lunes, 18 de mayo de 2009

La victoria de FMLN en la ciudad donde la oligarquía creía que había “terminado con el comunismo”. Entrevista con Roberto Alvarado, alcalde de Izalco


Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Un agradecimiento especial a Marialuisa Atienza por la
trascripción de los reportajes de El Salvador.

La profecía del fundador de ARENA, el mayor D'Abuisson, les dijo a los areneros en cierta ocasión; “Nunca vayan a dejar perder Izalco, porque si pierden Izalco, se perdió todo”.

Y se perdió, por la oligarquía salvadoreña, por los verdugos del genocidio y la matanza del 1932 cuando las calles de este hermoso y colonial municipio fueron inundadas de sangre indígena y campesina. La derecha y los dictadores militares creyeron que en Izalco lograron “acabar con el comunismo para siempre”, pero el comunismo regresó el 18 de enero este año cuando FMLN lanzaba el maestro y psicólogo
ROBERTO ALVARADO, como candidato a la alcaldía. Y la fórmula tuvo eco porque los habitantes de este municipio que habían vivido en terror y horror desde el 1932, echó por abajo el gobierno municipal de Arena y eligió este carismático y humilde hombre de 56 años como su nuevo alcalde. La historia alcanzó la verdad y la realidad salvadoreña.

Un soleado jueves llegamos a este municipio para ver y saber como piensa los habitantes y porque ya no querían más la derecha.

Dick Emanuelsson – En este momento estamos en el municipio de Izalco, realmente una mañana muy linda en este municipio que pertenece al departamento de Sonsonate. Y aquí enfrente tenemos el nuevo alcalde que va a asumir su cargo el 1º de mayo, el día de la celebración de la clase obrera, y ha sido elegido en una elección histórica también para este pueblo, el 18 de enero 2009. Primero que nada, señor Roberto Alvarado, muchísimas gracias por atendernos, y quisiera preguntarle ¿usted caracteriza esa victoria del 18 de enero como una victoria histórica, por qué en ese sentido?

Roberto Alvarado – Bueno, en primer lugar yo quiero decirle que el agradecido soy yo, por haber venido a hablar con nosotros. Un saludo para todos los pueblos del mundo, desde este histórico municipio de Izalco. La victoria representa para nosotros un momento histórico pues aquí, sólo tomando como una muestra, desde el 32, teníamos 77 años de gobiernos derechistas, de gobiernos impositivos, y hoy haber roto con ese tipo de gobiernos, abrimos una brecha. El pueblo se ha liberado, se siente esa liberación, el pueblo canta, el pueblo nos acompañó en toda
s estas historias, y se que los ancestros, aquellos hombres que murieron el 32 abatidos por las balas, por luchar por su tierra, se han también liberado de aquella opresión que sentían, como su pueblo lo habían marginado todos estos gobiernos. Por eso para nosotros representa una historia tremenda.

DE – Si, porque hay que agregar que el año 1932 que usted mencionó, aquí el 3 de enero de 1932 había unas elecciones donde, principalmente el partido comunista de El Salvador, ganó las elecciones, aquí en el municipio y en todo el país, pero por razones de poder, los militares hicieron golpe de Estado, y además fue una sublevación dirigida por Farabundo Martí. En este municipio había un señor Feliciano Ama, que vamos a hablar más tarde, pero entonces fue la gran matanza, se calcula de unos 30.000 indígenas, campesinos, que fueron asesinados por la tropa del ejército. Y ahora, escribimos, enero 2009 y además el 15 de marzo ganó el candidato presidencial Mauricio Funes y el FMLN la presidencia, después de una guerra de más de 12 años. Así que, justamente, por eso elegimos este municipio, porque tenía también sus antecedentes históricos, realmente llama la atención. Nosotros hemos recorrido un poco el mercado acá, antes de esta entrevista y hemos hablado con alguna gente, y la gente, c
omo usted dice, se siente muy aliviada pues, de haberse sacudido de ese gobierno de derecha, tantos años, tantas décadas, y dicen que usted es una persona así, muy accesible, escucha a la gente, mientras el otro alcalde de Arena que estuvo acá, además, su mujer, parece que nadie le gusta por su arrogancia, elegancia, de otra clase social. Usted también ha hecho un trabajo pastoral con la gente, con la iglesia y ayudar a la gente pobre y enferma, pero ¿quién es el Roberto Alvarado? de su propia palabra.

