 4.000 millones de dólares, que el Producto Interno Bruto crezca entre 2 y 3 por ciento y se generen unos 120.000 empleos, publicó hoy la prensa local.

Como muchas otras naciones emergentes, Chile no ha sido inmune a la abrupta caída en la demanda de las materias primas y al aumento en las restricciones para el crédito.

El cobre, como ejemplo, cerró la semana a 1,59 dólares la libra, después que estuvo a 4 dólares hace seis meses.

Algo positivo para la economía resulta la cifra de inflación dada a conocer hoy correspondiente al pasado mes de enero, la cual alcanzó un -0,8 por ciento, tras lo cual se espera que el Banco Central baje la tasa de interés básica.

Pese a la desaceleración de la actividad económica, el país, a diferencia de lo ocurrido en 1998 durante la crisis asiática, Chile presenta actualmente fortalezas en su institucionalidad macroeconómica, que incluyen un sistema financiero sólido y unas ordenadas arcas fiscales, las que llegan a unos 50.000 millones de dólares.

Pero la crisis ya comienza a sentirse, confirmando las señales del estancamiento de la economía. Al magro 0,5 por ciento que alcanzó el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) en diciembre pasado, se agregó el creciente número de trabajadores despedidos.

La Dirección de Trabajo informó que el pasado mes se produjeron despidos masivos en los sectores de la construcción, el comercio, la minería, banca y las salmoneras. Según la entidad, en enero 150.000 personas quedaron sin empleo.

A esta cifra se suman los más de 14.000 reclamos por términos de contrato injustificados, pese a los reiterados llamados que ha hecho el gobierno a los empresarios a mantener las fuentes laborales.

En Chile, los despidos masivos no están regulados, por lo que los trabajadores sólo pueden optar a negociaciones individuales y colectivas, lo que implican reducciones de jornadas y sueldos.

No obstante, el gobierno insiste en su optimismo. El vocero Neftalí Carabaotes afirmó que el crecimiento del 3,4 por ciento el pasado año "es un tremendo éxito, por lo tanto, lo tomamos como un hecho importante. Vivimos una crisis internacional, por lo que cualquier cifra positiva es un hecho realmente bueno".

Al peor Imacec en una década, se suma la caída de la actividad industrial durante diciembre de 2008 en un 3,7 por ciento en 12 meses, mientras que la minería retrocedió un 9,2 por ciento.

Algunos análisis de los expertos plantean que Chile sí se encuentra en "recesión técnica", al medir los resultados con parámetros de países desarrollados, pero esta valoración fue rechazada por el Ministerio de Hacienda.

Pese a la reticencia del gobierno a aceptar ese término económico, como ya lo han hecho otros gobiernos en el mundo, especialistas chilenos aseguran que los indicadores económicos sí muestran un cuadro recesivo en el país.

El director del centro de Estudios CENDA, Hugo Fazio, dijo que "no cabe ninguna duda que Chile está en recesión", argumentando que el último índice de crecimiento revela que la economía interna no resistió los embates de la crisis mundial.

"En general, todos los indicadores sectoriales muestran la caída de la actividad económica. Entonces, si se define recesión usando el sistema de caída en dos trimestres consecutivos, estacionalizado y anualizado, la economía chilena está claramente en recesión", aseguró.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.