lunes, 8 de junio de 2009

España: 51 escoltas…

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Cincuenta y un escoltas lleva Aznar en su ir de acá para allá para poner pingando al gobierno y a los que no le adulan…

Los ciudadanos, ya que no comprendemos el por qué de ese esperpento público, por lo menos tenemos derecho a saber cómo se calcula la protección de un alma en pena.

Mientras nos enteramos, haremos conjeturas. ¿Se calcula el número de sus gorilas por el de seguidores, o por el de sus probables o seguros enemigos?¿por los que le votaron, o por los que no le votaron? O bien, ¿no será por el número de centímetros que exceden del metro de estatura de este ganapán?

Es un misterio eso de los 51 escoltas, y quizá más misterioso el uno que excede de 50. Parece un número cabalístico o el resultado de una enrevesada ecuación, a la que sólo le faltan decimales, salida de vaya usted a saber dónde.

Lo que sí es seguro es que estamos ante un número primo de medio centenar más uno de tíos que van tras un solo tío...

Lo más probable es que el número de los escoltas se calcule en función del índice de la masa corporal del escoltado. No puede calcularse por el peso o el volumen de su masa gris porque si así fuera, a este pisaverde habría que dejarle solo.

Este tío ha hecho, y hace, las cosas como el peor macarra; por quedarme corto. Y si la política estuviese gobernada por la inteligencia y no por la estupidez, a Aznar debiera el Estado obligarle a costearse sus 51 escoltas para resarcirnos de aquel pago público con el que intentó que el Congreso yanqui le diera una medalla que le negó por su fatuidad y su pequeñez mental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.