RA – Bueno yo antes que nada quiero decirle que más que todo, aquí en Izalco, no fue una cuestión del partido comunista, como mucho se ha manejado, ¿verdad? La historia nuestra es otra, aquí se luchó por la tierra, porque había mucha gente que quería apoderarse de los ejidos, de las tierras comunales, que eran netamente de los indígenas. Entonces, ellos no permitieron eso, y por eso, aquí toda aquella persona que hablaba náhuatl y usaba cotona,… lo mataban. De ahí quedó toda la gente con miedo y nuestra identidad se fue perdiendo, pues, porque si se perdía todo el idioma y todo eso, ya no tenemos identidad.

Maestro y psicólogo

Ahora, con la otra cuestión, quién es Roberto Alvarado, mira, yo soy una persona que he aprendido que el diálogo es bien importante en la vida de todo ser humano. No podemos vivir aislados, no somos islas, somos archipiélago, donde todos compartimos, convivimos. Los hoga
res por eso es que están ahora de carencia, destruyéndose, porque el diálogo se ha perdido. Soy una persona muy accesible con quien podemos… con cualquier persona, yo platico con cualquiera, saludo a cualquiera, porque para mí no hay diferencias. Ahora, yo también he hecho varias cosas, gracias a Dios además de ser maestro, yo soy psicólogo y pude trabajar en instituciones, en institutos de bachillerato ¿verdad? y con la gente yo compartía y esto además, fui tratando de moldear conductas adecuadas en los jóvenes y jovencitas, y más que todo, que se llegaran a conocer ellos mismos, tener una buena autoestima. Fue mi papel ahí en estas instituciones y he trabajado también en una universidad y también siempre continuaba el mismo proceso. Luego, también trabajo con la iglesia católica, a través de un movimiento que se llama Cursillos de Cristiandad, entonces también esa proyección que he tenido dentro de la iglesia, me sirvió a mí para poder lanzarme, y poder ganar, porque la verdad es que yo estaba bien seguro que ganaba, a pesar de que aquí ARENA era un partido fuerte, trae una trayectoria de tantos años, un miedo terrible, y el miedo que le están metiendo.

“Que Izalco vuelva a sus raíces”

Ustedes se dieron cuenta la campaña de desprestigio que hubo, que nosotros tampoco éramos la excepción. Pero aquí se manejó de otra manera, a tal grado de que este Roberto Alvarado, soy una persona que me considero del pueblo, gente del pueblo y voy a trabajar para el pueblo. He dicho en mi campaña, no voy a trabajar para un partido político, porque cuando trabajamos para un partido político, perdemos toda la visión. Vamos a trabajar para el pueblo, queremos que Izalco, como pueblo histórico ¿verdad? vuelva a sus raíces. Estoy platicando ya con todas las cofradías de acá, ayer recibí al alcalde del común, porque aquí hay una figura que se llama el alcalde del común, que es el alcalde de los indígenas, que tiene su protagonismo dentro de ellos. Estuvimos platicando con un acercamiento, porque quiero que todas aquellas cosas bellas que ellos manejan, costumbres, tradiciones, se vuelvan a vivir, como por ejemplo, aquí hay un montón de bailes autóctonos, hay también ciertos cantos populares, aquí tenemos el Feu Feu, que es un canto popular, como de un agradecimiento a Dios, al Dios Niño. Es hermoso ver eso aquí en nuestro Izalco y esas tradiciones poco a poco se van perdiendo, porque a la gente se le ha marginado. Ese es el problema se le ha marginado, la comunidad indígena está marginada. Yo he hecho un acercamiento hacia ellos, y sé que vamos a lograr que esto se vuelva a levantar, que vuelva a ser un municipio histórico, porque vamos a hacer eso.

