viernes, 29 de mayo de 2009

Brasil: La oposición frenó el proyecto de un tercer mandato de Lula da Silva


ANSA

La oposición brasileña impidió darle curso a una propuesta de enmienda constitucional presentada por un diputado oficialista para permitir un tercer mandato consecutivo del presidente, Luiz Lula da Silva.

Trece diputados de los partidos opositores Demócratas y de la Social Democracia Brasileña (PSDB) retiraron sus firmas e impidieron la viabilidad formal de la propuesta del diputado Jackson Barreto, del Partido del Movimiento Democracia Brasileña (PMDB), principal aliado del gobierno.

Así, la propuesta para enmendar la Constitución que había sido encaminada a la Cámara de Diputados por Barreto tiene 170 apoyos, uno menos que los necesarios para iniciar el trámite.

Los diputados opositores que habían aprobado inicialmente la propuesta fueron amenazados con ser expulsados de sus partidos, de acuerdo al presidente del PSDB, senador Sergio Guerra.

El PSDB calificó la posibilidad de un tercer mandato como "una acción golpista".

Barreto había trabajado durante tres meses para recolectar apoyos a su propuesta, que permitía un tercer mandato de Lula pero también de gobernadores y alcaldes, lo que atrajo a varios caudillos de la oposición.

La iniciativa de Barreto había sido desautorizada por el Partido de los Trabajadores (PT), en el gobierno, y por el propio presidente Lula, quien negó tres veces en la última semana que tenga intención de disputar en 2010 las elecciones para una segunda reelección consecutiva.

La Constitución brasileña permite una reelección.

"Estamos en contra de la propuesta y el presidente también", dijo el jefe del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, el petista Henrique Fontana.

Si el diputado Barreto quiere insistir en su propuesta, deberá comenzar nuevamente a buscar los 171 apoyos necesarios para convocar antes de setiembre a un plebiscito que pueda modificar la Constitución sobre el tema de la reelección.

Dirigentes del PT evaluaron la presentación de Barreto como una jugada para debilitar a la candidata elegida por el presidente a su sucesión, Dilma Rousseff, la jefa de ministros, enferma de cáncer.

El PMDB reclama de Lula un "Plan B" en caso de que la ministra no repunte en las encuestas ante el favorito en los sondeos, el gobernador de San Pablo, José Serra, del opositor PSDB, del ex presidente Fernando Henrique Cardoso.

"No tenemos plan B, tenemos plan D, de Dilma", replicó el ministro de Justicia, Tarso Genro, uno de los referentes del PT.

Foto: Brasil – El presidente Luiz Inacio Lula da Silva junto al canciller Celso Amorin. / Autor: Roosewelt Pinheiro - ABR


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.