miércoles, 4 de febrero de 2009

Israel y Palestina: La paz entre es evasiva ante improbable unión Hamas-Fatah

XINHUA

A pesar de la reciente confrontación militar con Israel en la Franja de Gaza, Hamas no está más dispuesto a buscar una reconciliación con su contraparte secular, Fatah, dejando a la nación palestina dividida y con pocas posibilidades de alcanzar un acuerdo de paz con Israel.

Hamas rechazó rotundamente el lunes una sugerencia del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, de una reconciliación bajo la Organización de Liberación Palestina (OLP), y acusó a Abbas de ponerse del lado de Israel durante la operación de 22 días en la Franja de Gaza, conocida como Plomo Fundido, la cual concluyó el 18 de enero con 1.400 palestinos muertos.

"Abbas y sus seguidores estaban esperando la ruina de Hamas y su resistencia, para así regresar a Gaza en los tanques israelíes después de muchos de ellos abandonaron el lugar en 2007", declaró el líder político de Hamas, Mohammed Nazzal.

Ziad Abu Amr, un analista político palestino y ex ministro de Relaciones Exteriores en la ANP, señaló que "no veo ninguna señal de una inmediata aproximación entre Fatah y Hamas... pero la posibilidad a futuro permanece abierta".

El analista indicó que la actual división entre las autoridades que controlan por separado Ramala y la Franja de Gaza es insostenible a largo plazo, en la medida que Gaza permanece bloqueada del resto del mundo, y la única forma de terminar el sitio y abrir los cruces fronterizos sería a través de negociaciones lideradas por una autoridad palestina unificada.

"La posición palestina en cualquier negociación será afectada por cómo y en qué medida logren permanecer unidos", señaló Abu Amr.

Aunque la OLP ha estado representando los intereses palestinos desde 1964, organismos más recientes como el movimiento islámico Hamas y Jihad Islámica nunca formaron parte de ella, a pesar de un acuerdo en 2005 para ser incluidos.

La OLP, que reconoció la existencia del estado judío en los acuerdos de Oslo en 1993, permanece como el único representante internacional legítimo del pueblo palestino, incluyendo a aquellos en campos de refugiados en el Líbano, Siria y Jordania.

Sin embargo, el apoyo popular de Hamas, tanto en Gaza como en Cisjordania, limita efectivamente el poder de negociación de la OLP.

Luego de la victoria electoral de Hamas sobre las fuerzas leales a Fatah, quien es apoyado por occidente, y después de tomar el control en la Franja de Gaza en junio de 2007, las relaciones entre ambos grupos se han deteriorado rápidamente.

Mientras Fatah se ha beneficiado del apoyo de los gobiernos occidentales y su reconocimiento, Hamas ha quedado cada vez más aislado.

"Me parece que las posibilidades de una reconciliación entre Fatah y Hamas para trabajar juntos en un gobierno de unidad bajo la OLP son ahora mucho menores que antes de la guerra que llevó a Fatah a abandonar la Franja de Gaza", señaló Ghassan Khatib, vice presidente de la Universidad de Birzeit cerca de Ramallah.

"Aún si se produciera una nueva elección, esta requeriría primero un acuerdo, y ambas partes no están en posición para siquiera alcanzar un acuerdo sobre una elección", agregó el académico.

Aunque la inteligencia israelí considera que la operación Plomo Fundido en la Franja de Gaza dio un golpe fatal al aparato militar de Hamas, la organización radical islámica registra un creciente apoyo popular.

"Hamas se ha fortalecido políticamente, debido al alto número de bajas sufridas durante sus combates con el ejército israelí", señaló Khatib.

Este agregó que una encuesta pública que debía ser entregada el martes mostraría un aumento en el apoyo a Hamas.

"El incremento es el apoyo se debe a que hay una tremenda simpatía pública de los palestinos en Cisjordania y el exterior. Quien quiera que sea atacado por Israel, el enemigo, se vuelve popular y más fuerte", declaró Khatib. "Mientras un grupo sea más atacado por Israel, incrementará su credibilidad en los ojos del pueblo palestino".

Khatib indicó que era crucial para la percepción de una victoria de Hamas el mostrar que no se ha rendido el continuar lanzando cohetes, incluso luego de aceptar el alto al fuego del 18 de enero, para así asegurar que mantiene su credibilidad y reputación como un verdadero grupo combatiente.

Abbas, sin embargo, salió más fortalecido que Hamas al romper una tregua de seis meses con Israel en diciembre pasado, señalando que los cohetes que disparó al sur de Israel provocaron la respuesta militar israelí en Gaza.

"Hamas apostó con el futuro del pueblo, apostó con la sangre del pueblo, el destino del pueblo y el sueño del pueblo. ¿Por qué? debido a intereses que no son palestinos", declaró Abbas, señalando que Hamas sólo sirve a los intereses de Irán y Siria.

En un golpe al líder de Hamas en el exilio, Khaled Meshaal, quien viven en Damasco, Abbas señaló que era especialmente irresponsable para líderes palestinos promover el conflicto mientras ellos y sus familias se encontraban seguros.

Aunque el reconocimiento del presidente palestino permanece en gran margen intacto en el extranjero, su popularidad se ha derrumbado en los territorios palestinos debido, entre otras cosas, al fracaso del proceso político que el dirigió en las negociaciones de paz en Annapolis, EEUU.

"Hamas existe en Cisjordania y de hecho también ganó las elecciones parlamentarias palestinas de enero de 2006 en Cisjordania. De hecho, ahora tal vez sea más fuerte en ese territorio que en la Franja de Gaza", señaló Khabit.

Sin embargo, descartó el que Hamas pudiera intentar apoderarse de Cisjordania militarmente, debido a la presencia militar de Israel en el área.

Khatib indicó que las actuales condiciones en el balance de poder probablemente se mantendrán, con Hamas controlando la Franja de Gaza, y la continuación de un gobierno apoyado por Fatah en Cisjordania.

"Por lo que veo, Israel está cómodo con la actual situación", señaló el académico. "En las mentes de los líderes israelíes, el futuro de Cisjordania es diferente al de la Franja de Gaza".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.