DE - ¿Cómo fue la campaña, usted dijo que la campaña electoral fue muy sucia, ¿qué es lo que ofrecía ARENA a la población de Izalco y lo que ofrecía usted, como candidato por el FMLN?

RA – Mire, ARENA aquí, prácticamente no ofreció nada, porque estaban desgastados, pues, porque era un partido que aquí no hizo absolutamente nada. Sólo estaba viviendo de lo que hacía el presidente, las mentiras que daba, y la gente la tenían un poco así. Ellos no prometieron nada. Ahora, tampoco nosotros prometimos, porque tenemos un concepto, que vamos a ir a las comunidades y que las comunidades nos digan que… nos den los insumos nuestros, nos digan qué es lo que tenemos que hacer. Por ejemplo, yo no le voy a construir un puente a una comunidad, si no hay río. Entonces aquí se hicieron cosas en ARENA que no le servían al pueblo y yo decía, bueno, para qué necesito yo eso, si yo no le entraba ni regado… dice el pueblo ¿para qué nos sirve eso? De nada. Y hay cosas más importante acá que no las hicieron. Entonces, nosotros, como le digo, la campaña fue de ir a las comunidades, visitamos los 25 cantones y los 144 caseríos que tiene Izalco y anduvimos recabando información de lo que ellos necesitaban. Y toda esa fue nuestra campaña. Ahora, también tratamos de hablar con la verdad porque la gente cree en uno, porque a nosotros nunca nos han visto ahí haciendo cosas que no debemos hacer, entonces la gente creyó en nosotros. Y eso de haber creído en nosotros, nos compromete, pues, a hacer una gestión más especial, trabajar con más ganas por este pueblo

DE - ¿Cuántos habitantes tiene Izalco, usted está diciendo que hay una cantidad de cantones y…

RA – Sí, sí. Mire, aquí, votantes hay una cantidad como de 46.000, pero la población aquí, algunos… porque aquí el censo que se hizo fue un engaño, pues, ¿verdad? los que andaban censando llegaban a algunos lugares, pero no hacían nada, o sea que el censo aquí sólo fue para salir de un compromiso, como para decir la cuestión electoral como lo iban a manejar, pero el censo fue una mentira, el censo, dice que deben andar por ahí por los 65.000 habitantes, pero muchas personas que han hecho sus propios censos, anda por ahí por los 100.000 habitantes.

La agricultura se vino abajo

DE - ¿Y las diferentes clases sociales que existen aquí en Izalco, tiene ganado, hay la agricultura… de qué más vive la gente, cuáles son los ingresos?

RA -bueno, aquí además de la agricultura que es el fuerte, usted debe comprender, así como Centroamérica, casi todos vivimos de la agricultura, es el fuerte nuestro y es la base de la economía, pero no se le dio a la agricultura, se quiso suplantar por las maquilas, pero las maquilas en ningún momento vinieron a hacer nada. Entonces, la agricultura se vino abajo acá y es donde hemos estado con problemas. Hoy, Mauricio (Funes) le va a dar un auge tremendo a la agricultura, y nosotros también. Bueno, entonces, viven de la agricultura, pero también viven del comercio aquí, traen sus cositas, usted va a ver en el mercado que es un zanatal de gente ahí y del comercio informal, pudiéramos decir. Además hay profesionales también en esta área y más que todo, no le puedo decir que hay ricos, porque aquí no los hay, aquí hay algunos que dicen por ahí, se acuestan tomando agua y amanecen orinando leche, porque hay gente que cree que tiene, pero no tiene. Esa es la idiosincrasia de nuestra comunidad, ricos, ricos, no hay, pero sí hay pobres. Hay una pobreza tremenda. Aquí hay cantones que le digo yo a usted, que para la semana santa, vienen unos animalitos que se llaman chicharras, tal vez los oyeron cantar, ellos las agarran les quitan las alas y las ponen a tostar así, y con eso comen, la pobreza es extrema, por ejemplo, el cantón Chanchún. Entonces, estamos hablando aquí de las grandes diferencias que hay, mientras que posiblemente haya otros que tienen hasta perros con buena comida, hay gente que no come. Hay gente que tiene una desnutrición tremenda. Entonces nosotros, por eso, queremos crear lo que se llama el municipio saludable. Y aquí vamos a hablar con médicos, psicólogos, para que den una salud integral, pues. Y queremos, como dice la iglesia, el papa Benedicto XI, acaba de sacar una encíclica, o una carta más bien, que dice: mientras haya pobreza no habrá paz, porque es cierto, no puede haber paz y es tremendo esto. Entonces nosotros, debido a todas esas cosas que hemos visto, queremos llegar a esa gente y tratar de buscar medios, para que ellos puedan tener una vida más digna.

