viernes, 27 de marzo de 2009

“El delito de Luciano fue no callarse”

Zula Lucero (INDYMEDIA)

Luciano Arruga tiene 16 años de edad y fue detenido por la policía, en la calle Bolívar y Mojones, para trasladarlo al Destacamento de Lomas del Mirador. Varios testigos afirman que, mientras estaba detenido, fue brutalmente golpeado. Actualmente Luciano esta desaparecido.

Sin embargo no era la primera vez que la policía lo levantaba, ni que le pegaba. Así lo confirma su mamá Mónica: “Luciano había tenido varias entradas a la comisaría por averiguación de antecedentes y también le pegaron. La primera vez lo tuvieron 12 horas detenido, yo recién me entere a las cuatro horas”. En una de esas detenciones sus familiares escucharon los gritos de Luciano, mientras era golpeado.

A pesar de que estos hechos se reiteraban, la familia decidió no denunciarlos porque creyeron que de esa forma lo protegerían. “Mi hijo era cartonero, pero no salía por miedo. La policía ya lo había amenazado. Lo detenían. Le pegaban. No denunciamos por miedo a que tomen represalias y ese fue nuestro error. Preferimos dejar todo así para que no lo molesten.”

"Llámame nazi, llámame fascista, pero los malandras están en las villas".

Esas son las palabras Gabriel Lombardo, a un diario de tirada nacional, cuando publicitaba la marcha del 18 de Marzo, por seguridad en Plaza de Mayo. Lombardo es el presidente de la asociación “Vecinos en Alerta de Lomas del Mirador” (V.A.LO.MI.), organización impulsora del la colocación del destacamento ubicado en Indart 106, donde fue visto Luciano, por ultima vez. Otros de los logros de V.A.LO.MI. fue que la gendarmería patrullara los accesos de las tres principales villas de la zona: Santos Vega, 12 de Octubre y Las Antenas.

La hermana de Luciano denuncio en una entrevista realizada por ANRED, acerca de las irregularidades que se cometieron en la detención de Luciano. “Al primer pedido de habeas corpus que presentamos el destacamento no informa de la detención de mi hermano y en el libro de allí no consta su ingreso. Ahora la causa la está llevando una nueva fiscal, porque durante 35 días la causa estuvo totalmente parada. Las primeras informaciones que aparecen en relación a donde podría estar mi hermano apuntan a desviar la investigación, a mi hermano se lo buscaba suponiendo que podía estar con alguien o que se trataba de un secuestro extorsivo, cuando nosotros ya sabíamos que a mi hermano seguramente lo habían detenido estos tipos. Afortunadamente sale el dato de esta persona, que nos da la posibilidad de poder encarar la investigación como realmente se tendría que haber encarado de entrada, que es poniendo toda la atención en ese maldito destacamento”.

En un principio la causa estuvo radicada en UFI Nº 7 de San Justo, a cargo de la fiscal Roxana Castelli. La familia de Luciano, insistía sobre la vinculación de la policia con su desaparición y presentó tres escritos. Castelli hizo caso omiso a los pedidos y tuvo durante 35 días paralizada la causa. Ante todas las irregularidades en la investigación, La fiscal General decidió que la investigación por “averiguación de paradero” recaiga en la UFI Nº 1, a cargo de la Dra. Cejas. La investigación cuenta con testigos que lo vieron a Luciano en el destacamento, pericias que efectivamente lo ubican en el lugar. El fin de semana ultimo, la fiscal ordeno un rastrillaje y encontró restos que podrían pertenecer a Luciano. “La Dr. Cejas esta haciendo mucho, avanzó mucho la causa”.

Nos obstante esto la policía niega que él estuvo ahí, afirma que nada sucedió esa madrugada. “La policía continua con su accionar, detiene a los pibes, los coimea y les dice que si no hacen lo que ellos dicen van a terminar como el negrito villero.” Asevera Mónica, madre de Luciano.

“Nosotros vamos a seguir luchando, en las marchas. Queremos saber donde esta mi hijo. Donde lo dejaron a mi hijo.”…El delito que cometió Luciano fue nunca callarse. Nunca agacho la cabeza frente a la policía. Siempre se les revelo. El decía que tenia los mismo derechos que cualquier persona.”

En otro caso similar, el de Marcelo Bogado asesinado por la policía en 2004, su hermano, al intentar explicar su muerte dijo: “…La seguridad de ellos es nuestra inseguridad... Si no te matan de hambre o de una enfermedad curable, de ultima te matan de un tiro.".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.