miércoles, 8 de abril de 2009

Argentina, Entre Ríos: El gobierno provincial e intendentes justicialistas acordaron no otorgar aumentos salariales

EL ONCE DIGITAL - INFOALTERNATIVA

“Sostenemos la imposibilidad e inconveniencia de otorgar aumentos salariales. Hacerlo pondría en riesgo puestos de trabajo, el pago de los haberes en tiempo y forma y rompería la cadena de pagos”, señalaron el gobernador y los jefes comunales. La gobernación entrerriana y las intendencias justicialistas crearon un ámbito para decidir “las conductas básicas de administración” ante el cimbronazo de la crisis internacional sobre las finanzas públicas provinciales y municipales.

En ese marco, desde la administración provincial se resaltó la necesidad “prudencia extrema” con el objetivo de no instalar “nuevos gastos y buscar la garantía de cumplimiento de lo que ya constituyen obligaciones inexcusables en materia salarial y otras prestaciones básicas de las administraciones”.

“Es importante recordar que el pasado año los trabajadores estatales y municipales reclamaron y recibieron aumentos salariales justos y razonables. Ese aumento de la masa salarial tiene hoy una incidencia superlativa sobre los recursos que efectivamente están ingresando a las arcas del Estado. No podemos ahora incrementar esa masa salarial hasta tanto se pueda prever un panorama mas claro y previsible, tanto a nivel nacional como mundial”, se indicó en un comunicado rubricado por el gobernador, Sergio Urribarri y los intendentes del PJ.

Sostienen que para afrontar las nuevas demandas salariales “deberíamos incrementar ingresos por vía de suba de tasas e impuestos, y sinceramente no creemos que ello sea una solución justa. Nuestras comunidades están haciendo ya un gran esfuerzo, y ello debe ser valorado en su medida por todos los sectores sociales. Por ello la provincia ha resignado recursos por vía de diferimientos o no imposición de tributos”.

“Sostenemos con firmeza nuestra convicción de persistir con una conducta de manejo prudente de los recursos fiscales, y concretamente sostenemos la imposibilidad e inconveniencia de otorgar aumentos salariales en el sector público en esta grave coyuntura. Hacerlo significaría una medida simpática, pero pondría en riesgo los puestos de trabajo transitorios, el pago de los haberes salariales en tiempo y forma y derivaría en la ruptura de la cadena de pagos de lo cual los entrerrianos tenemos un fresco y triste recuerdos”, recalca el escrito.

“Apelamos a la responsabilidad de los trabajadores y sus representaciones gremiales para la comprensión de la situación descripta y convocamos al dialogo permanente para la evaluación de la situación económica general”, concluyeron el gobernador y los jefes comunales oficialistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.