lunes, 1 de junio de 2009

Argentina, Córdoba: Julio Bazán, “hoy estamos viviendo el sálvese quien pueda”

PRENSA RED

El periodista habló en la actividad organizada por la regional Villa María del Cispren en el marco de la Semana de la Comunicación. El jueves se presentará Quique Pesoa y el viernes la diputada Norma Morandini.

Juan Seia, Julio Bazán y Franco Gazzoli en el comienzo del Encuentro Regional de Medios.

Villa María Julio Bazán es periodista de Canal 13 y TN, ganó tres Martín Fierro por su labor, recorrió el país y gran parte del mundo enviando informes con un estilo personalísimo en el que se destaca el relato emotivo de los acontecimientos.

Bazán llegó el sábado a Villa María invitado por el Círculo Sindical de la Prensa y Comunicación de Córdoba (Cispren) para participar del Encuentro de Medios Regionales, actividad con la que se dio comienzo a la Semana de la Comunicación en el Centro Cultural de Villa María..

El periodista estuvo acompañado en la disertación por Franco Gazzoli, secretario General del Cispren Villa María y Juan Carlos Seia, periodista de EL DIARIO y socio de Cooperativa Comunicar.

Gazzoli explicó que la iniciativa del gremio fue para reunir a los trabajadores de medios que tienen problemas que en soledad pueden parecer únicos, pero al exponerlos entre sus pares se hace consciente de que son los problemas de todos y por lo tanto "las soluciones deben ser colectivas".

A su turno, Seia relató la experiencia de conformación de la Cooperativa, como una de las alternativas de organización que pueden tener en cuenta los trabajadores de prensa.

Luego, Bazán hizo un recorrido inicial con un video en el que recuerda algunas de sus coberturas como la del santiagazo o la desnutrición en Tucumán.

Ya en su disertación, recordó que en sus primeros tiempos de profesión allá por 1975 -cuando recién se aprobaba el Estatuto del Periodista- hizo un petitorio con la firma de todos los empleados por el estado de los baños.

"Por ese entonces, la agencia estaba siendo manejada por los Servicios de Inteligencia y los que estaban al frente nos llamaron de a uno para pedirnos que nos rectificáramos bajo pena de despido", recordó.

La historia terminó con la mayoría retractándose y sólo tres periodistas -Bazán, su esposa y otro compañero- se mantuvieron firmes, pero quedaron en la calle.

Recordó también que en Canal 13 "la última asamblea fue para oponerse a la privatización de (Carlos) Menem", que finalmente se concretó.

En esos tiempos hacia información gremial y recibía ofrecimientos de regalos importantes como casas o autos. Se mantuvo firme. "Me compré mi casa con un crédito del Banco Hipotecario y tengo un auto de hace 10 años. Es todo lo que tengo", dijo, saliendo al cruce de algunos comentarios que circulan por Internet que le atribuyen tener campos con soja después de haber cubierto el corte de Gualeguaychú.

Con nostalgia, lamentó que la solidaridad no sea hoy el valor primero. "De aquellos tiempos en que decíamos ‘nos salvamos todos o no se salva nadie’, hoy estamvos viviendo el ‘sálvese quien pueda’".

La relación con el campo

Bazán fue la cara visible de la cobertura del corte de ruta más paradigmático del campo y el que llevó a la escena nacional a un dirigente federado de Entre Ríos, Alfredo De Angeli. Esto motivó que cuando comenzara la ronda de preguntas, se iniciara la charla sobre su vínculo con el campo.

El periodista señaló que con el conflicto se creó un clima de enfrentamiento "promovido por el Gobierno".

Ese enfrentamiento, relató, llegó a ámbitos familiares. "Nosotros somos seis hermanos monolíticamente unidos. En una cena de Navidad, empezó una discusión descarnada como nunca habíamos tenido. Por suerte, uno de mis hermanos es monseñor (Jorge Bazán, vicario de Avellaneda) y supo como hacer volver la paz."

"Yo cubrí ese hecho como todos los otros. No creo que exista la objetividad porque hacemos nuestro trabajo desde los sentimientos, creencias, lo que la hace subjetiva. Pero eso no quiere decir que no haya que apegarse a la verdad. Cubrí de la misma forma al Gobierno como las barbaridades que lanzaron algunos dirigentes de la Mesa de Enlace", dijo.

Enfrentó la línea editorial del medio porque si bien entiende que la empresa puede fijar su política "los límites son los valores y las convicciones".

Eso le valió algunas represalias. "Cuando se enojaban, no me mandaban a cubrir los hechos que más me gustaban. En lugar de estar en algún conflicto, me mandaron a cubrir el casamiento de la hija de Calabró", recordó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.