¿Médicos cubanos a Izalco?

DE – Ahora se van a restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba y en Honduras hay muchos médicos cubanos que han salvado la vida de miles de personas, ¿Por qué no invitarlos también, que de esa manera hay salud en un país bastante pobre y tienen pocos recursos?

RA - Mire, para mí siempre ha sido una cosa ilógica aislar a Cuba, cuando hemos visto en la realidad, cómo ha sobresalido ese país. Yo creo como decía alguien, no sé quién fue, que a Fidel Castro, fuera bueno que le dieran el premio de la excelencia porque es un presidente que a pesar del bloqueo que le hicieron, ha sacado a flote al pueblo. Y si es cierto que no hay una economía grande, pero es un pueblo que se mantiene, pues, y está sobresaliendo dentro de los campos científicos. La medicina, pues aquí nosotros enviamos gente a que los operen de los ojos, que realmente aquí ¿quién se va a operar de los ojos, si cuesta un dineral? Y Venezuela y Cuba, para mí, es de tener unas relaciones con ellos y que también nos acompañen con los médicos, nos hacen falta médicos, y médicos de calidad. Porque bueno, es hasta chistoso esto, cuando cuentan de aquel que iban a quitarle la pierna, -tal vez se dio usted cuenta de eso- que la pierna la tenía mala, y por quitarle la pierna mala, le quitaron la buena, y resulta que después se dieron cuenta que la mala se podía salvar, o sea que cuestiones de esas se dan aquí en nuestro medio. Ellos llegan, te diagnostican una enfermedad, pero no es esa, es otra. O sea, que son médicos que como que van adivinando, ¿verdad? Entonces, para mí, las relaciones con Cuba tienen que restablecerse.

DE - En la parte educativa, usted, como profesor ¿qué es lo que falta a este pueblo en educación pública?

RA – Aquí yo siempre critiqué, cuando era profesor, y me agarraba con los del ministerio de Educación, porque siempre critiqué que la educación en nuestro medio, no es la correcta, la adecuada, porque los fines de la educación andan tan alto que no los podemos bajar ni con escopetas, pues, ni con cañones. Entonces, la educación nuestra, como se enmarca nada más en transmitir conocimientos a las personas, transmitir y transmitir, pero nada de criticidad, de análisis. Da lástima ver, cuando uno llega a trabajar en una universidad, que los estudiantes no tengan análisis. Entonces, la educación nuestra es mala, mala. También tenemos un alto índice de analfabetismo.

Analfabetismo hasta 62 %

DE - … ¿De cuánto?

RA - Aquí anda por, tal vez, por el 62%, aunque ellos dicen que lo han rebajado, pero como analfabeta no es solo el que no sabe leer y escribir, hay un montón de gente que no sabe nada, no lee. Pues todos esos entran dentro del mismo campo. Entonces, nosotros aquí en Izalco sí estamos decididos a combatir el analfabetismo. Ya tenemos ahí un grupo de personas que están trabajando en círculos educativos, y vamos a ir… ya hablé con algunos de la universidad de acá, van a darnos gente para que los días sábados y domingos, como obra social, vayan a alfabetizar. O sea que nosotros queremos primeramente romper con eso que la gente… que todos deben de saber leer y escribir y después vamos a ir proyectando ya más cosas. Pero queremos hacerlo con el método cubano…

