viernes, 27 de marzo de 2009

Economía Global: El presidente de la Comisión Europea reitera la promesa de ayuda a los países pobres

El presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso dijo hoy que la actual recesión económica en los países desarrollados no debe ser utilizada como excusa para dar marcha atrás a las promesas de ayuda hechas a las naciones pobres.

"Estoy empezando a esccuchar que la agenda del G20 no se centrará lo suficiente en las necesidades del mundo en desarrollo. Estoy en total desacuerdo", dijo Barroso en el Foro CONCORD de Liderazgo de Alto Nivel en Bruselas.

Barroso hizo la declaración debido a que la Unión Europea ha sido criticada por algunas organizaciones no gubernamentales por su incapacidad para ayudar a las naciones pobres en esta crisis financiera mundial.

Barroso señaló que el papel del G20 es coordinar las respuestas a la crisis financiera y los instrumentos para revitalizar la economía real y preservar una economía mundial abierta.

Los líderes de economías industrializadas y emergentes tienen planeado reunirse el 2 de abril en Londres para abordar la crisis financiera mundial y la recesión económica.

El jefe de la UE enfatizó que "el desarrollo no es parte del problema, sino parte de la solución global a la crisis".

Barroso señaló que "nuestra promesa de ayudar a las naciones en desarrollo a integrarse a la economía mundial y a compartir los frutos de la globalización forma parte de nuestro ADN, es una piedra angular de la política exterior de la comisión y tiene muchos años".

La comisión ha presionado en repetidas ocasiones a los estados miembros para que confirmen y reafirmen su promesa de dedicar el 0, 56 por ciento del PIB a la Ayuda Oficial para el Desarrollo para el año 2010 y el 0,7 por ciento para el año 2015.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.