viernes, 29 de mayo de 2009

Rusia pone en marcha su quinta planta para destruir armas químicas

RIA NOVOSTI

Rusia puso en marcha hoy una nueva planta, ya quinta en el territorio nacional, diseñada para eliminar las existencias de armas químicas en el país, informó un corresponsal de RIA Novosti desde la ciudad de Schuchie donde se ubica la empresa.

"Se dieron cita aquí los especialistas de diversos perfiles procedentes de varios países del mundo. Y no es de extrañar ya que el desarme químico es un problema de suma importancia y de alcance global", destacó en el acto solemne el ministro ruso de Industria y Comercio, Víctor Jristenko.

Según Jristenko, Rusia cumple todos los compromisos asumidos en materia de destrucción de armas químicas.

"En 2003 el país eliminó 1% de sus existencias de armas químicas. En 2007 la cifra se elevó al 20% y en el momento actual se ubica en el 36,6% y en lo que resta de año ascenderá al 45%", resaltó el ministro.

La planta, situada al sur de los Montes Urales, eliminará 5.500 toneladas de sustancias tóxicas, o sea, el 13,6% de las existencias rusas de armas químicas. Se prevé que en lo que resta de año se destruirán casi 1.000 toneladas de armas químicas y para finales de 2012, todas las existencias de sustancias tóxicas almacenadas en la ciudad de Schuchie.

En 1993, cuando fue aprobado el Convenio internacional sobre prohibición de desarrollo, producción, almacenamiento y empleo de armas químicas y su total eliminación, Rusia poseía 40 mil toneladas de sustancias tóxicas y EEUU, 32 mil toneladas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.