lunes, 18 de mayo de 2009

Argentina, Tucumán: Repudio de la APT. Periodista denunció agresiones físicas de un dirigente ferroviario en Tafí Viejo


PRIMERA FUENTE

El periodista Ariel Romano, y afiliado a la Asociación de Prensa de Tucumán (APT) denunció ante las autoridades policiales de Tafí Viejo que fue víctima de agresiones verbales y físicas por parte del subdelegado de la Unión Ferroviaria, Jorge Mario Murillo.

El trabajador de prensa denunció que este dirigente lo increpó y le propinó trompadas luego de haberle reclamado sobre sus notas que reflejan la situación de los talleres ferroviarios. Ante esta situación desde la Asociación de Prensa repudia este nuevo hecho de agresión que atenta claramente a la libertad y al ejercicio de prensa.

El trabajador de prensa Ariel Romano, conocido por todos sus compañeros y en el ambiente laboral por Ariel “Espinoza” denunció el pasado jueves por la noche ante las autoridades policiales que fue víctima del atropello por parte del dirigente gremial ferroviario Jorge Mario Murillo. El subdelegado de la Unión Ferroviaria habría amenazado de muerte al periodista tucumano luego de pedirle de malas maneras que deje de criticar y de reflejar sobre el funcionamiento de los talleres de Tafí Viejo.

En la denuncia verbal asentada en la comisaría de Tafí Viejo, el trabajador de prensa contó que el jueves pasado por la tarde se encontraba sentado en un bar de esa ciudad conversando con el propietario del diario El Taficeño en donde él realiza sus publicaciones sobre la problemática y actividad ferroviaria. En ese momento apareció Jorge Murillo y comenzó a increparlo. “Me amenazó de muerte aduciendo que me cuide y que cuide a mi familia y que deje de escribir de los talleres. Luego agarró mi mochila y la tiró en la calle. Además estaba con un perro que lo largo para que me rompa mis cosas. Luego me propinó dos trompadas en la cara”, contó el periodista.

Romano también contó que el enojo de este dirigente proviene desde hace unas semanas y que teme por cualquier otro hecho ya que también fue víctima de agresiones en su vivienda con la ruptura en la ventana, y de otras situaciones similares en su motocicleta. “Aparentemente le molesta lo que le cuento a la sociedad y a él ni lo mencionó. Es incomprensible su actitud”, dijo el periodista

Ante esta situación, la Asociación de Prensa de Tucumán repudia enérgicamente esta actitud incivilizada y pide a sus responsables una explicación sobre el hecho. De todas maneras el gremio de prensa y en defensa de los derechos del trabajador designó al abogado de la institución para asesorar al trabajador de prensa y acompañar en todas las medidas legales que así se requieran.

Autor foto: PRIMERA FUENTE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.