miércoles, 24 de junio de 2009

Panorama económico de Estados Unidos

Barack Obama dice que aún no se necesita un nuevo paquete de estímulos.

El presidente de EEUU Barack Obama, dijo que aún no cree que se necesite un segundo paquete de estímulos aun cuando la economía de la nación continua luchando.

Se necesita más tiempo para evaluar la efectividad del plan de estímulos de 787.000 millones de dólares, el primero de la administración, puesto en vigor este año, dijo Obama en una conferencia de prensa realizada hoy en la Casa Blanca.

"Creo que es importante ver cómo evoluciona la economía y que tan efectivos son los primeros estímulos," dijo.

El presidente predijo que es probable que la tasa de desempleo en EEUU exceda el 10 por ciento.

Obama dijo que ni él ni el pueblo estadounidense están satisfechos con la tasa de recuperación económica. Pero dijo que aún tiene esperanzas de que las condiciones mejoren con el tiempo.

"No me siento satisfecho con el progreso que hemos hecho," dijo. "Tenemos que asegurarnos que los programas que implementamos están trabajando en la manera en que deben hacerlo."

En la conferencia de prensa, Obama negó que EEUU haya estado interfiriendo en los asuntos de Irán, pero dijo que condena enérgicamente las "injustas acciones" del gobierno de Irán en contra del pueblo.

Exhortó a la aprobación de la reforma de salud que está atravesando un debate en el Congreso e hizo un llamado a los miembros de la Cámara para que aprueben un proyecto de ley sobre clima que tiene por objetivo reducir las emisiones de efecto invernadero de EEUU y disminuir la dependencia de petróleo extranjero del país.

A la venta refinería de biodiesel más grande de Estados Unidos

La compañía de energía renovable, Greenhunter Energy, informó que está explorando una posible venta de su planta de biodiesel en Houston, la más grande del país, a medida que lucha para mejorar su balance general y lucha con un duro mercado de combustible alternativo.

La firma dijo en una declaración que ha contratado a una firma de inversión banquera para que busque un comprador potencial para su masiva planta en Houston. La firma también ayudará a buscar socios domésticos o extranjeros, financiamiento alternativo, potencial capital en acciones ordinarias y suficiente capital de trabajo para que la planta vuelva a operar.

Greenhunter Energy también dijo que ha llegado a un acuerdo con sus acreedores para aplazar el pago de algunos préstamos hasta noviembre y cancelar cualquier evento que pueda poner a la compañía en deuda antes de esa fecha, según el periódico local Houston Chronicle.

La planta de 70 millones de dólares de Houston, con capacidad de 105 millones de galones por año, abrió en junio de 2008. Fue alabada debido a su habilidad para fabricar biodiesel a partir de una variedad de aceites vegetales y grasas animales, en lugar de estar relacionada de manera exclusiva al caro aceite de soya, como muchos otros de sus rivales.

Sin embargo, la planta ha estado sin actividad desde febrero debido a la baja demanda doméstica del combustible, nuevas barreras comerciales a las exportaciones de biodiesel estadounidense a Europa y los bajos precios del petróleo han hecho que el combustible renovable sea menos competitivo ante combustibles de petróleo, dijo Jack Zedlitz, vocero de la compañía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.