miércoles, 8 de abril de 2009

Argentina: “Al dengue lo incubó la inacción de varios gobiernos”

Carlos Saglul (ACTA)

Héctor "Pelusa" Carrica, secretario general de la Federación Nacional de Salud de la CTA y delegado normalizador de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) del Chaco, no duda en señalar que esa provincia está atravesando por la peor epidemia de dengue de la historia.

El dengue no vino solo y no nos referimos al mosquito. A esta epidemia que es la peor de la historia la incubó la inacción de varios gobiernos.

Héctor Carrica, Delegado Normalizador de ATE en el Chaco, señaló a ACTA que hace más de 15 años viene denunciando desde la Federación Nacional de Salud que encabeza, que algo así podía pasar: “Hay dos temas centrales detrás del dengue. El desmonte y la emergencia alimentaria. En ambos se ve la ausencia del Estado”.

Carrica señaló que “ahora muchos partidos de la oposición se rasgan las vestiduras pero se pasaron años sin hacer absolutamente nada. No se tomaron medidas para que haya atención primaria de la salud. La mayor parte de las familias no tiene cloacas ni agua corriente. A esta epidemia la incubaron entre todos, oficialismo y oposición".

A continuación, lo más saliente del diálogo mantenido ayer con "Pelusa" Carrica:

¿Cómo colabora la Central en esta emergencia?

Tenemos equipos de compañeros de aquí, Córdoba, Salta y otras provincias trabajando casa por casa. Hay dos tareas fundamentales, una es la fumigación, la otra divulgar como se previene la enfermedad. Realizamos reuniones en los barrios. Nuestra organización está pegando 10 mil afiches con indicaciones en este sentido.

Se denunció que las fumigaciones no son efectivas.

Lo que pasa es que fumigan y cada vez hay más mosquitos. Habría que establecer si los insecticidas que han mandado están vencidos o los mosquitos están mutando, es decir son inmunes. Hay que tomar conciencia que es la epidemia más grave de la historia de Chaco.

Se informó de 3.590 afectados en la provincia, ¿la cifra es confiable?

Están ocultando la gravedad de la epidemia. De cada 10 personas con síntomas a una les hacen los análisis y lo mandan al laboratorio de Pergamino, en la provincia de Buenos Aires. ¡Hay un solo laboratorio para todo el país!. Esto habla de la falta de una política sanitaria. Te da una idea clara que en el mejor de los casos, no hay estadísticas claras para medir la epidemia que puede ser pandemia.

¿La deforestación ha favorecido la situación para que cunda la epidemia?

En el norte han deforestado 25 veces la provincia de Buenos Aires. El calor que hace y que no debería ser natural para esta época del año beneficia el crecimiento de las larvas. Esto es producto del cambio climático, al igual que la falta de lluvias y la consiguiente sequía.

Hay 750 hectáreas de soja donde ayer había algodón. Para sembrar soja los productores desmalezan el territorio a través de enormes incendios. El fuego mata todo lo que encuentra a su paso, inclusive los sapos que se alimentan de los mosquitos, los mismos que están sembrando el dengue por todas partes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.