miércoles, 10 de junio de 2009

El cura todavía no fue llamado a declarar: Tucumán tiene su Von Wernich


CONTRAPUNTO - COPENOA

Monseñor José Eloy Mijalchyk fue nombrado Capellán Auxiliar del Regimiento 19 de Infantería de Tucumán por su propio pedido en 1982. Está imputado en una causa por haber sido confesor en el Centro Clandestino de Detención Arsenal “Miguel de Azcuénaga”, donde instaba a los secuestrados a ‘decir la verdad’. Todas las semanas celebra misa en la parroquia San José Obrero de El Colmenar.

José Eloy Mijalchyk, el Padre Pepe, nació el 13 de diciembre de 1941. El 20 de julio de 1968 se ordenó, cuando tenía 26 años de edad. Está imputado en una causa por delitos de lesa humanidad y aparece nombrado por diversos testigos como capellán del Centro Clandestino de Detención (CCD) que funcionó en el Arsenal Miguel de Azcuénaga.

Félix Viterbo Corbalán fue secuestrado por las fuerzas represivas de su ferretería ubicada en Monteagudo 2700 en agosto de 1976. Corbalán pasó por el CCD Arsenal. Su familia, desesperada por la situación, acudió al cura Mijalchyk quién se desempeñaba como párroco en la Iglesia Cristo Obrero de Tafí Viejo. No encontraron respuestas.

El Padre Pepe habría formado parte del terrorismo de Estado. Según consta en una causa abierta en el juzgado Federal, habría sido el capellán del Arsenal Miguel de Azcuénaga y su rol consistía en instar a los secuestrados/torturados a declarar ‘la verdad’.

Por eso, figura como imputado en el expediente por la desaparición de Félix V. Corbalán. Sin embargo, hasta el momento no fue llamado a declarar ni procesado.

Cuenta un declarante que en una ocasión se produjo la visita de Antonio Domingo Bussi al Arsenal junto al capellán del ejército Mijalchyk quien hablaba con los detenidos para exhortarlos a colaborar con los represores.

Otro testigo rememoró que durante su estadía en el Arsenal había una rutina de visitas de los comandantes a nivel local del terrorismo de Estado –entre ellos, Antonio D. Bussi y Alberto Cattáneo y Albino Zimmerman- y en ocasiones también iba el cura de los genocidas.

En otras causas a conocimiento de la Justicia Federal testigos declaran que lo vieron en procedimientos diversos de las fuerzas armadas y en el CCD Arsenal Miguel de Azcuénaga.

Marcos Taire, periodista tucumano, escribió en una nota del portal Argenpress que un prisionero, mientras realizaba tareas ordenadas por sus captores, se topó con Mijalchyk. Aprovechó la oportunidad para preguntarle si no iba a rezar por ellos, a lo que el cura respondió “para lo que les va a servir”.

Según se desprende de las declaraciones, el Padre Pepe conocía la magnitud y fue partícipe del terrorismo de Estado implementado en nuestro país entre 1976 y 1983. Sus labores en el mayor Centro Clandestino de Detención que funcionó en la provincia –considerado como el Auswitch tucumano por los organismos de derechos humanos- así lo demuestran.

Sus declaraciones

En la década del ´80, con la llegada de la democracia formal, el capellán de los torturadores declaró en dos ocasiones ante el juez militar Roque Cabral. De sus afirmaciones surge una contradicción, pues en una ocasión afirmó que su designación como capellán del ejército se había producido en 1978 y en otro momento deslizó que había sido en 1982.

Lo que consta es que el 18 de mayo de 1982 es nombrado Capellán Auxiliar del Regimiento 19 de Infantería de Tucumán por su propio pedido. Según informes, desde 1972 se desempeñó como párroco en la Iglesia Cristo Obrero de Tafí Viejo.

Premios del Vaticano

En marzo del 2006, el papa Benedicto XVI otorgó el título de “Prelado de Honor de Su Santidad” a José Eloy Mijalchyk. La distinción pontificia, por las que empezó a recibir el tratamiento de “monseñor”, fue por “los servicios ministeriales prestados” a la arquidiócesis de Tucumán.

Cabe destacar que las denuncias interpuestas contra el Padre Pepe son del año 2005, por lo que la cúpula eclesiástica premió a un sacerdote sospechado judicialmente de delitos de lesa humanidad.

Es presentado como sacerdote de la arquidiócesis de Tucumán y capellán castrense del Ejército Argentino por la página del Arzobispado provincial.

Actualmente, celebra misas todas las semanas en la parroquia San José Obrero de El Colmenar, ante la atenta mirada de vecinos que no sospechan del oscuro pasado de quien les dicta principios morales y mensajes divinos.

El antecedente Von Wernich

El cura Christian Federico Von Wernich fue capellán de la Policía bonaerense de Ramón Camps y Miguel Etchecolatz durante la última dictadura y se desempeñó como asesor espiritual de los grupos de tareas de La Plata. Fue detenido desde 2003 por su participación en delitos de lesa humanidad en los centros clandestinos de detención Puesto Vasco, Coti Martínez y el Pozo de Quilmes y condenado el 9 de octubre de 2007 a reclusión perpetua por dichos cargos.

Von Wernich fue el primer sacerdote juzgado por crímenes de la dictadura aunque no será el último, si la justicia decide avanzar en el camino de la verdad y la memoria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.