miércoles, 4 de febrero de 2009

Siete países postsoviéticos crean una fuerza de reacción rápida

RIA NOVOSTI

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) aprobó la creación de una fuerza de reacción rápida, comunicó este miércoles el presidente ruso Dmitri Medvédev, anfitrión de una reunión ampliada que celebró en Moscú el Consejo de esta alianza integrada por siete países postsoviéticos: Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajstán, Kirguizistán, Uzbekistán y Tayikistán.

"Todos los presentes coincidieron en la necesidad de adoptar la respectiva resolución", señaló Medvédev al inaugurar la sesión.

Las Fuerzas Colectivas de Reacción Rápida se usarán para repeler agresiones bélicas y realizar operaciones especiales en la lucha contra el terrorismo internacional, el extremismo, la delincuencia transnacional organizada y el narcotráfico, así como para neutralizar las consecuencias de diversas situaciones de emergencia.

Se contempla que el nuevo contingente colectivo incluirá a los destacamentos militares de los países miembros, tendrá un mando único y estará emplazado con carácter permanente en el territorio de Rusia.

Los dirigentes de Estados miembros también se pusieron de acuerdo hoy en prolongar el mandato de Nikolái Bordiuzha en el cargo de secretario general de la OTSC.

La próxima reunión del Consejo de la OTSC tendrá lugar en Moscú en junio de 2009.

El secretario del Consejo de Seguridad de Kirguizistán informó que los norteamericanos abandonarán la base de Manas 180 días después del intercambio de notas

Los militares norteamericanos abandonarán la base aérea de Manas 180 días después del intercambio de notas entre Kirguizistán y EEUU, declaró hoy el secretario del Consejo de Seguridad de Kirguizistán, Adaján Madumárov.

Madumárov desmintió la declaración del Pentágono de que EEUU seguiría aprovechando la base aérea de Manas.

"No tienen derecho de hacer tales declaraciones porque Kirguizistán es un país soberano y aquí decidimos nosotros", comentó Madumárov en rueda de prensa en Moscú.

Ayer, el presidente de Kirguizistán, Kurmanbek Bakíev, declaró que la base militar de EEUU será cerrada. La base se encuentra en el territorio del aeropuerto internacional de Manas, en las cercanías de Bishkek, capital de Kirguizistán.

Preguntado sobre los plazos de la retirada, Madumárov contestó: "Se acordó que los norteamericanos abandonarán la base 180 días después del intercambio de notas entre Kirguizistán y Estados Unidos".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.