jueves, 21 de mayo de 2009

Argentina: Histórico reconocimiento de la CTA en Tierra del Fuego

Amadeo Carrizo (ACTA)

Ayer, la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos firmó con Hugo Yasky y Jorge Portel, secretarios generales de la CTA Nacional y Provincial, respectivamente, un Acta Acuerdo inédita en la historia de la Central ya que le permite actuar política, sindical y culturalmente en la provincia más austral del país.

Es la única y primera provincia que da un paso adelante en el largo camino emprendido para obtener la Personería Gremial, derecho aún no reconocido por el Gobierno nacional.

En la provincia de Tierra del Fuego, la Central de Trabajadores de la Argentina abrió una puerta muy importante con miras a lograr la Personería Gremial que sucesivos gobiernos nacionales niegan desde hace más de quince años. En la ciudad de Ushuaia y con la presencia del secretario general de la CTA, Hugo Yasky, el Gobierno de la provincia, y de puño y letra de la gobernadora Fabiana Ríos, firmaron el Acta Acuerdo Nº 13771 que dio lugar al Decreto que enmarca el reconocimiento a la Central de Tierra del Fuego para actuar legítimamente en todos los ordenes legales.

En una fría tarde de la ciudad más austral del mundo y con la presencia de más de cincuenta representantes de distintos organizaciones de base que componen a la CTA fueguina, entre ellos los movimientos territoriales, docentes, judiciales, cooperativistas, empleados de comercio, estatales (ANUSATE), Juventud, textiles, y la primer mandataria, junto al ministro de Trabajo, plasmaron en el Salón Lasserre de la Casa de Gobierno el primer paso que significa un avance importantísimo para consolidar la tarea que viene desarrollando la Central en todos los planos para que se le otorgue la Personería Gremial, en consonancia con las resoluciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que, a partir de la reforma de 1994, tienen rango constitucional.

La gobernadora Fabiana Ríos destacó el alcance de la medida no sólo a nivel local sino nacional, demostrando cabalmente, al suscribir el citado Decreto Provincial, su convicción de abrir una brecha para que en territorio fueguino tengan absoluta vigencia la libertad y democracia sindical.

“No sé si se dan una idea de lo que acabamos de firmar -dijo- visiblemente emocionada. No sé si se imaginan lo que significa que una gobernante tenga la posibilidad de sostener la coherencia de decir lo que uno piensa y hacer lo que uno dice, sin importar los costos que haya que pagar para sostener esta conducta”.

En ese sentido, Ríos manifestó que no podía evitar referirse a dos de los más destacados luchadores sociales con quiénes compartió momentos de lucha, como el histórico líder de la UOM Villa Constitución, Alberto Piccinini y el dirigente de CTERA, Alfredo Bravo. “No podía hacer otra cosa que ésta, la de convocar a la CTA - remarcó- habiendo sido Alfredo, uno de los fundadores der de la CTERA y mi maestro, que peleó por esto y que me enseñó a pelear por la libertad sindical”.

El breve acto tuvo ribetes festivos por los aplausos y de alto voltaje emocional. A punto tal que la gobernadora solicitó a la prensa que no se grabara el momento de lágrimas, anunciando que podría ser malinterpretado, sobre todo por la situación por la que atraviesa la provincia.

En otra parte de la ceremonia y luego de la lectura del Decreto, la gobernadora destacó que la presencia de Yasky era de “alta relevancia” en una provincia que atraviesa una etapa conflictiva derivada de la crisis económica internacional.

Por su parte el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, señaló que para la Central “es un orgullo poder participar de este acto, ya que cuando se escucha el contenido político de este Decreto nos percatamos que no fue una acción inadvertida de alguien que firma un acuerdo para salir en una foto o descomprimir un conflicto que es real en esta provincia y que existe”.

Tras cartón añadió: “Este decreto es la fundamentación legal de la lucha histórica de nuestra Central por el reconocimiento y la Personería Gremial. Esta medida trasciende a esta provincia porque se militará en el resto del país, y de manera internacional por la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA) que seguramente lo tomará como una expresión del camino a seguir”.

Para Yasky, quine estaba acompañado por Jorge Portel de la CTA Tierra del Fuego y por el coordinador general de la Central, Gustavo Rollandi, “convertimos en política pública lo que el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictaminó con tanta precisión: el reconocimiento a la libertad y democracia sindical en nuestro país”.

Más adelante, dijo que el compromiso firmado el 20 de mayo en Tierra del Fuego “da muestra de que se puede construir política con la participación del Estado y los trabajadores. Esto no implica desconocer la existencia de un conflicto en esta provincia, y no seguir reclamando la reivindicación del pago de los días caídos y la lucha de los docentes y estatales que están en la calle. Es otra forma de encarar esa conflictividad. Hay que tener historia y convicciones para dar un paso así. Esto cambiará la historia del movimiento social”, finalizó Yasky.

A su turno, Portel, destacó que es una instancia superior para instalar un tema muy importante como “la distribución de la riqueza, ya que no hay salidas a las crisis si no se les hace pagar los costos a los que más ganan”. Señaló que “queremos tener parte en la vida de nuestra provincia y actuar debatiendo en asambleas barriales, sindicatos y todo espacio de debate la Ley Fiscal, que es desde donde se instalan las políticas públicas. “Ponemos en debate la renta petrolera en una provincia rica, donde cinco empresas se la roban y saquean sin que el Gobierno pueda hacer nada”.

Por último Portel aseveró: “Es necesario una consulta popular y otros mecanismos de participación y protagonismo popular ya que a la crisis no la vamos a pagar los trabajadores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.