lunes, 1 de junio de 2009

ONU preocupada por asesinatos de periodistas en México

CERIGUA

La Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH) manifestó su preocupación por dos asesinatos de periodistas mexicanos ocurridos en el mes de mayo y las amenazas de muerte que ha recibido la periodista Lydia Cacho.

En un comunicado de prensa, la OACNUDH condenó el asesinato de Carlos Ortega, del periódico El tiempo de Durango, ocurrido el pasado 3 de mayo en el municipio de Santa María del Oro, Durango así como el crimen contra el periodista Eliseo Barrón, de La Opinión Milenio, cuyo cuerpo apareció en la región de La Laguna en el mismo estado.

La Oficina condenó lo sucedido e hizo un llamado a las autoridades competentes para que esclarezcan los hechos de manera rápida y eficaz con el propósito de que las personas responsables sean investigadas y juzgadas, señala la información.

Otros hechos de preocupación para el Alto Comisionado son el hostigamiento y las amenazas de muerte que recibe la periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho; la comunicadora informó de la presencia de un hombre armado fotografiando y rondando su domicilio y de amenazas de muerte que desde los primeros días de febrero ha recibido en su blog.

Estos actos resultan preocupantes por el entorno en el que se producen; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sostienen que el periodismo en México se ha convertido en una profesión de “alto” riesgo, indicó la OACNUDH.

La entidad internacional solicitó al gobierno mexicano adoptar las medidas necesarias, incluyendo las preventivas, para que cesen las agresiones en contra de los periodistas y la impunidad que impera en estos casos.

También hizo un llamado para que México cumpla con los compromisos internacionales adoptados ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en febrero pasado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.