lunes, 18 de mayo de 2009

Noticias Censuradas (XVIII): Algo huele mal en el sistema político de Estados Unidos


Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Lo miembros del Congreso de EEUU –Senado y Cámara de Representantes– que tienen la responsabilidad de “supervisar” la economía han recibido millones de dólares en donaciones de las corporaciones de Wall Street más embrolladas en la crisis financiera. Sólo senadores como Barack Obama y John McCain recibieron un total combinado de 3,1 millones de dólares.

Las grandes corporaciones transnacionales estadounidenses, además, financian las convenciones en que los partidos Demócrata y Republicano eligen a sus candidatos presidenciales, en tanto los temas y preguntas de los debates de los contendientes a la presidencia de EEUU se negocian en contratos secretos que nadie más puede conocer.

Al mismo tiempo, la prensa independiente no tiene acceso a las convenciones partidarias que designan al candidato, mientras los congresistas que van a una reelección son forzados a traspasar la mitad de sus fondos de campaña a otros candidatos del mismo signo político.

Estas prácticas de la política estadounidense no preocupan a los grandes medios informativos, que las ignoran olímpicamente, pero forman parte de varios cientos de noticias ocultadas que estudia anualmente el Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma State.

Los banqueros pusieron al Congreso a su servicio y viceversa

Los legisladores federales responsables de supervisar la economía de EEUU han recibido millones de dólares de las empresas de Wall Street. Desde 2001, ocho de las empresas más embrolladas en la crisis han donado 64,2 millones de dólares a candidatos del Congreso, candidatos presidenciales y a los partidos Republicano y Demócrata. Senadores como Barack Obama y John McCain recibieron un total combinado de 3,1 millones de dólares.

Los donantes incluyen a los bancos de inversión Bear Stearns, Goldman Sachs, Lehman Brothers, Merrill Lynch, Morgan Stanley, la aseguradora American International Group (AIG) y los gigantes de la hipoteca Fannie Mae y Freddie Mac.

Prácticamente cada uno de los miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, que discutieron y aprobaron cómo se gastarían los 700 mil millones de dólares del paquete de Bush llamado “Programa de Alivio de los Activos Perturbados” (TARP, por su sigla en inglés), recibieron contribuciones asociadas a estas instituciones financieras durante el período de dos años que se cerró con las elecciones de noviembre 2008 (Los representantes son elegidos cada dos años).

“Ustedes podrían decir que la industria financiera consiguió el valor de su dinero con el apoyo de los miembros del Congreso que estuvieron inclinados a mirar de otra manera”, dijo Lawrence Jacobs, director del Centro para Estudios de la Política y del Gobierno de la Universidad Minnesota.

Por ejemplo, cuando la Comisión de Seguridad y Valores adoptó en 2004 un cambio importante en la regla que liberó a los bancos de inversión para sepultar 10.000 millones de dólares en dinero prestado en hipotecas subprime y otros juegos financieros de alto riesgo, los comités de actividades bancarias del Congreso no llevaron a cabo ninguna audiencia sobre este descuido.

La inacción del Congreso también permitió que los vendedores de hipotecas ganaran altos honorarios vendiendo puerta a puerta préstamos a compradores de casas insolventes e impidió establecer regulaciones duras sobre las prácticas depredadoras de los prestamistas.

El fraude y la crisis continúan profundizando y ampliándose con conflictos de intereses significativos en el Congreso y el Poder Ejecutivo del gobierno de EEUU. “La industria financiera ha capturado con eficacia a nuestro gobierno”, dijo Simon Johnson, economista, ex jefe del FMI. (1)

Las corporaciones pagan las convenciones partidarias

El logotipo de la compañía AT&T (American Telephone and Telegraph) adornó el maletín de cada delegado a la Convención Nacional Demócrata (DNC, en inglés). Al igual que Comcast Corporation (proveedora de servicios televisivos de cable), Motorola, Coca-Cola, Google y el respaldo de otros patrocinadores corporativos, el gigante de las telecomunicaciones AT&T, que también fue el proveedor inalámbrico oficial de la DNC, donó más de un millón de dólares a cambio de espacio de exhibición prominente y acceso a los cargos electos.

