lunes, 9 de marzo de 2009

Chile y Argentina rechazan la pretensión británica sobre Antártida

Legisladores de Argentina y Chile expresaron su rechazo a las pretensiones del Reino Unido de ampliar su demanda sobre territorio antártico.

En una declaración conjunta elaborada tras reunirse en las bases militares chilena y argentina, las comisiones de Relaciones Exteriores de las Cámaras de diputados de ambas naciones reiteraron su oposición contra el objetivo británico.

La delegación chilena fue encabezada por el legislador Renán Fuentealba y la argentina por su homólogo Ruperto Godoy.

Las sesiones congresistas se llevaron a cabo el viernes en la base chilena Presidente Eduardo Frei y la base argentina Teniente Jubany.

El gobierno británico anunció en octubre de 2007 su intención de reclamar soberanía sobre un sector del lecho marino de la Antártida, que se superpone a los territorios de Chile y Argentina.

Sin embargo, el Tratado Antártico, suscrito en 1959 por 12 países, entre ellos Chile, Argentina y el Reino Unido, congela las pretensiones territoriales de los firmantes, impide la negación o afirmación de derechos de soberanía y prohíbe futuros reclamos territoriales.

En su declaración, los diputados también reivindicaron la plena vigencia del Tratado Antártico y su protocolo sobre la protección del medio ambiente.

Asimismo, apoyaron "las acciones que impulsen sus gobiernos para preservar sus derechos sobre la plataforma continental antártica" y se comprometieron "a impulsar el uso pacífico del continente antártico, así como los estudios y la cooperación para el desarrollo de la investigación científica y la defensa de su medioambiente".

Según el mencionado tratado, en la Antártida se prohíbe la extracción de combustibles y minerales en el continente blanco hasta 2048 y sólo autoriza actividades con fines pacíficos.

Chile denomina "Territorio Chileno Antártico" o "Antártica Chilena" a un sector de esa zona ubicado entre los meridianos 53° y 90°.

Este sector es reclamado por este país sudamericano como parte integrante de su territorio y linda parcialmente con las áreas reclamadas por Argentina y Reino Unido.

El territorio demandado abarca las Islas Shetland del Sur, la Península Antártica e islas adyacentes. Cuenta con una superficie aproximada de 1.250.000 kilómetros cuadrados.

Estos límites fueron fijados por el gobierno de Chile en 1940. Desde el punto de vista administrativo, la zona forma parte de la Municipalidad Antártica, una de las dos comunas de la Provincia de la Antártica Chilena, la cual integra la Región de Magallanes.

Las reclamaciones territoriales chilenas sobre la Antártida se basan principalmente en consideraciones históricas y geográficas y se encuentran en suspenso por aplicación del artículo 4 del tratado de 1959.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.