martes, 10 de febrero de 2009

China rechaza el proteccionismo comercial para combatir la crisis

XINHUA

Mientras el lema "Compra Americano" enciende alarmas en contra del proteccionismo comercial entre líderes de estado y economistas, China dijo hoy "no" a un plan similar que prohíbe productos extranjeros en proyectos de estímulo interno.

"No practicamos el 'Compra Chino'", declaró el viceministro de Comercio de China, Jiang Zengwei, en una conferencia de prensa. "Trataremos igual a productos nacionales y extranjeros mientras lo necesiten".

El Senado de Estados Unidos aprobó la semana pasada suavizar, pero no eliminar, una provisión en su plan de estímulos de 900.000 millones de dólares USA que pide que todos proyectos de obras públicas financiados por fondos de estímulo utilicen solamente hierro y acero hecho en EEUU.

China en alerta

China debe ser cautelosa ante un posible proteccionismo, dijo Zhang Xiaoji, investigador de relaciones económicas exteriores del Centro de Investigación sobre Desarrollo del Consejo de Estado, una consultoría del gabinete chino.

El país, que depende en gran medida de sus exportaciones, sufrirá un duro golpe si el proteccionismo comercial gana influencia ante la profundización de la crisis global, comentó Zhang.

"No solamente debemos oponernos al proteccionismo comercial en otros países sino también apoyar el comercio global por nosotros mismos", dijo Zhang, sugiriendo abrir el mercado interno mientras continúa el superávit comercial en China.

Dijo que el propio paquete de estímulos de China "ciertamente afectará las importaciones del país".

El premier chino Wen Jiabao dijo a principios de este mes que el gobierno enviará un grupo de compras a Europa para importar equipo y tecnología avanzados.

Proteccionismo, una espada de doble filo

El proteccionismo comercial parece proteger las industrias y empleos nacionales, pero en realidad lastima los intereses de todos los países, afirmó Zhang Xiaoji.

"Es una espada de doble filo", dijo. "Mientras los exportadores sufren restricciones, los consumidores del país importador se verán forzados a comprar productos nacionales más caros".

Además, el comercio internacional restringido puede correr el riesgo de prolongar los problemas económicos, como se ha comprobado en la historia, señaló.

Mei Xinyu, experto en comercio del Ministerio de Comercio, prevé que la tendencia de proteccionismo durará un cierto período, aconsejando al gobierno chino esforzarse activamente por dar un trato justo a sus propias industrias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.