Ninguna de estas compañías ha divulgado completamente sus contribuciones a la Convención, según un nuevo informe del Campaign Finance Institute (Instituto de Financiación de Campaña). Entre las 146 organizaciones y corporaciones conocidas como donantes de las convenciones demócrata y republicana, solamente 31 dieron a conocer información sobre sus contribuciones, dijo el informe.

En EEUU está prohibido otorgar contribuciones ilimitadas a los partidos políticos. No obstante, el dinero se dona, pero no específicamente a la Convención, sino al comité organizador que promueve a la ciudad sede del evento. Ese comité anfitrión recauda fondos para la convención a través de gente del partido que lleva a cabo la organización del encuentro, de modo que el dinero donado ingresa directamente al partido.

Así, bajo una exención creada por la Federal Election Commission (Comisión Electoral Federal), compuesta esencialmente por representantes de los dos principales partidos, puede recibirse todo ese dinero siempre que sea donado a través de un comité organizador que simplemente finge estar promoviendo a la ciudad sede de la convención. (2)

Control secreto de los debates presidenciales

Las campañas de Obama y de McCain negociaron en común un contrato secreto detallado que estipuló los términos de los debates de la campaña electoral 2008. Esto incluyó a quién debió moderar, así como los temas abordados durante las discusiones.

Desde 1987, una sociedad llamada Comisión de Debates Presidenciales viene patrocinando las discusiones y rechaza hacer públicos los contratos entre ella y los candidatos presidenciales. Gran parte del dinero que financia las discusiones de los candidatos proviene de empresas privadas interesadas en regulaciones del Congreso que favorezcan sus intereses.

La estructura actual permite que las sociedades donen dinero a los partidos Demócrata y Republicano, que en lo esencial ejercen un duopolio bi-partidario sobre el proceso político y excluyen las voces de terceros –los candidatos independientes y alternativos con menos recursos– que podrían ser hostiles al poder corporativo.

Los auxiliares de la Comisión son los cabilderos o lobbystas de la industria farmacéutica y los principales protagonistas del lobbysmo de la nación. (3)

Bloqueo y abusos con medios independientes en las convenciones

La controversia alrededor de cómo se financiaron las convenciones nacionales demócrata y republicana derivó en el bloqueo de la prensa independiente de EEUU. Las detenciones masivas de manifestantes pacíficos en las ciudades sede de las convenciones, la violencia excesiva de la policía, la indiferencia ante la violación de derechos y la persecución y arresto de periodistas estropearon las proclamadas “celebraciones de la democracia”.

Los abusos incluyeron barreras de seguridad privada insalvables para las credenciales de prensa, bloqueos por la fuerza de la cobertura de miembros de la prensa en acontecimientos públicos, junto con incursiones y detenciones, preferentemente contra grupos pacíficos de protesta y medios independientes.

Por ejemplo, a comienzos de septiembre de 2008 la policía y los funcionarios locales y federales de St. Paul, Minnesota agredieron enérgicamente a los reporteros independientes interesados en la cobertura de la Convención nacional republicana.

Entre los periodistas que fueron arrestados se encontraba la comentarista de radio y televisión Amy Goodman, la productora Nicole Salazar y el técnico en sonido Sharif Abdel Kouddous. todos del programa Democracy Now! El abuso mereció la atención del Comité de Protección de Periodistas de Nueva York, que protestó y pidio que a los periodistas presos se les dejara hacer su trabajo. (4)

Congresistas donan fondos a otros políticos

Los políticos que poseen cargos legislativos deben ceder el 50% del dinero de sus campañas para la reelección a sus colegas de partido y a los comités nacionales de su tienda política. La imposición partidaria se basa en la idea de que los políticos que ya poseen cargos necesitan menos dinero para hacer campaña, pues sus asientos se considera más seguros. Sin embargo, esos mismos políticos con cargos tienen cierta antigüedad que les favorece un mejor acceso a los lugares designados por los comités y reciben un interés especial.