DE – ¿Con el proyecto “YO SÍ PUEDO”

RA - ¡Ajá! el método cubano, al mismo tiempo tiene el análisis, no es solo enseñar a leer pa, pe, pi, po, pu, no, es que lleva un análisis, y eso es lo importante, y eso es lo que no se enseña aquí, el análisis. Entonces, el sistema educativo tiende a cambiar, aquí la ministra de Educación se ha quejado que va a dejar de funcionar con sus proyectos de período educativo, pero estos proyectos educativos los cambian todos los años, porque lo que necesitan es el dinero, pues, el dinero que les viene para los proyectos. Entonces, tienen que cambiarlos para… teníamos lo que llamamos la escuela activa, y de la escuela activa, que estaba muy bonito el programa, yo lo leí, y empezamos a trabajar con eso, al año lo cambian. Y todos los años han ido cambiando proyectos educativos, ¿por qué? porque lo que ellos necesitan es justificar un proyecto nuevo, dentro de eso, lo lógico aquí, en nuestro medio, pero que realmente estamos en la capacidad nosotros de cambiar todo esto. Que ya no sea un sistema educativo para un sistema, sino que sea un sistema educativo que prepare a la gente para hacerle frente a la vida. Yo le digo algo a usted que mi experiencia es que había muchachos en el Instituto donde trabajaba, que sacaban sólo dieses, ¡buenos estudiantes! pero no han podido triunfar hoy como profesionales ya. En cambio, aquellos que les costaba, pero que tenían algo que era bien importante, ellos se enfrentaban con la vida todos los días, a hacerle frente a todos los obstáculos que se les presentaban, estos son los que están triunfando. Es ilógico pensarlo así, pero así es en nuestro medio…

ALBA-PETROLEO contra Shell-Texaco

DE - Y la parte energética, usted ha mencionado que se hablaba de los cubanos tanto en el sector de la salud como educación, que son realmente pioneros, ¿no? En Nicaragua estos días comienza a declarar territorio libre de analfabetismo justamente con la cooperación cubana… el ALBA que podría, por ejemplo, en el sector energético, aquí hay una cantidad de municipios dirigidos por el FMLN que han tenido ese tipo de relaciones, contratos con el ALBA, Petrocaribe porque me imagino que también Izalco necesita energía ¿no?

RA - ¡Ah! claro que sí. Mire nosotros estamos ya en contacto con ellos, desde antes de llegar ahora que fui electo alcalde, porque yo siempre creo que hay que buscar los medios para que la gente pueda tener acceso a combustibles mas cómodos. Claro que aquí, no se pudo realizar eso a plenitud porque teníamos un gobierno…

DE - Porque la derecha no quiso para nada tener. . .

RA - ¡¡No!! Porque la Shell, la Texaco, les pararon ahí, les dijeron bueno, qué pasa… y no pudieron ellos dar el combustible como se pretendía. Pero nosotros vamos a ver, aquí tenemos una gasolinera que trabaja con ellos, con ALBA-PETROLEO, vamos a proyectarla, vamos a potenciarla, y también ellos sé que dan una ayuda. Con ellos podemos hacer bastante, por la gente, porque aquí no se le puede hablar a nadie, como decimos nosotros, de Dios, y con el estómago vacío, tenemos que… ellos que nos van a ayudar con proyectos, pues… o sea, que ese campo lo tenemos que aprovechar nosotros. Hay una cosa que yo quiero decirle a usted, Izalco y Jiquilisco, acá en El Salvador, están catalogados, a nivel mundial, como reserva de la biósfera, eso nos da una categoría fuerte, y es que aquí en Izalco, esto no se ha aprovechado como debía de aprovecharse. Nosotros vamos a aprovecharla, vamos a hacer llegar ayudas para poder hacer un municipio diferente. Yo le digo a usted que dentro de unos dos años, nosotros somos diferentes, ya estamos proyectando.

