miércoles, 24 de junio de 2009

México: Trabajadoras deberían encabezar la lucha frente a crisis: Desempleo femenino mundial podría aumentar 7.4 por ciento

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

Porque la crisis económica vulnera aún más a las mujeres trabajadoras, quienes ocupan los peores empleos y perciben menores ingresos por la misma labor, ellas deben encabezar la organización de las y los trabajadores para reducir el impacto de la recesión económica internacional, refirieron especialistas durante la Tercera Conferencia Sindical Nacional efectuada del 19 al 21 de junio, en la Ciudad de México.

Los sectores “más golpeados” por la crisis económica en México son los servicios y la industria maquiladora, donde se ocupan mujeres sobre todo. Los efectos de la crisis “apenas comienzan, aún viene lo peor”, que recaerá de manera “más grave” en las mujeres, señaló a Cimacnoticias Héctor de la Cueva, coordinador general del Centro de Investigación Laboral y Asociación Sindical (CILAS), organismo que organizó el encuentro.

De acuerdo con el informe Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y presentado en marzo pasado, de los 3 mil millones de personas empleadas en el mundo en 2008, el 40 por ciento estuvo conformado por mujeres (mil 200 millones). Agrega que en 2009, la tasa de desempleo femenino mundial podría aumentar hasta 7.4 por ciento, mayor que la de los varones (7.0 por ciento).

Por ello, en las comunidades, centros de trabajo y organizaciones sindicales “ellas deberían encabezar la lucha colectiva para enfrentar la crisis y gestar un modelo de producción justo que beneficie a la clase trabajadora”.

A decir de Rosario Ibarra de Piedra, senadora por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y presente en la inauguración de la Tercera Conferencia, la crisis es producto de la “soberbia del capitalismo” y agrava la situación de las mujeres porque son quienes ocupan los peores empleos y perciben menores salarios aun desarrollando el mismo trabajo.

En entrevista con Cimacnoticias, Ibarra de Piedra expresó que el sector empresarial pretende sacar ventaja de las y los empleados; “la gente en el poder se quiere salvar a costa de la clase trabajadora, de quienes producen la riqueza”.

En México, aseguró, además “quieren meter gente de ellos a las cámaras para que aprueben leyes contrarias a los derechos de las y los trabajadores”, como la reforma laboral impulsada por los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI).

Entre las conclusiones de las cien organizaciones sindicales y civiles presentes en la Tercera Conferencia, está la necesidad de ampliar las alianzas para detener la reforma laboral impulsada por la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

Asimismo, el compromiso de atender las necesidades de las mujeres y jóvenes trabajadores, al ser ésta la población más afectada por la crisis económica.

Otra prioridad, señalaron, es el rescate de la seguridad social y la defensa del empleo decente. Las y los sindicalistas coincidieron también en la necesidad de hacer vigente el derecho a la libertad sindical y destacaron la importancia del apoyo mutuo en las luchas particulares para, de manera conjunta, defender los derechos laborales.

Por último, manifestaron su solidaridad activa con los mineros de Cananea que desde hace meses se encuentran en huelga, y con los 12 presos políticos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, recluidos en el reclusorio de Santiaguito, Estado de México y en el penal de máxima seguridad del Altiplano (antes La Palma), desde hace 3 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.