viernes, 29 de mayo de 2009

Subidas en el precio del petróleo y las hambrunas por venir


Eduardo Andrade Bone (especial para ARGENPRESS.info)

Desde el corazón mismo de la especulación financiera y el origen de la crisis económica del sistema capitalista mundial, los Estados Unidos, nuevamente se procede a la manipulación de los precios del petróleo.

A los responsables de la actual crisis económica del mundo capitalista, vale decir los especuladores y las mafias económicas y financieras del Imperio, ya no les basta con el actual caos reinante en el manejo de la economía mundial. Ahora han resuelto nuevamente elevar los precios del petróleo de forma gradual, tensionando así los mercados energéticos.

Al escribir esta nota el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, supera ya de forma holgada los 63 dólares por barril, lo que nos indica que en el transcurso del año este podría llegar entre los 75 y 80 dólares el barril. El precio del vital energético seguirá subiendo paulatinamente, generando así nuevos problemas a la presunta recuperación económica del sistema capitalista mundial.

Ahora la caída de las reservas en Estados Unidos, que han bajado en 5,4 millones de barriles durante la semana pasada hasta los 363,1 millones, ha encendido nuevamente las alarmas y la subida gradual en el precio del oro negro.

Arabia Saudí ha advertido hace algunos días atrás que los precios del crudo podrían superar el récord de casi 150 dólares (unos 107 euros) el barril alcanzado en 2008. El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali al Naimi, señalo que el mundo se dirige a una nueva alza del crudo después de la actual fase de débil demanda y precios significativamente más bajos, pero que el mercado más bien refleja la crisis económica del sistema capitalista mundial, no lo que está por venir.

Ahora sin duda que el panorama es cada vez más sombrío, en donde se vera afectado el escenario de la inversión, y dijo que “los bajos precios, la débil demanda, los altos costos, agudos mercados crediticios y políticas energéticas centradas en fuentes alternativas de combustible, todas combinadas, afectan la inversión en nuevos proyectos”. Lo que ha sido ratificado además por voceros del FMI los cuales han expresado que el crudo seguirá con alzas a medio plazo.

Recordemos que el máximo alcanzado en el precio del barril del crudo, llego a los 148 dólares por barril lo que de inmediatito significo el aumento de precios de una infinidad de productos, así como los de “la canasta básica alimenticia”. Posteriormente se vuelve ve a producir una caída en los precios del petróleo, pero los precios en especial de la canasta básica, se quedaron pegados arriba.

Ya en ese entonces se reduce el poder adquisitivo de los consumidores, producto del contubernio establecido entre productores, distribuidores y comerciantes en lo relativo a la designación de precios. Hoy con productos básicos alimentarios que ya se encuentran caros y con esta nuevas subidas del valor del petróleo el sistema capitalista global se encamina ha desatar la “hambruna” en los más diversos lugares del mundo.

Pascal Lamy, jefe de la organización mundial de comercio (OMC) señaló recientemente que se espera que siga aumentando el desempleo, incluso después de que las economías comiencen a salir de la crisis. De manera similar, los precios de los bienes de primera necesidad se elevarán antes de que eventualmente la economía se recupere, han advertido además las agencias de las Naciones Unidas.

Las informaciones procedentes del sector económico de la prensa mundial, nos indican que en lo que va corrido del año, el crudo se ha encarecido en un 39%, ahora desde su caída en febrero pasado (33,98 dólares) viene acumulando una subida de la que ya se remonta al 81%.

Ahora cuando los ciudadanos se ven enfrentados a la inseguridad laboral, a un creciente desempleo y cuando el poder adquisitivo de los consumidores no remonta por ningún lado, la nueva subida del valor del petróleo generara nuevas contracciones en el consumo, afectara una vez más a la industria manufacturera y volverá a desatar la inflación en el valor de innumerables productos y en especial de los alimenticios, empeorando aún más las condiciones de vida de los que viven con salarios de sobrevivencia.

