martes, 19 de mayo de 2009

Latinoamérica y Caribe, panorama sombrío por la crisis

Juan Diego Nusa Peñalver (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronostica un panorama muy sombrío para los más de 579 millones de latinoamericanos y caribeños. Como resultado de la crisis económica y financiera internacional.

La entidad anunció decrecimientos para esa parte del planeta en lo económico, aumento del desempleo y la pobreza, disminución de las remesas monetarias y reducción de la participación de la región en el comercio mundial.

Los efectos de la crisis internacional se dejarán sentir con fuerza este año en esta parte del mundo, señala la mexicana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, en declaraciones a la Agencia de Información Nacional durante un aparte de su apretada agenda de trabajo en Cuba.

“Aunque nos agarra con mayores fortalezas, es una región que no está inmune a la crisis", significa la ejecutiva internacional, al frente desde el 2008 de una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas.

Bárcena explica que de acuerdo con el comportamiento del último cuatrimestre de 2008 y el primer trimestre de este año, la CEPAL estima un crecimiento negativo para el subcontinente latinoamericano y caribeño de -0,3 por ciento (su primer retroceso tras seis años de crecimiento). Y puede ser peor aún.

El más reciente comunicado de la Comisión, creada en febrero de 1948 para contribuir al desarrollo económico y social de América Latina, señala que los países más afectados serían México (-2,0 por ciento de crecimiento), Brasil (-1,0 por ciento), Costa Rica (-0,5 por ciento) y Paraguay (-0,5 por ciento).

La fuente señala que Panamá, Perú, Cuba y Bolivia mantendrían un crecimiento positivo igual o superior al 3,0 por ciento. En tanto, Ecuador y Chile anotarían un nulo aumento en su Producto Interno Bruto (PIB) en 2009.

Bárcena explica que los efectos negativos se aprecian en la desaceleración del comercio internacional y la caída de los precios de los bienes primarios.

Indica que también se verá una fuerte disminución de las exportaciones --que afectará principalmente a economías abiertas como las centroamericanas y México--; una reducción de las remesas, menores ingresos por turismo -especialmente en el Caribe y Centroamérica-; y una baja de los flujos de la inversión extranjera directa y la financiación oficial al desarrollo.

“Yo diría que quizás el impacto más fuerte que está viviendo la región es la caída en el comercio”, comenta.

“La Organización Mundial de Comercio considera que este bajará un nueve por ciento, otras organizaciones internacionales calculan 11 por ciento. La CEPAL está preocupada por este tema y el del descenso del empleo", afirma.

Respecto a Cuba subraya que “es uno de los países más importantes para la CEPAL y venimos aquí para confirmar nuestro deseo de colaborar y de aprender”.

América Latina y el Caribe “tienen mucho que aprender de la experiencia cubana y sobre todo del compromiso de obtener una información útil para gobernar y favorecer a la población en general”, resalta.

“Deben sentirse muy orgullosos de lo que han logrado”, concluye la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.