Entonces, la primera cosa que se va a hacer aquí, es una carretera que sale de aquí de Izalco y va a unirnos con el desvío, de la carretera que viene de Santa Ana, allá por Cerro Verde, se va a llamar la carretera de la ruta de los volcanes. Entonces, eso va a venir a fomentar el turismo aquí en nuestro medio, pero tenemos que estar preparados para eso. Entonces, ya tenemos un equipo que va a trabajar dentro del turismo, porque nosotros como alcaldía no podemos estar haciendo, ya que mucha gente dice, esto ya tiene color político y yo no me meto ahí. Queremos que todos tengan libertad de hacerlo, que se metan a este proyecto de turismo y vamos a hacer de Izalco algo mejor. Entonces, yo tengo que aprovecharme de todo esto y a los que tienen, también los vamos a aprovechar. Porque ya le digo, ahorita nos van a arreglar ahí una barranca que eso es terrible, mire, para la pobre gente ahí, tuvieron que subirle casi un metro a las puertas, porque se les mete el agua. Esa barranca es tremenda, y hay niños al final de la barranca, hay niños, hay un kínder, pero que el gobierno no se da cuenta que hay un kínder ahí,

Ahí es un problema terrible, además que hay poca educación en nuestro medio, que la gente no tira la basura al tren de aseo, no la saca, sino que la tira a la barranca y eso con los días, tiende a taparse. Entonces, nosotros vamos a llevar una campaña, y ayudados por entidades como ALBA-PETROLEO y todo, para que la gente se eduque y que la basura no la tiren en el suelo. Que vayamos haciendo eso. Nos va a costar, vamos a pasar un año, por lo menos, pero yo voy a ir a todas las iglesias evangélicas, a la iglesia católica, a las instituciones educativas, a otras instituciones, para hablarles de lo que queremos tener, un municipio saludable. Entonces por ahí, va a ir encajando ALBA-PETROLEO, van a ir encajando otras instituciones que queremos que nos metan la mano…

Impuestos: “o todos en la cama, o todos en el suelo”

DE – El presupuesto para el municipio de Izalco ¿cuánto es, más o menos, y usted piensa que el arca del municipio va a estar vacía, cuando va a ocupar la alcaldía el 1º de mayo? Eso es muy común en América Latina.

RA – Fíjese que aquí sí, hay un presupuesto del FORES, el fondo que da el gobierno, entran como 154.000 fichas de dólares, a la alcaldía. En la alcaldía se tiene mayor ingreso aquí en Sonsonete. Bueno de eso, como entran los impuestos que el pueblo paga, pero hay un detalle, aquí no todos pagan. Hay un ingenio aquí, azucarero, que sólo le da unos 250.000 dólares al alcalde, para algo que tiene que hacer, y no lo hace. Se quedan con el dinero y ellos ya se zafaron, ya... pago de impuestos nada, algo a que nosotros vamos a ir es a que todos paguen sus impuestos. Como dice Mauricio Funes, o todos en la cama, o todos en el suelo, o sea, aquí o pagan todos, o no pagamos todos, esa es la situación. Entonces, vamos a llegar a todos, vamos a cobrar impuestos, además de los 154.000 dólares que entran, queremos hacer una buena recaudación de los impuestos. Pero este dinero tiene que manejarse con una transparencia grande. Que lo que ha habido en esto que acaba de salir, de este concejo saliente, todos tienen ranchos en la playa, y todos tienen de todo, pero dinero que venía para el pueblo, desaparece. Aquí es el municipio de Alí Baba y los 40 ladrones quién sabe para dónde agarró el dinero. Entones, nosotros queremos hacer una gestión transparente que nuestro pueblo se dé cuenta. Nosotros vamos a estar haciendo cabildos cada tres meses, donde se le va a dar el informe al pueblo, de lo que se está recibiendo y cómo se está invirtiendo. Entonces, como le digo, eso de los fondos, llegan así. Ahora Mauricio Funes ha prometido que va a dar más ayuda a los municipios. Hoy aquí, también el concejo éste, que hay que verlo también, pagan como alrededor de 44 maestros, porque el ministerio de Educación no ha asumido su responsabilidad educativa, entonces, pagan todo eso. Y pagan también a gente que dice que está trabajando en la unidad de salud, porque el ministerio de Salud no los quiere pagar y hay una necesidad grande. Aquí vamos a, incluso, esa educación, queremos pasársela a Mauricio, que él la absorba. Pero hay algunas cosas que sí las vamos a hacer nosotros y las vamos a hacer bien…

DE – Usted lo mencionó antes, que la pobreza acá en el municipio de Izalco es muy, muy grande, extrema prácticamente. Hay mucha gente que tiene familiares en EE.UU. y que llegan solamente las remesas?

