miércoles, 4 de febrero de 2009

Gran Bretaña: Disputa por huelgas nacionales en empresas energéticas contra el empleo de extranjeros

ANSA

Las autoridades británicas buscaban resolver hoy la grave disputa por las huelgas nacionales en empresas energéticas contra el empleo de trabajadores extranjeros, un conflicto que lleva siete días y que ha generado pérdidas multimillonarias a la alicaída economía del país.

La propuesta de acuerdo surgió anoche tras arduas negociaciones coordinadas por la mediadora ACAS, los sindicatos involucrados y la empresa propietaria Total de la refinería que está en medio de la disputa, Lindsey, en el condado de Lincolsnhire. Una fuente del sindicato GMB indicó a la BBC de Londres que el acuerdo busca que la mitad de los 200 empleos de extranjeros sean ofrecidos a trabajadores británicos.

Los empleados de Lindsey habían expresado un fuerte descontento por la decisión de Total de ofrecer un contrato de construcción a una firma italiana, que a su vez trajo a italianos y portugueses para cubrir esos puestos.

Las protestas se propagaron rápidamente a otras compañías energéticas y refinerías del país, en huelgas "de solidaridad".

Según los sindicalistas, el problema de la contratación de extranjeros en lugar de británicos en la industria de la energía "viene de años" y agregó que debe ser considerado "una forma de discriminación".

En total, trabajadores de unas 20 compañías en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte participaron de las protestas.

Este martes, el parlamentario laborista John Mann presentó una moción en la Cámara de los Comunes para "deplorar" el uso de trabajadores extranjeros en Lindsey, y elogiar a los sindicatos por "exponer esta explotación y la ausencia de oportunidades igualitarias para todos los puestos de trabajo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.