martes, 23 de junio de 2009

El capitalismo y los coletazos de su crisis


Eduardo Andrade Bone (especial para ARGENPRESS.info)

Al realizar un rápido sondeo o radiografía de la crisis premeditada del sistema capitalistas mundial y de acuerdo a las últimas informaciones que proceden de sus propios medios de comunicación, nos encontramos con diversos tipos de artículos que proceden del ámbito económico y financiero de la prensa mundial que nos muestran claramente los diversos coletazos en la que se encuentra sumida el sistema económico capitalista y su expresión más ultra, el neoliberalismo.

Por ejemplo dichas informaciones nos dan cuenta que tres bancos del Imperio han debido cerrar por resolución del “regulador financiero”, para luego agregar que ya son 40 los bancos que se han declarado en quiebra en el transcurso del presente año. De allí que el cierre del Cooperative Bank, Community Bank y First National Bank of Anthony reflejan claramente hasta qué punto la crisis afecta las regiones del Medio Oeste y del Sudoeste del país. En el caso del estado de Georgia, se registró la quiebra de siete bancos regionales desde el comienzo del año.

Lo cierto es que todas las medidas siguen destinada a salvar a las mafias bancarias y no la “economía real”
así al menos queda demostrado con las últimas medidas propuestas por el presidente Obama y su reforma regulatoria del sistema financiero que busca poder tener cierto control de Wall Street, que en el fondo son los que determinan las reglas del juego de la economía capitalista estadounidense y sus coletazos para el resto del mundo.

Ahora es tal la incertidumbre que existe en el propio sistema, que algunos “expertos económicos” del Imperio, estiman que “podría ser peor el remedio que la enfermedad”. Otros expresan que las medidas sugeridas no lograran resolver los grandes agujeros de la primera economía capitalista mundial.

En el lenguaje del sistema económico y financiero del capitalismo mundial, se suelen acuñar palabras como “economía real”, “economía virtual o de papel”, y ahora nos introducen en lo que llaman “el sistema financiero paralelo” o “banca en las sombras”, para referirse a los especuladores y las mafias del sistema bancario internacional. Eso para encubrir las estafas, los robos legalizados, la especulación, el lavado de dinero, el enriquecimiento ilícito y la corrupción a gran escala del capitalismo globalizado.

Ahora todos los intentos provenientes de la gestión pública, para regular o controlar la banca y todo el sistema financiero, están condenados al fracaso, pues es tal el grado de corrupción del sistema, que estos no están dispuestos a aceptar ningún tipo de control que afecten sus intereses. De allí que la nebulosa que envuelve a la crisis de sistema capitalista, continua siendo de imprevisibles consecuencias y con sorpresas más negativas que positivas, sobretodo para los estratos sociales de menores ingresos y para las capas medias, que van sufriendo un deterioro de sus condiciones de vida.

Y hablando de coletazos del sistema, tenemos por ejemplo como la crisis en el corazón mismo del Imperio tiene prácticamente en bancarrota al Estado de California. Con una deuda pública de 24 mil millones de dólares y a punto de quedarse con sus arcas vacías, amenaza con transformarse en una espiral cuyos costos mayores deberán pagarlo la mayor parte de sus 38 millones de habitantes.

Por lo pronto dichos coletazos están significando recortes sociales muy dolorosos, como las subvenciones a las escuelas, los hospitales, los centros de acogida a los ancianos y las cárceles. Las familias de menores ingresos están perdiendo sus seguros médicos, las becas para estudiantes; también se están viendo afectados los enfermos del sida y los programas de reincersión de reclusos dentro de la sociedad.

Ahora por cierto las consecuencias de la crisis también se dejan sentir en el ámbito de lo laboral, en donde más de cinco mil trabajadores públicos ingresaran al ejército de desempleados, otros tantos ven rebajar sus horas de trabajo y otros se ven enfrentados a tener que tomar vacaciones extraordinarias, en un Estado que ya cuenta con un 11% de cesantía.

Y hablando de los coletazos en torno del empleo, en la llamada zona euro los trabajadores en paro ya alcanzan a alrededor del 9%, y en países como España la cesantía se empina al 17,3% siendo uno de los países más afectados por la debacle del sistema capitalista en el viejo continente.

Es más, la UE no tiene entre sus prioridades reducir el creciente desempleo, así ha quedado demostrado en lo relativo al uso de los dineros procedentes del Fondo Social Europeo, los que no pueden estar destinado a estimular o reducir el paro. En la reciente cumbre de la UE se resolvió que cada país debe tomar las medidas pertinentes para enfrentar la cesantía y que lo esfuerzos deben estar destinados al salvamento de las mafias bancarias.

Pero no solo eso, los capitales juntos a los grandes empresarios de cada país, están dispuestos a aprovechar la crisis para terminar de una vez por todas, con las conquistas sociales de la clase trabajadora. Las reformas laborales que busca la casta política de centro derecha junto a los empresarios de la Unión Europea, están dirigidas en ese sentido, y solo buscan que los sacrificios los paguen los que tienen menos.

Los coletazos suman y siguen, pues desde el corazón mismo del Imperio en decadencia, se anuncia que el precio del petróleo continuara en su precio ascendente, lo que influirá de manera negativa en la recuperación de la industria manufacturera y todo lo que forma parte de la llamada “economía real”. Junto con ello además los países se están viendo enfrentados a una deuda pública creciente y con visos de que muchos países se vean enfrentados al fantasma de la quiebra de sus economías.

El Banco Mundial también anuncia coletazos, ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de la economía mundial en 2009, para cuando augura una contracción del 2,9%, frente al retroceso del 1,7% previsto anteriormente, mientras que en 2010 el crecimiento será del 2%, tres décimas por debajo de los pronósticos de marzo, debido a la crisis económica mundial y el desconcierto en los mercados financieros.

Otros de los coletazos que ha generado la crisis de los capitales y las mafias bancarias, es una gran discusión en los centros económicos y universidades de los Estados Unidos, la Unión Europea y otros países, los que buscan una alternativa al neoliberalismo salvaje, generar un modelo económico y “poquito más justo”, sin que eso signifique destruir las bases del capitalismo mundial, otros le llaman refundar el sistema.

Finalmente cabe destacar que la crisis del sistema capitalista mundial y sus coletazos diversos, esta significando el cuestionamiento incluso a la calidad y las formas de democracia que se han dado los más diversos países, que carecen de una representatividad real o se caracterizan por ser meramente formales, en donde los intereses del ciudadano de a pie, no cuenta para nada. Crece el cuestionamiento y la desconfianza hacia la llamada clase política y los partidos políticos sin excepción, los cuales son asociados con la corrupción.

En las conversaciones de la gente común y corriente, no solo se responsabilizan a los especuladores y las mafias bancarias de la actual crisis del sistema capitalista, sino que a los gobernantes, a los parlamentos que con conocimiento de causa han hecho a vista gorda a las consecuencias de la crisis. Lo que ha significado un crecimiento gradual del desempleo, perdida del poder adquisitivo, aumento de las hambrunas en el mundo y empeoramiento de las condiciones de vida de millones de habitantes a través del planeta.

La ciudadanía observa con estupor como los que tienen y ganan más, no están dispuestos a sacrificar nada por el bien común de la humanidad. Su ambición, su lujuria, su codicia, su soberbia, su desprecio hacia los más débiles, los puedes conducir de manera trágica hacia las puertas del infierno, pues cuando los pueblos decidan levantarse ante tanta injusticia y desigualdad social, tendrán que pagar la factura de sus propias iniquidades, lo que se transformara en un nuevo y gran coletazo histórico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.