miércoles, 17 de junio de 2009

Chile: El gobierno rechaza las censuras por el gasto fiscal

El ministro chileno de Hacienda, Andrés Velasco, rechazó hoy las críticas del empresariado por el aumento del gasto fiscal, que este año causará una deuda de 1.700 millones de dólares, 4,1 por ciento del producto bruto interno (PBI) del país.

"Estos gastos son necesarios para seguir estabilizando la economía ante la crisis internacional", dijo Andrés Velasco a periodistas en Santiago, capital del país, refiriéndose a recientes declaraciones de empresarios chilenos.

"Creo que nadie entendería que, habiendo ahorrado para un año de vacas flacas, este año de vacas flacas no usemos parte de nuestros ahorros", dijo el ministro justificando el uso de parte de las reservas estatales y acudir al endeudamiento, si es necesario.

Rafael Guilisasti, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, ha dicho que el déficit estaba llegando a un nivel tan alto, que se hacía prudente reducir los espacios de maniobra, al menos este año, para nuevos paquetes de estímulo fiscal.

En enero, el gobierno comenzó a implementar un paquete anticrisis por 4.000 millones de dólares, para proteger el empleo y apoyar a los sectores más vulnerables, y no ha descartado otros planes fiscales para amortiguar los impactos de la crisis global.

El lunes, el director de Presupuestos, Alberto Arenas, informó a la Comisión de Presupuestos del Congreso, que el gasto fiscal de Chile crecerá 14,5 por ciento y habrá un déficit fiscal efectivo de 4,1 por ciento del PBI para 2009.

Una caída del PBI de hasta 0,75 por ciento, un crecimiento del gasto fiscal de 14,5 por ciento este año y un déficit fiscal efectivo de 4,1 por ciento del PBI, fueron algunas de las estimaciones y actualizaciones que presentó Arenas.

El director de Presupuestos de Chile entregó ayer a los legisladores la evaluación de la gestión financiera del sector público en 2008 y una actualización de las proyecciones para este año.

Alberto Arenas explicó a legisladores que una actividad económica ostensiblemente más débil que la considerada al elaborar la Ley de Presupuestos 2009 implicará un fuerte ajuste a la baja en la proyección de ingresos fiscales para el año.

Dijo que a ello habrá que sumarle un menor precio promedio del cobre que el esperado y un menor índice de precios al consumo (IPC).

"Considerando la proyección de crecimiento entregada por el Banco Central en su Informe de Política Monetaria, la estimación de los ingresos fiscales para 2009 arroja una caída de 24,3 por ciento real respecto de los contemplados en el Presupuesto", dijo.

Arenas explicó que esta baja redundará en un déficit fiscal efectivo de 4,1 por ciento del PBI para 2009, que se financiará por las vías disponibles, como los activos de los fondos soberanos y las facultades que otorga la Ley de Presupuestos.

"Tuvimos tres años en que se ahorró y han sido las reservas necesarias para mantener los compromisos que se han tenido con la ciudadanía y darle un financiamiento sustentable", añadió Arenas.

"Ha sido un colchón financiero. Hubo un tiempo para el ahorro de activos financieros y hubo un tiempo para usarlo, y es justamente eso lo que estamos haciendo", añadió Arenas durante su comparecencia ante el órgano legislativo.

Asimismo, el funcionario dijo que a principio de este año el gobierno se fijó la meta de una pronta ejecución de la política fiscal y una ejecución de la inversión pública.

"Habían muchas dudas a principios del año y puedo decir con satisfacción que la inversión pública se está ejecutando, llevamos un 42,6 por ciento en cinco meses y está generando empleo", sostuvo el director de Presupuestos.

"Estamos sobre cumpliendo y vamos a cumplir con el compromiso de tener, a mitad del año, la mitad del presupuesto ejecutado", añadió Arenas ayer ante legisladores.

Según cifras oficiales, el país registra actualmente más de 716. 000 desocupados.

El director de Presupuestos informó también que la deuda pública en Chile está en torno a los 5 puntos del PBI, pero los activos financieros superan largamente ese porcentaje.

Por lo tanto, explicó Arenas a legisladores, "Chile es un acreedor neto y va a seguir siéndolo. Es decir, nuestros fondos soberanos van a ser más grandes que lo que el sector público tiene como deuda".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.