RA – mire, aquí se da un fenómeno que se da en muchos lugares. Por ejemplo, antes de que se fueran sus familiares para EE.UU., gente trabajadora, el agro lo trabajaban bastante, yo conozco gente que son buenos soldadores y… bueno, diferentes áreas, y son buenos, pero tanto fue recibir remesas, y se quedaron sentaditos, pasivos, ya sólo esperando que les rinda, o sea que como si el mismo gobierno está funcionando así, ellos están viviendo de las remesas que vienen, y es la entrada más fuerte que tienen, aquí no se interesan por otras entradas, sino que de las remesas. Entonces, creo yo que ahí sí hay un problema serio. Entonces, hay gente aquí que se encarga de sólo de estar funcionando a nivel de eso. Y el problema es que hoy que están allá las remesas, como decir, han sufrido una variante con la caída de la economía en EE.UU., entonces, ¡claro! no están recibiendo remesas ¿y qué hacen, pues?

La mentalidad de asistencialismo tiene que cambiar

DE – Como usted también ha dicho y está muy testimoniado que las remesas tienen un efecto bastante pasivo para mucha gente, que no están obligados de salir a buscar lo que sea, o lo que interese para la supervivencia, el pan del día, y además la política tradicional de los gobernantes, de prometer fondos, etc., ese tipo de asistencialismo ¿cómo cambiar esa mentalidad, cómo, para que la gente… a la gente que votó por ustedes, no sólo a ellos, sino a toda la población de Izalco, se sienta partícipe, que realmente tome la iniciativa de ponerse a arreglar las carreteras, y ayudar al vecino a levantar su casa… pero cómo cambiar esta mentalidad?

RA – Esas son cosas que nos van a costar, porque aquí, bueno, ya la gente está acostumbrada ir a la alcaldía, traer unas sus dos libras de frijoles, y que les den láminas y todo. Sólo piden, pero no dan. A mí me da gran alegría gente que llega, como hoy en la mañana que venía acá, que me hablan unos de San Isidro, que venían, que querían que los recibiera. Tienen un proyecto de casas, eso sí alegra, pues, pero que llega uno, mire, yo voté por usted, y usted ¿qué me va a dar? Nada, nosotros lo que queremos promover es lo que se llama la concertación popular, donde el pueblo sea el hacedor de este gobierno. Gobernar con el pueblo, llegar a las comunidades y ver que son las necesidades, y juntos, poderlos realizar. Porque lo que se da así, repito, no lo cuidan, tiene que costarles a ellos.

Yo siempre he dicho, y anduvimos viendo en la campaña, que si hay que arreglar una calle, que ellos sean los que van a hacer eso, nosotros les vamos a dar el material, porque ellos lo van a cuidar, porque es su calle, es su cantón el que quieren arreglar. Entonces, nosotros queremos romper con eso del asistencialismo que aquí la gente está acostumbrada a eso.

