miércoles, 24 de junio de 2009

Colombia: Rechazan la propuesta para restaurar la inmunidad legislativa

Los precandidatos presidenciales de todos los partidos y movimientos políticos de Colombia, de la coalición de gobierno y de la oposición, rechazaron hoy la propuesta del ministro del Interior, Fabio Valencia, de restaurar la inmunidad parlamentaria.

El ex fiscal general de la Nación y actual aspirante presidencial, Alfonso Gómez Méndez, sostuvo que la idea no tiene sentido y calificó la figura como "del siglo 19", por lo tanto descartó su debate en el Congreso.

El también aspirante por el Partido Liberal, Rafael Pardo, calificó la iniciativa como un "caramelito" que el gobierno le entrega a los legisladores para resuelvan el tema del referendo, el cual permitiría al presidente colombiano Álvaro Uribe ser candidato a un tercer periodo.

Pardo recordó que la inmunidad parlamentaria fue el mecanismo utilizado por el desaparecido capo del cártel de Medellín, Pablo Escobar, cuando era legislador, y aseguró que la propuesta no es más que un "cuentazo" del ministro Valencia.

El representante del opositor Polo Democrático Alternativo (PDA), Gustavo Petro, reiteró que la figura de la inmunidad ya se experimentó y sólo benefició a Escobar.

Aseguró que si se llega a aprobar muchos personajes del narcotráfico buscarían ser senadores y muchos legisladores presos quedarían en libertad.

El aspirante presidencial y ex gobernador del departamento de Antioquia, Aníbal Gaviria, dijo que la propuesta no tiene seriedad y consideró que hasta la bancada "uribista" rechazará ese esperpento.

El precandidato del Partido Conservador, Andrés Felipe Arias, afirmó que este "no es el momento para estar planteando esas propuestas" y consideró que revivir la inmunidad parlamentaria agudizará las discusiones entre el Ejecutivo y el Judicial.

Antes de la Constitución de 1991 ningún congresista podía ser detenido sin el permiso de la plenaria de la respectiva Cámara y tampoco podría abrirse la investigación, a menos que el juez sustentara la petición y el Congreso lo permitiera.

El ministro argumentó el martes que es una propuesta integral sobre el mejoramiento institucional del Congreso y que no se busca impunidad, sino garantizar la legalidad de las capturas de los legisladores y que ellas obedezcan al debido proceso.

Valencia dijo que se trata de otorgar garantías a la dignidad de los legisladores, para que el congresista detenido sea puesto a órdenes de la mesa directiva de la corporación a la que pertenece y que la plenaria autorice o levante la inmunidad.

Esta propuesta surge en momentos en que más de 40 por ciento de los senadores son investigados por sus nexos con grupos paramilitares senadores con investigaciones, mientras que en la Cámara de Representantes 100 de los 166 representantes están investigados.

Unos 40 están presos por esos vínculos en un escándalo que se denominó en Colombia como la "parapolítica".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.