viernes, 27 de marzo de 2009

Rusia aconseja a Corea del Norte abstenerse de lanzar cohete con satélite

RIA NOVOSTI

El viceministro ruso de Exteriores, Alexei Borodavkin, declaró hoy que sería mejor que Corea del Norte se abstenga de efectuar el lanzamiento de un cohete con satélite.

"En el momento actual es tensa la situación en el Noreste de Asia. Por eso sería mejor que nuestros socios norcoreanos se abstengan de efectuar ese disparo", dijo el diplomático a medios de prensa en Moscú.

Según sus palabras, Rusia "transmitió su punto de vista tanto a Pyongyang como a otros socios".

Corea del Norte se prepara a lanzar un satélite de comunicaciones y ya colocó en la rampa de lanzamiento del cabo Musudan un misil clase Taepodong-2.

La secretaria americana de Estado, Hillary Clinton, calificó el pasado 25 de marzo de "acto provocador" el plan norcoreano de efectuar el lanzamiento de un cohete con satélite de comunicaciones y destacó que el lanzamiento del misil, independientemente del objetivo que busque, viola la resolución 1718 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ayer, el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, comentó en esta relación que las "resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU son de cumplimiento obligatorio" para todos y al propio tiempo, pidió "abstenerse de hacer conclusiones prematuras y eludir valoraciones hasta que un acontecimiento se consuma".

Un portavoz del Ministerio norcoreano de Exteriores declaró el pasado jueves que Pyongyang abandonará las conversaciones a seis bandas, si el Consejo de Seguridad de la ONU condena el lanzamiento de misil y lo interpretará como "acto hostil" respecto a Corea del Norte.

Misiles interceptores rusos estarán en alerta máxima durante el lanzamiento del cohete norcoreano

Rusia mantendrá sus misiles interceptores en estado de alerta máxima durante el lanzamiento del cohete norcoreano con satélite a bordo a primeros de abril, declaró hoy el director del Centro de Pronosticación Militar del Instituto de Análisis Político y Militar, Anatoli Tsiganiuk.

Pyongyang anunció que se prepara a lanzar entre el 4 y 8 de abril un cohete que colocará en órbita un satélite experimental de comunicaciones. Japón, Corea del Sur y EEUU consideran que Corea del Norte se propone ensayar, en realidad, un misil balístico intercontinental capaz de portar carga nuclear.

"Sea como sea, Rusia ha decidido poner sus antimisiles en estado de alerta máxima durante el lanzamiento del cohete norcoreano", comentó el experto.

Japón destruirá el cohete norcoreano en caso que amenace su seguridad nacional

El Consejo de Seguridad de Japón, en su reunión de hoy, tomó la decisión de "ordenar la destrucción" de cohete norcoreano en caso de que el cohete o sus bloques pongan en peligro la seguridad del país, informaron fuentes del Gobierno nipón.

El ministro japonés de Defensa, Yasukazu Hamada, declaró que la orden de destrucción, primera en la historia del país desde 2003, cuando Japón puso en servicio operacional su sistema de defensa antimisiles, busca el objetivo de "proporcionar la seguridad al pueblo".

"Estamos preparados (para interceptar el misil). Y lo haremos", dijo el ministro en una rueda de prensa al término de la reunión del Consejo de Seguridad.

"Si se trata de lanzamiento de un satélite, es muy probable que el cohete sobrevuele el territorio nipón a gran altura. No obstante, hay probabilidad de fallo. En cualquier caso, es inadmisible lanzar un misil sobre nuestro territorio", destacó Hamada.

Corea del Norte se prepara a lanzar un satélite de comunicaciones y ya colocó en la rampa de lanzamiento del cabo Musudan un misil clase Taepodong-2.

EEUU y Japón están redoblando las medidas de seguridad de cara al disparo del misil que puede realizarse del 4 al 8 de abril, según anunció Corea del Norte.

Los dirigentes norcoreanos informaron oficialmente al respecto a las organizaciones internacionales, indicando las áreas que pueden presentar peligro para la navegación marítima y el tráfico aéreo. Según expertos de Corea del Norte, la primera etapa del cohete caería a 130 kilómetros de la costa nipona, en el mar del Japón, y la segunda, en el Pacífico, al sobrevolar el territorio nipón.

El Gobierno japonés declaró en más de una ocasión que ordenará la intercepción del cohete, si se desvía de la trayectoria indicada o sus bloques pongan en peligro la seguridad del país. Se prevé utilizar satélites estadounidenses y radares nipones para obtener una información exacta sobre la trayectoria de vuelo del cohete. Japón podría realizar la intercepción con cohetes SM3, lanzados de dos buques provistos del sistema AEGIS, y cohetes PAC-3 (Patriot) con base en tierra.

Tres buques de guerra estadounidenses, provistos de sistemas de guiado AEGIS y misiles antiaéreos e interceptores, ya abandonaron puertos de Japón para interceptar y destruir, en caso de necesidad, un misil balístico que Corea del Norte se dispone a lanzar para colocar en órbita un satélite de comunicaciones, informaron fuentes de la Armada de EEUU.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.