lunes, 9 de marzo de 2009

Argentina: Conflicto docente por el salario

Laura Hojman

El gobierno nacional abrió el juego en todo el país tras fijar el mínimo de 1.490 pesos que deberá cobrar cualquier docente argentino y luego de ello, tal como sucede desde los 90, en que se descentralizó la enseñanza a las provincias, encomendó a los sindicalistas docentes continuar en sus respectivas jurisdicciones la discusión "fina".

Sucede que ese 15,5 por ciento del aumento del piso salarial docente respecto a 2008 disparó no sólo el reclamo de los maestros de las provincias -que algunos ya estaban por encima de esa pauta- sino también de los restantes gremios, cuyas patronales aguardan cómo se resolverá la paritaria del magisterio.

Los 1.490 pesos para el cargo testigo -el más bajo de la pirámide salarial docente- que acordaron los cinco sindicatos docentes nacionales con el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco, y su par de Trabajo, Carlos Tomada, puso en la superficie varias cuestiones conflictivas.

Entre ellas, la aún existente dispersión en los sueldos del magisterio en el país, algunas quebradas economías regionales, el silencioso congelamiento salarial a que se sometió a maestros en algunas provincias, y como si fuera poco que ese 1.490 ya había sido casi conseguido en Provincia de Buenos Aires y en Capital Federal y superado en las provincias de la Patagonia.

También reveló que a pesar de que los gobiernos porteño y bonaerense actúan casi en tándem -sea para convenir calendarios escolares, cantidad de días de clases, recesos y otras disposiciones- hoy el distrito capitalino mira de reojo cómo se desvuelven las negociaciones en la extensa y gravitante Provincia, tal vez para acompañarlos en el mismo discurso.

Precisamente funcionarios de las carteras educativa a cargo de Mario Oporto y de Economía que conduce Rafael Perelmiter desglosan por estas horas las diversas variables para transformar esos aparentemente magros 40 pesos en satisfactorios aumentos.

"Estas posibilidades van desde transformar alguna parte en remunerativa y bonificable; o tal vez sólo en remunerativa o solo bonificable, explicaron fuentes sindicales, las que dejaron entrever también que esta ingeniería matemática más los conflictos sean "un llamado de atención a la Nación para que auxilie al gobierno" de Daniel Scioli, que no contaría con los recursos.

Aparentemente la Provincia contaría con 600 millones de pesos para otorgar el aumento y necesitaría 1.800 millones de pesos para satisfacer la suba, mientras el equipo de Macri, entre ellos el ministro de Educación Mariano Narodowski no confiaron cuál es la masa de dinero necesaria para la suba salarial, en una suerte de "hacer tiempo" hasta que consideren oportuno confesarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.