martes, 2 de junio de 2009

¿Quiere el Presidente Obama una base aérea militar gringa en Colombia?


Apolinar Díaz – Callejas (especial para ARGENPRESS.info)

El diario de la ultraderecha española El Tiempo, de Bogotá, trae en su edición del 31 de mayo una noticia aterradora para los colombianos, que levantará la protesta de todos los pueblos de la América Latina y del Sur por la gravedad de su contenido.

Se trata de una larga información de ese periódico en que da cuenta que el gobierno de Barack Obama de Estados Unidos, está acariciando y consintiendo la vanidad del presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, quien ha sido el presidente de la República de Colombia más abyecto y entregado a los dictados de los gobiernos de Clinton y los Bush contra Colombia, para utilizar este país como nueva sede de la base aérea que tiene Estados Unidos en el Ecuador y que quieren trasladar a Colombia por gestión del propio gobierno colombiano de Uribe Vélez. Por lo visto, Uribe Vélez es capaz de todo con Estados Unidos para lograr el apoyo y la amistad del nuevo presidente de ese país. La información del corresponsal de El Tiempo en Washington, Sergio Gómez Maseri, da cuenta de que en las fuerzas armadas de los Estados Unidos y en el nuevo gobierno se ha abierto camino la idea de trasladar a Colombia la base norteamericana que estaba en Manta, Ecuador, y que debería instalarse en Colombia, cerca de Bogotá, en la base aérea y militar colombiana de Palanquero, porque sería una “ potencial base que garantice a los Estados Unidos su acceso militar aéreo a toda Sur América e incluso como un “puente aéreo” para operaciones de enlace con sus bases militares en África”. Esto, de llevarse a cabo, constituye para Colombia una especie de nuevo Panamá, cuando los Estados Unidos tenían en la zona del canal de Panamá fuerzas militares y navales propias que intervenían en los conflictos políticos internos de Colombia y en el proyecto todo de la construcción del canal interoceánico. Los panameños que desde decenas de años atrás luchaban por retornar a su independencia como nación, recuperando su plena soberanía de Colombia, aprovecharon la guerra civil colombiana de aquella época entre liberales y conservadores para lanzarse con el apoyo militar, económico y político total de los Estados Unidos, y bajo su dirección, a proclamar su separación total de Colombia y la reconquista del proyecto del canal interoceánico. La flota de guerra norteamericana en los puertos de Panamá participó en esa guerra apoyando la independencia de Panamá con desembarco de tropas tanto en la ciudad de Panamá como en la de Colón. La intervención norteamericana, produjo obviamente la muerte de soldados y nacionales colombianos en Panamá.

En estos momentos, con la idea que acaba de lanzar el nuevo gobierno de los Estados Unidos del señor Obama, de instalar en la base Palanquero de Colombia, situada cerca a Bogotá, la nueva base militar norteamericana en Colombia, este país, Colombia, pasaría a ser igual que cualquiera de las naciones africanas o asiáticas que aún tienen que soportar el dominio militar norteamericano sobre su soberanía”. En Colombia habría que desatar una nueva guerra por la independencia nacional. Es lo que en la propia información de El Tiempo, que venimos comentando, un funcionario del Ministerio de Defensa de Colombia se atrevió a decir: “Para nosotros es claro que, por ningún motivo, es negociable el punto de que funcione una base militar estadounidense en territorio colombiano, por razones constitucionales y de soberanía. No tengo la menor duda que toda la América Latina y del Caribe se levantará contra esta vagabundería del gobierno de Uribe Vélez, si llegara a pactarse con el nuevo gobierno de los Estados Unidos. El pueblo colombiano y los pueblos latinoamericanos y del Caribe nos uniremos todos para impedir esa traición a nuestras naciones, sobre todo ahora que el Presidente colombiano ha logrado ensamblarse con la nueva Secretaria de los Estados Unidos Hillary Clinton, quien ha estado coqueteando al presidente Uribe Vélez, pues según declaraciones de este mismo en El Tiempo de hoy, dos de junio, declara que: “La señora Hillary está muy interesada en Colombia, en lo macro, en lo micro, en la situación general del país, en el Plan Colombia, en el tema del TLC, en todo” dijo el presidente Uribe Vélez, quien según sus propias palabras ya está entregado a los intereses norteamericanos, abandonando incluso los intereses de Colombia y de América del Sur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.