lunes, 9 de marzo de 2009

Puerto Rico: Blanqueado de dinero a niveles insospechados

Jesús Dávila (NCM, especial para ARGENPRESS.info)

El blanqueado de dinero en el Partido Popular Democrático bajo la jefatura de Aníbal Acevedo Vilá trascendió las meras recaudaciones excesivas al punto que se montó una de esas operaciones para esconder gastos que de otra forma habrían sido perfectamente legales, según un testigo.

La extraña declaración fue hecha por el empresario aeroportuario Edwin Santana, quien dijo que el dinero ilegal fue usado en 2006 para pagar una deuda con abogados e involucró al empresario Miguel Nazario, director de recaudaciones de Acevedo Vilá y al coordinador legal Pedro Ortiz Älvarez, sin que el relato fuese impugnado en el contra interrogatorio de la defensa que culminó el viernes en el juicio por corrupción contra el ex gobernador.

Durante dos días en el banquillo de los testigos en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Santana declaró que en total blanqueó casi medio millón de dólares para el PPD entre 2000 y 2006 para violar los límites de recaudación para las campañas en que resultaron electos a la gobernación primero Sila María Calderón y luego Acevedo Vilá. Este último, que fue también Comisionado Residente en Washington, está siendo juzgado por ser el presunto cabecilla de una conspiración que se habría extendido de 1999 a 2006.

La defensa de Acevedo Vilá asegura que el político –que en 1985 escribió un estudio legal sobre el daño a la democracia que provocaba el blanqueado de dinero para campañas electorales a través de agencias publicitarias- no sabía que muchos de sus colaboradores estaban involucrados en las denunciadas violaciones de ley, por las cuales ya se han declarado culpables la mayoría de los sindicados.

La práctica de blanquear dinero a través de agencias publicitarias para violar el tope legal de donativos fue motivo de escándalo en aquel año de 1985 cuando el publicista Joe Franco admitió haberla usado para el Partido Nuevo Progresista en los comicios de 1976 y 1980. El asunto causó nueva conmoción en 2004 cuando un empresario declaró ante una comisión legislativa que lo había hecho en 1996 con la agencia publicitaria de Horacio Gavilán, también para el PNP.

La agencia Lopito, Ileana & Howie (LIH) ha utilizado el mecanismo para el PPD desde 1993, según declaró al inicio del proceso Noemí Díaz, socia capitalista de la empresa.

Pero la declaración de Santana, con respecto al pago de honorarios de abogados, pone sobre el tapete que el uso de esa práctica ilegal ya sobrepasó la utilidad meramente política de sufragar las costosas campañas publicitarias.

El empresario se refirió en particular a una donación suya de $50,000 al PPD que fue blanqueada mediante facturas falsas en la agencia LIH. Según su testimonio, cerca de una docena de empresarios participaron en la reunión dirigida por Nazario y Ortiz Álvarez para organizar la recaudación efectuada en el exclusivo Bankers Club y después que todo estuvo acordado llegó Acevedo Vilá, quien les dio “las gracias por su apoyo”.

Lo insólito del asunto es que supuestamente se le dijo a los empresarios que el dinero era para los gastos de los servicios legales para el caso de impugnación por parte del entonces opositor PNP de los resultados de los comicios generales de 2004. Ese es un gasto que la ley electoral de Puerto Rico permite que sea aportado sin límite siempre y cuando los donantes satisfagan directamente los honorarios a los abogados, pero por alguna razón no explicada en el testimonio se decidió entregar el dinero al partido a través de la agencia de publicidad.

Otro aspecto del testimonio de Santana, que declaró bajo inmunidad, fue que identificó una serie de empresarios presuntamente involucrados en el blanqueado de dinero para el PPD, entre los cuales mencionó a dos directivos de medios noticiosos, uno de ellos al frente de una cadena radial nacional. La cercanía de figuras de las comunicaciones sociales en el juicio ocurre a la vez que buena parte de las noticias sobre el proceso que se difunden al país no llaman la atención sobre aspectos como el de las declaraciones insólitas de Santana y tienden a resaltar que la mayoría de los testigos dicen no haberle notificado directamente a Acevedo Vilá.

Eso, reflejado en titulares y crónicas, ha motivado que analistas y otros formadores de opinión aseguren que el caso se tambalea y que se avecina, o una absolución perentoria por falta de pruebas contundentes contra Acevedo Vilá y su ayudante Luisa Inclán, o bien un veredicto de inocencia.

El tribunal mantiene secuestrado el jurado para evitar la contaminación por parte de la prensa. Al implantar la medida, se tomó conocimiento judicial de que hace varios años, en un caso en que el imputado estaba asociado al PPD, hubo miembros de los medios que interfirieron personalmente con el jurado para promover un veredicto de absolución.

Previo al testimonio de Santana, la fiscalía presentó a un empresario de Pensilvania que dijo haber hecho un donativo falso a un candidato político estadounidense para lo cual se le rembolsó el dinero con un cheque de campaña de Acevedo Vilá. El testigo identificó el cheque, que previamente había hecho la asistente del entonces Comisionado Residente en Washington, Eneidy Coreano.

La defensa cuestionó a Coreano sobre si la verdad era que hizo los cheques mencionados a espaldas de su jefe para ayudar a su amigo Cándido Negrón, quien recaudaba fondos para Acevedo Vilá y formaba parte del grupo de inversionistas políticos de Filadelfia que dirigía el empresario Robert Feldman, que será juzgado en EEUU. Coreano no negó su amistad con Negrón, pero insistió en que siempre siguió las instrucciones de Acevedo Vilá.

La fiscalía interrogó también esta semana a la ex directora de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, Melba Acosta, quien declaró que extendió un contrato a la empresaria de Pensilvania Judith Mondre luego de que se la refirió personalmente Acevedo Vilá. Acosta indicó que no conocía que Mondre estaba relacionada a la recaudación de fondos del líder político y que de haberlo sabido “posiblemente habría tenido más cautela”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.