Decía Rigoberta Menchú, aquella indígena de allá de Guatemala, que el pueblo nuestro ya se acostumbró a recibir. Por lo menos aquí, teníamos una cualidad bien grande en El Salvador, gente trabajadora. Y hoy ya no por las remesas. Mauricio Funes como que quiere también, buscar un mecanismo cómo hacer conciencia en la gente que las recibe, que aquellos allá a veces se quedan hasta sin lo más elemental p'a mandar remesas y que aquí los disfrutan, reciben las remesas, zapatos solo carísimos, varios de ya unos 300 dólares, por ahí. Y qué tremendo, pues, cuando yo siempre digo, y yo les he dicho a mi hijos, que si a mí me va a costar un par de zapatos 100 dólares, yo puedo comprar cuatro pares, y me voy a estar cambiando seguido y todo eso, porque los zapatos no están allá, no tienen las tiendas para producir zapatos, es para cuidarlos, para proteger el pie. Pero aquí se tiene que cambiar esa mentalidad de la gente. Que ese dinero que van recibiendo allá, bueno, que empiecen a poner un negocio, que empiecen a hacer producir ese dinero, no solo recibirlo y malgastarlo pues, eso se tiene que cambiar.

“Los rojos siguen vivos y viven más”

DE - Están fritos, como dicen en la calle, ¿no? ¿Qué es lo que espera entonces, del nuevo gobierno que fue elegido ahora el 15 de marzo y además, no solamente Izalco tuvo cambio de color político el 18 de enero, sino una cantidad de otros municipios que también pasaron al color rojo, rojito, como dice Chávez, y pues, casi una mayoría de los municipios de El Salvador están bajo el control e influencia del Frente Farabundo, FMLN…

RA – Mire, aquí algunos cantan esa su canción, que es la famosa, la canción de ellos, "donde los rojos terminarán, El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán"…

DE – Pero ahora más lejos que nunca…

RA - Pero hoy se amolaron, pues, porque los rojos siguen vivos y viven más. Ahora, mire, aquí siempre nosotros hemos dicho, y ese muchacho que está ahí, que es de la comunidad indígena, Will Pinto, también lo decían en todos los mítines, que había una profecía, el fundador de ARENA, el mayor D'Abuisson, les dijo a los areneros en cierta ocasión; “Nunca vayan a dejar perder Izalco, porque si pierden Izalco, se perdió todo”. Y entonces, cuando ganamos nosotros, dijimos: ya ganamos la presidencia, había una profecía, aunque había un hombre, sí, pero es una profecía y, bueno, y mire, se cumplió, a pesar de todo el fraude que ellos meten, pero aquí se cumplió la profecía. Ahora, ¿qué esperamos de Mauricio, como municipio? Nosotros queremos trabajar con él así, en un plano de ayuda mutua, donde él nos dé más fondos para que los municipios puedan elaborar más proyectos, y que nosotros, pues, podamos ir mejorando la calidad de vida de las personas que viven en estos municipios, así, él está cumpliendo una promesa que hizo en la campaña y la sigue manteniendo, de luchar por los pobres de los más pobres, como un compromiso que él se ha metido también, con la figura de Monseñor Romero, que Monseñor Romero era un hombre que luchó por los pobres, aquellos que no tenían voz, que eran siempre marginados. Creo que con Mauricio, todos vamos a tener una apertura, vamos a poder dialogar con él, es un hombre accesible, y las cosas van a cambiar y estos municipios también. Y esperamos que dentro de unos tres años, tener ya la mayoría de municipios, rojos. Vamos a ir creciendo así.

DE – Bueno alcalde, muchísimas gracias por esta entrevista y no piense que va a escapar, porque vamos a regresar acá, a hacer como dicen, una revisión de lo que ha sido dentro de unos años el mandato suyo para ver cómo ha sido el proceso de Izalco.

RA – Nosotros vamos a llegar por allá, para que vean lo que hemos hecho, porque así nos estamos proyectando algo.




Foto 1: El Salvador, Izalco - Roberto Alvarado (derecha) conversa con habitantes en el mercado. / Autor: Dick Emanuelsson.
Foto2: El Salvador, Izalco - Roberto Alvarado (derecha) conversa con vendedoras en el mercado. Foto: Dick Emanuelsson.
Foto 3: El Salvador, Izalco - Roberto Alvarado conversa con un campesino de una aldea cercana a Izalco. / Autor: Dick Emanuelsson.
Foto 4: El Salvador, Izalco - Roberto Alvarado nuevo alcalde en el municipio de Izalco. / Autor: Dick Emanuelsson.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.