lunes, 1 de junio de 2009

Estados Unidos: Los principales proveedores de autopartes solicitan su bancarrota

Dos principales proveedores estadounidenses de autopartes con sede en Michigan, solicitaron su bancarrota, debido a que la demanda de autos disminuyó a los niveles más bajos de la década en América del Norte.

Visteon, ex unidad fabricante de autopartes para Ford Motors, ha solicitado protección por bancarrota en Delaware. La compañía confirmó el jueves que obtendrá ayuda financiera de parte de Ford durante la bancarrota.

Ford es el único de los tres fabricantes de autos más grandes de EEUU que no está en bancarrota.

Mientras tanto, el fabricante de chasis, Metaldyne Corp, una unidad de la compañía japonesa Asahi Tec Corp, anunció el miércoles que solicitará la bancarrota en la corte de bancarrota de Nueva York.

Metaldyne, cuyo acreedor sin garantía más grande con una reclamación de 27,5 millones de dólares es Chrysler, ha acumulado 929 millones de dólares en deudas desde el 31 de diciembre, dijo Asahi Tec en una declaración a la Bolsa Mercantil de Tokio.

Visteon ha estado perdiendo dinero en los últimos nueve años. Según los datos de su Capítulo 11, la compañía tiene 4.580 millones de dólares en bienes y 5.320 millones de dólares en deudas, incluyendo unos 862 millones de dólares que debe a tenedores de obligaciones.

"La reducción en la producción de vehículos debido a la falta de demanda de los mismos, ha tenido un impacto dramático en toda la industria. Ha ocasionado dolores dramáticos no solo a los fabricantes de autos sino a todos los proveedores", dijo Neil De Koker, presidente de la Asociacion de Proveedores de Equipo Orginal en entrevista telefónica.

Las ventas de autos han disminuido a niveles más bajos de los últimos 27 años y la demanda por autos nuevos se ha desplomado más de 35 por ciento desde octubre en medio de la recesión sin precedentes en EEUU. La industria automotriz doméstica de EEUU ha sufrido grandes pérdidas, Chrysler ya está en proceso de bancarrota y General Motors se dirige a ella de manera inminente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.