martes, 19 de mayo de 2009

México: ¿Qué hacer cuando se reprime, encarcela y asesina al pueblo?

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Con motivo del segundo aniversario de la desaparición de sus familiares, el Comité "Hasta Encontrarlos" llevará acabo algunas actividades político y culturales, para denunciar una vez más ante la población y la secretaría de Gobernación (SEGOB) la falta de voluntad política y responsabilidad para presentar con vida a Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, quienes este 25 de mayo del 2009 cumplirán dos años desaparecidos. Tiempo durante el cual el gobierno ha mostrado su ineficacia, falta de compromiso y responsabilidad por esclarecer estos casos.

2. Incluso se conformó una “Comisión de Mediación” integrada por intelectuales, periodistas y luchadores sociales con el fin de que la organización armada: Ejército Popular Revolucionario (EPR), y Gobernación, entraran en una tregua mientras se investigaba la desaparición de los dos activistas sociales. Después de un año la Comisión se vio obligada a renunciar de su encargo porque la SEGOB jamás hizo nada, ni siquiera reunirse con ellos. ¿De qué paz social o respeto habla el gobierno de la República si en vez de solucionar los problemas se dedica a reprimir?

3. El 21 de abril de 2009 la Comisión de Mediación, integrada por Enrique González Ruiz, Miguel Ángel Granados Chapa, Juan Hernández Monge, Rosario Ibarra de Piedra, Gilberto López Rivas, Carlos Montemayor y Samuel Ruiz García, renunció a su función después de denunciar a la secretaría de Gobernación que 12 meses antes aceptó su conformación nada hizo para que las cosas avanzaran. ¿Qué mejor oportunidad para el gobierno panista contar con una comisión de esta categoría para solucionar problemas de fondo? ¿O es que al contar con el ejército ocupando las calles de país es suficiente?

4. Con esta negativa el Gobierno lo único que ha hecho es brindar los elementos necesarios para configurar una y otra vez este delito de lesa humanidad, caracterizado principalmente por no aceptar su participación en las desapariciones. Por eso familiares y activistas han invitado a todos los oaxaqueños a tres actividades: a una conferencia de Miguel Ángel Granados Chapa el sábado 23 y una marcha el domingo 24 en la ciudad de Oaxaca, y un mitin el lunes 25 en la secretaría de Gobernación en la ciudad de México. Se pretende con ello sensibilizar a la población y, ¿qué más?

5. Se espera, aunque no se sabe cuándo, que el EPR reanude sus actividades de protesta siguiendo sus tácticas y estrategias como fuerza armada. Hace poco más de un año los militantes de esa organización hicieron estallar granadas en oleoductos de Pemex provocando alarma entre la clase dominante. Ante la gran irresponsabilidad del gobierno de Calderón para llegar a acuerdos con el EPR, es probable que éstos reinicien sus actividades, ahora sí con más justificación. ¿Qué ninguna violencia se justifica? Piensen nada más en los luchadores de la Independencia, la Reforma y la Revolución.

6. Reyes y Cruz llevan dos años de haber sido desaparecidos sin que hasta ahora el gobierno responda algo positivo. La opinión pública sabe, por experiencia, que han sido asesinados por el mismo gobierno, pero los miembros del EPR tratan de demostrar quiénes son los violentos, quienes son los represores que hablan de paz mientras persiguen al pueblo. Nuevamente el gobierno demuestra su cinismo al querer negar que es él quien provoca al pueblo, que es el que cierra todas las instancias de diálogo y que cuando se queja de la violencia es porque ha sido incapaz de solucionar los problemas.

7. ¿Qué decir de los campesinos de San Salvador Atenco, presos por defender sus tierras; de los miembros de la APPO encarcelados por luchar por sus derechos; de muchos presos zapatistas en diversas cárceles del país y políticos perredistas asesinados sin que hasta hoy se haya hecho justicia? Lo que puede observarse es que todos esos presos y asesinados han sido luchadores sociales víctimas de los gobiernos del PAN y del PRI, así como de las llamadas instituciones de justicia a su servicio. ¿Cómo puede continuar el gobierno por ese camino y hablar al mismo tiempo de que busca la paz?

8. El gobierno ilegítimo de Calderón, con el fuerte apoyo de los EEUU y el llamado Plan México, parece interesado en extender la guerra interna que ha iniciado con el narcotráfico. Las izquierdas no pueden retroceder en sus luchas en las calles, en los campos, fábricas y escuelas, aunque la clase política o partidocracia esté buscando someterlas aprobando leyes acerca de intervenciones telefónicas, de prohibición de manifestaciones y protestas u obligando a la población a votar. Por eso la pregunta inicial: ¿Qué hacer cuando se reprime, encarcela y se asesina al pueblo?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.