Este paso adelante es una via para reducir la influencia de los políticos establecidos y favorece también las relaciones con los políticos de oposición. “La relación (de los nuevos miembros) con los miembros antiguos que son efectivamente fluidas es como la relación de un adolescente sin hogar, apenas baja del autobús en la gran ciudad, y se dirige a una persona amistosa que le ofrezca comida y una cama caliente”, escribieron los investigadores de Proyecto Censurado.

Esta influencia es aún más relativa al considerar a los donantes ricos que entregan sus contribuciones a un político. Este donante puede dar su dinero a pocos políticos con la seguridad de que llegará al candidato deseado. Además, proporciona una manera de movilizar grandes cantidades de dinero para los comités nacionales del partido. Por ejemplo, un solo ciudadano puede donar solamente 28.500 dólares a los comités del partido por período mientras que un demócrata de Nueva York dona una media de 450.000 dólares por período parlamentario. (5)

*) Resúmenes de historias periodísticas ocultadas por la gran prensa de EEUU y el mundo, elegidas entre cientos de noticias estudiadas por el Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma State de California para la selección final de 25 historias relevantes a publicarse en el anuario Censored 2009/2010.

Imagen: Wall Street. Humor por Sergio Langer

Fuentes:
1) Estudiantes investigadores: Jocelyn Rapp y Caitlin Ruxton
Evaluador: Samual Mikhail PhD, economista, Indian River State College y Sonoma State University
–“Lax Oversight? Maybe $64 Million to DC Pols Explains It” Greg Gordon, McClatchy Newspapers, October 2008 http://www.truthout.org/100308C
–“TARP Recipients Paid Out $114 Million for Politicking Last Year” Capitol Eye, February 4, 2009 http://www.opensecrets.org/news/2009/02/tarp-recipients-paid-out-114-m.html
– “Congressmen Hear from TARP Recipients Who Funded Their Campaigns”
Lindsay Renick Mayer, Capitol Eye, February 10, 2009
http://www.opensecrets.org/news/2009/02/financial-services-members-to.html
–“The Big Takeover” Matt Taibbi, Rolling Stone Mar 19, 2009
http://www.rollingstone.com/politics/story/26793903/the_big_takeover/
–“Larry Summers, Tim Geithner and Wall Street's ownership of government” Glenn Greenwald, Salon.com, April 4, 2009 http://www.salon.com/opinion/greenwald/2009/04/04/summers/
2) Who’s Paying for the Conventions? Corporate Sponsors Pour Millions into Party Coffers, Democracy Now!, July 22, 2008, http://www.democracynow.org/2008/7/22/whos_paying_for_the_conventions_corporate
And http://www.cfinst.org/pr/prRelease.aspx?ReleaseID=194
3) Investigado por Kerry Headley y Natalie Dale
–“No Debate: How the Republican and Democratic Parties Secretly Control the Presidential Debates” Amy Goodman and Juan Gonzalez, Democracy Now!, 10/2/2008 http://www.democracynow.org/2008/10/2/no_debate_how_the_republican_and
4) “AT&T Thanks the Blue Dog Democrats With a Lavish Party” Glenn Greenwald, Salon.com, August 26, 2008 http://www.salon.com/opinion/greenwald/2008/08/25/blue_dogs/index.html
–“RNC Media Intimidation Condemned” Jeffrey Allen, One World.net, September 5, 2008 http://us.oneworld.net/article/357286-rnc-media-intimidation-condemned
–“The Party Police” By Amy Goodman, Truthdig, Sep 10, 2008 http://www.truthdig.com/report/item/20080910_the_party_police/
5) Estudiantes investigadores: Scott O’Neil ,Melissa Bock, Morgan Burke, Anne Geiler, Katie McCartin y Ava Roebuck
Instructor académico: Kevin Howley / Evaluador: Bruce Stinebrickner, Ph.D.
–“Congressional Shell Games” Richard Viguerie and Mark Fitzgibbons, American Thinker, 922/08,
http://americanthinker.com/2008/09/congressional_shell_games.html


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.