lunes, 1 de junio de 2009

Chile: La crisis económica eleva a más de 700.000 el número de desocupados

El desempleo en Chile llegó a 9,8 por ciento en el trimestre móvil de febrero-abril de este año, 0,6 puntos porcentuales más respecto a enero-marzo, lo que significa que más de 700.000 personas no tienen trabajo.

La cifra es la más alta desde el 9,8 por ciento registrado en el periodo julio-septiembre de 2005, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

De acuerdo con la dependencia, el mercado laboral recibe los negativos efectos de la crisis económica global, que en Chile se manifiesta en la drástica caída de sus exportaciones y las magras proyecciones de crecimiento para 2009.

El organismo estadístico informó el jueves pasado que el porcentaje de desempleados de febrero a la fecha es 2,2 puntos porcentuales mayor que en el mismo período del año pasado, y que el 9,8 por ciento informado estuvo por sobre los pronósticos del mercado.

Durante los últimos meses se han eliminado casi 32.000 empleos, luego de que el año pasado se crearán, en promedio, unos 190.000, evidenciando el cambio de tendencia originado tras la profundización de la crisis económica mundial.

Esto significa que, por segunda vez consecutiva, la ocupación presentó una variación negativa de 0,5 por ciento en 12 meses, mientras que la fuerza de trabajo consignó un aumento de 1,9 por ciento, reflejando una mayor cantidad de personas que buscan trabajo por primera vez, a diferencia de lo que ocurrió en 2008.

Las estadísticas muestran un incremento del desempleo en 13 de las 15 regiones del país. También dan cuenta de una caída del empleo asalariado y una importante alza del empleo por cuenta propia, principalmente en las mujeres.

Esta baja del empleo se consigna en prácticamente todos los sectores económicos relevantes y, con especial énfasis, en la agricultura, donde se perdieron 43.620 puestos de trabajo; la construcción, con una disminución de 28.720 plazas, y el comercio, con 14.430 cupos menos.

En esos tres sectores se concentra buena parte de la fuerza de trabajo. A esto, se agrega que por primera vez desde octubre de 2007, el sector transportes y comunicaciones también anota una caída en el empleo, de cerca de 14.430 puestos de trabajo.

Hasta ahora, los únicos sectores que han mostrado un aumento en el empleo son la minería y los servicios financieros, comunales, sociales y personales.

La situación en las ciudades más importantes del país también se ha deteriorado con fuerza durante el último tiempo y ya son 17 las que registran cifras de desocupación de dos dígitos (más del 10 por ciento), incluyendo el Gran Santiago, que llegó a 10,1 por ciento.

En Valparaíso el desempleo es del 11,7 por ciento y en Concepción, del 12,3 por ciento.

Sin embargo, las ciudades más golpeadas por la desocupación son Coronel y Lota, con 17,1 y 14,9, respectivamente. De acuerdo con analistas locales, dentro de pocos meses la cifra de desocupados llegaría a unas 900.000 personas, es decir, cerca de 12 por ciento.

El 54,4 por ciento de los cesantes atribuyó motivos de "reducción de personal o despido" como las razones por las cuales dejó su último empleo.

La segunda razón más alta fue "término de giro o quiebra", con un 10,5 por ciento del total de desempleados en este período; mientras que en la tercera causa se encuentran los "otros motivos" correspondientes. A esto se suma el 5,6 por ciento que adujo cesantía por "situaciones familiares".

Tras conocerse la nueva tasa de desocupación, la ministra secretaria general de gobierno, Carolina Tohá, señaló que el acuerdo Pro-Empleo, entre empresarios, trabajadores y el gobierno, permitirá disminuir el nivel de desempleo en 1,5 por ciento.

Agregó que el país estaba preparado para el alto nivel de personas sin empleo, no obstante, aseguró, se ha comenzado a trabajar para combatir este problema que registró el más alto nivel en los últimos años.

En enero pasado, la presidenta Michelle Bachelet lanzó un paquete de medidas anticrisis por un monto de 4.000 millones de dólares, que incluye unos 700 millones en obras públicas, que generarían, según los cálculos oficiales, unos 100.000 empleos durante este año.

"Cuando se muestra un aumento de las personas desocupadas en el país, es una información que no debemos conformarnos ni quedarnos tranquilos", comentó Tohá.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.