miércoles, 8 de abril de 2009

China establecerá un sistema de medicinas esenciales para frenar la subida del precio de los fármacos

XINHUA

El gobierno chino ha anunciado que establecerá un sistema de medicamentos esenciales en los próximos tres años para reducir los costes de los fármacos dispensados con receta y responder a las críticas de los ciudadanos sobre el acceso limitado a los medicamentos.

Este sistema incluye una lista de medicinas esenciales que serían fabricadas y distribuidas bajo el control y la supervisión del gobierno, según el plan de acción sobre la reforma sanitaria de China para el período 2009-2011, dado a conocer el martes.

Aunque el plan no especifica cuantos fármacos figurarán en la lista, que se publicará este año, fuentes del Ministerio de Salud Pública indicaron que ésta podría incluir entre 300 y 400 medicamentos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los fármacos esenciales son aquellos que pueden satisfacer las necesidades de la asistencia sanitaria prioritarias, según la definición de la OMS.

"Las medicinas básicas no son sinónimo de fármacos baratos", aclaró el director general del departamento de políticas y regulaciones de dicho ministerio chino, Liu Xinming.

El funcionario explicó que estas medicinas son seleccionadas de acuerdo con factores como la prevalencia de la enfermedad que tratan, su eficacia y su seguridad, así como la relación entre su coste y su rendimiento.

La Lista de Medicinas Esenciales de la OMS se ha ido actualizando cada dos años desde 1977. La última versión, la decimoquinta, se publicó en marzo de 2007.

El plan de acción sobre la reforma sanitaria de China establece que todos los centros sanitarios de base deberán utilizar este tipo de fármacos a partir de 2009. Además, todas las farmacias al por menor e instituciones médicas deberán disponer de las medicinas básicas.

Los precios de los fármacos esenciales estarán controlados por el gobierno central de China, que fijará los precios de referencia para que los gobiernos provinciales regulen los precios de compra dentro de su jurisdicción. Los centros médicos y sanitarios públicos de base deberán vender los fármacos a estos mismos precios de compra, según el plan.

En la actualidad, los precios de los medicamentos se establecen de acuerdo con las directrices de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) y la Administración Estatal de Alimentos y Medicamentos.

En los años 80 del siglo XX, China puso en marcha una reforma que pretendía orientar el sector sanitario al mercado. El gobierno instó a los hospitales públicos a obtener sus propios ingresos para así movilizar a los médicos y aumentar la eficiencia de los centros.

Sin embargo, la reducción de la inversión gubernamental en los centros médicos públicos se tradujo en déficit, lo que les obligó a vender fármacos de forma "agresiva" para obtener ganancias.

En los últimos años, la CNDR ha contenido los precios de cientos de medicamentos para responder a las quejas del público, cada vez más frecuentes.

Sin embargo, las voces más críticas aseguran que esta reducción de precios no ha solucionado el problema, ya que los fabricantes de fármacos suelen cambiar el nombre y el empaquetado de sus medicamentos para eludir el control del gobierno.

Algunos hospitales y clínicas también han hecho caso omiso de los controles de precios y se han negado a prescribir medicamentos alternativos más baratos.

De acuerdo con el plan de acción 2009-2011, sólo las empresas seleccionadas a través de un concurso público podrán proveer de todas las medicinas esenciales a las instituciones médicas y sanitarias. De este modo, el gobierno chino pretende garantizar la calidad de los medicamentos y evitar la corrupción en la compra y distribución de fármacos.

Además, los organismos que controlan la seguridad de los medicamentos deberán analizar los fármacos incluidos en la lista de forma regular y deberán publicar los resultados de las inspecciones.

"Para poder responder a las quejas del público sobre el acceso limitado a los servicios médicos es esencial disponer de un sistema que garantice ofertas transparentes, precios razonables y un uso estándar de los medicamentos", declaró el funcionario del Ministerio de Salud Pública, Liu Xinming.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.