miércoles, 24 de junio de 2009

Brasil: El presidente Lula de Silva beneficiará a los consumidores en lugar de reducir impuestos a las empresas

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que prefiere dar dinero directamente a los consumidores en lugar de reducir impuestos a las empresas, para estimular el consumo en el país.

Aunque su gobierno disminuyó el impuesto sobre productos industrializados de los automóviles y los electrodomésticos, como parte de la estrategia de enfrentamiento de la crisis, el presidente dijo que prefiere utilizar otros mecanismos.

En una rueda de prensa después de firmar documentos relativos a la revitalización de la zona portuaria de Río de Janeiro, Da Silva señaló que otras reducciones de impuestos decididas por el Congreso Nacional no habían llegado a los consumidores.

"Lo que hará que la economía del mundo se recupere es que las personas tengan más dinero para comprar, es decir, las personas más pobres. Ustedes vieron que 1,5 millones de heladeras fueron compradas dentro del programa Luz para Todos", dijo.

El programa aludido se propone llevar energía eléctrica a todos los rincones de Brasil, y con ella el uso generalizado de electrodomésticos que aumenten la comodidad de las familias.

"En lugar de seguir reduciendo impuestos a las empresas, hay que darle dinero a los pobres, porque ellos compran", afirmó Da Silva, agregando que si se le diese un dólar a mil personas, esos mil dólares inmediatamente se transformarían en consumo.

En cambio, la eliminación de la CPMF (impuesto sobre movimientos financieros, de 0,38 por ciento sobre el monto), decidida por el Congreso, no resultó en ninguna disminución de los precios al consumidor, señaló el mandatario.

"Cada real puesto en manos de una persona pobre vuelve automáticamente al comercio a través del consumo, y es así como se va a reactivar la economía", sostuvo el presidente.

Sin embargo, Da Silva se refirió a la reducción de los impuestos sobre automóviles y electrodomésticos como el factor decisivo para que volviese a crecer el consumo de esos bienes, amenazado por los efectos de la crisis y el desempleo.

El jefe de Estado brasileño se abstuvo de informar si esa reducción de impuestos a autos y electrodomésticos, que teóricamente expiraría al final de este mes, será renovada o sustituida por otro tipo de medidas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.