Ahora la hambrunas que generara el sistema capitalista mundial con sus crisis, se expresará con mayor fuerza en los llamados países en vías de desarrollo o emergentes. Sin contar con el continente Africano que producto del saqueo desarrollado por las ex colonias europeas, vienen padeciendo de hambre y hambrunas desde hace ya bastante tiempo. Ahora recientemente en entrevista concedida a la prensa española por el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, señalo que” hay una crisis alimentaria larvada, que no se ha calmado tanto como la gente cree” afirma, y que se puede transformar en graves consecuencia para la mayoría de los pueblos mundo.

Ahora cuando observamos que la industria manufacturera ha sido duramente golpeada por la crisis económica generada por su propio sistema, y cuando no se observan signos claros y reales de recuperación y crecimiento económico, surge una vez más la amenaza de un nuevo aumento gradual de los precios del crudo, lo que impedirá un mejoramiento del PIB y se puede transformar en una situación más catastrófica aún, cuyas consecuencias mayores la seguirán pagando los estratos sociales de menores ingresos y las capas medias endeudadas y empobrecidas.

Lo cierto es que la actual subida en los precios del crudo, influirá en una recuperación más bien negativa de la “economía real”, pues los especuladores y las mafias financieras son los que determinan las reglas del juego, cuyas consecuencias mayores se expresara en un deterioro de la situación de los mercados, en un aumento del valor del dinero, nuevas bajadas en los tipos de interés y una inflación galopante y difícil de controlar, con todas las consecuencias económicas y sociales de lo que ello significa, y que poco les importa a los grandes empresarios y las castas políticas de centro derecha.

Mientras tanto continua creciendo el ejército de cesantes en el mundo, se deterioran las condiciones de vida de pueblos enteros y las injusticias y desigualdades sociales son cada vez más abismantes.

Ahora los personajes más ricos del mundo y que suman una fortuna de más de 120.000 millones de dólares, se reunieron recientemente en una de las mansiones del potentado Rockefeller con la intención de seguir planificando el saqueo del mundo. En dicho encuentro y como una forma de buscar soluciones a la crisis económica actual y que se le ha escapado de las manos, discutieron acercas de la búsqueda de nuevas ideas para seguir expoliando a la clase trabajadora y los pueblos del mundo, como tener a buen recaudo los recursos naturales del planeta, en la medida que ellos tienen el control de la economía mundial y todas sus conductas especulativas y mafiosas.

Encuentros similares se han realizado recientemente en Atenas (Grecia), con el objeto de delinear el curso de la crisis económica mundial, y hasta donde esta afectando las arcas de los más ricos del mundo, para luego proceder en cuestión. Como podemos apreciar una situación de crisis económica como la que vive el sistema capitalista mundial y sus principales epicentro (EE.UU., UE, Japón), no se resuelve en organismos como la ONU, ahora la resuelven directamente las oligarquías económicamente dominante del mundo. Es en estos grupos donde se resuelve el precio del petróleo, el aumento del desempleo, las hambrunas y el deterioro de las condiciones de vida de pueblos entero.

En los dos encuentros de los oligarcas del mundo y los organismos que los representan como el BM, FMI ,el BID, la OMC y otros de la misma estirpe , han llegado a la conclusión que el panorama económico, alimenticio y ecológico mundial, se ira deteriorando paulatinamente y que en los próximos cien años, solo habrá cabida para sostener a 2200 millones de personas en el planeta , y que el resto debe desaparecer vía hambrunas, guerras regionales, cataclismos naturales producidos por los avance alcanzados en el terreno de la ciencia, o una diabólica guerra nuclear, que pretenden encender vía Corea del Norte.

De allí que la subida una vez más del precio de barril de petróleo, no es otra cosa que un eslabón más de la larga lista de tragedias que deberán enfrentar los habitantes del globo terráqueo, producto de un sistema capitalista mundial en crisis, que ha sido incapaz de resolver los problemas más apremiantes de la humanidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.