viernes, 29 de mayo de 2009

El Salvador: Su primer gobierno de izquierda

José Mario Zavaleta (especial para ARGENPRESS.info)

El presidente electo, Mauricio Funes, ha confirmado esta semana el gabinete económico como anticipo a lo que sería su equipo completo, y que deberá hacer la protesta de ley el próximo uno de junio, después del traspaso de poder que se ha de realizar ante la presencia de al menos dieciséis mandatarios y muchos más representantes de más de sesenta países que al redactarse esta nota habían confirmado su presencia. Queda pendiente la publicación oficial de parte de Mauricio del resto de ministros y otros funcionarios que igualmente integrarán el primer gobierno de izquierda en la historia de El Salvador.

Tal como se había ofrecido antes y después de la elección del quince de marzo, el equipo que presidirá estará formado por diferentes representantes de sectores comprometidos con el programa de gobierno, y por supuesto por dirigentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, el partido que ganó las elecciones. Un hecho destacable es que al conocerse los integrantes del gabinete económico – y que en el reporte de la semana anterior anticipamos correctamente – las diversas reacciones han sido de total complacencia, incluidos sectores de la derecha y empresarial, quienes han reconocido el alto perfil de sus integrantes, siendo prácticamente inexistentes las críticas con respecto a su conformación, al menos lo que se ha expresado públicamente.

Esta circunstancia ha creado un ambiente positivo y optimista ante las condiciones adversas que a todas luces deberá enfrentar la futura administración; si se toma en cuenta el déficit existente a la fecha y el proyectado a futuro que se calcula en más de mil doscientos millones de dólares, como consecuencia de varios factores como la reducción de la captación de ingresos fiscales y las remesas familiares, y lo que se conoce cada día más como un verdadero hoyo financiero que deberá explicarse al conocerse con exactitud en el futuro próximo, debido a la dificultad que la administración saliente ha provocado al no aportar claramente los datos e información al respecto. O sea, la transparencia no es la virtud que más ha brillado.

En este escenario, el presidente Antonio Saca a inicios de semana ha presentado su informe de labores en un acto público donde no ha escatimado epítetos y argumentos favorables sobre su gobierno, y hasta se ha atrevido a presentarse como campeón en todos los planos - para el caso la salud -, asegurando dejar instalada una cadena de hospitales equipados con tecnología de punta; precisamente siendo esta área de las más cuestionadas, habiendo sostenido durante los cinco años de su administración al ministro de salud, calificado por los sectores gremiales y sociales como el menos apto y poco favorecido con las virtudes que un funcionario de su tipo debiera demostrar, como su seguridad al expresarse ante la población, experiencia en salud pública y sobre todo sensibilidad ante las necesidades de la gente. Se da el caso que en la actualidad casi todos los centros hospitalarios y de atención en salud adolecen de lo más elemental para funcionar, como medicinas e insumos indispensables; lo que el ministro Guillermo Maza ha dicho a través de los medios es que la falta de medicinas es algo normal en este país, frase tan célebre como la que en algún momento mencionó al decir que el servicio de Tomografías no eran tan necesario en los hospitales, precisamente en momentos que fue seriamente cuestionado por que los únicos tres equipos existentes no estaban funcionando por estar averiados, mientras los pacientes del sistema público que necesitaban ese estudio tan elemental para la investigación de sus enfermedades, tenían que recurrir a empresas privadas, precisamente algunas de ellas propiedad del ministro de salud.

Es este tan solo un ejemplo de lo que hereda el nuevo gobierno de Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, luego que concluye una administración a la que poco a poco se le descubre que ha ocultado muchas deficiencias que han afectado a la población; y lo que parece que se anuncia, graves errores administrativos que según sea el caso estaría por determinarse el grado de responsabilidad o dolo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.