martes, 28 de julio de 2009

Argentina, Córdoba: Denuncian el traslado arbitrario de un director de nivel medio

Alexis Oliva (PRENSARED)

Docentes, padres y alumnos de una escuela secundaria de Cruz del Eje reclaman por el regreso del director, que fue desplazado por las denuncias de dos docentes. Aseguran que se trata de "persecución ideológica". La Unión de Educadores apoya el reclamo.

La comunidad educativa del Ipem 104 "Arturo Capdevila", de la ciudad de Cruz del Eje, realizará el miércoles 29, a las 9 horas, una manifestación en reclamo de que se restituya en su cargo al director, Manuel Cannizzo, quien a principios de mes fue relevado a raíz de las denuncias de dos docentes.

La resolución que ordena el "cambio de ámbito laboral" y envía a Cannizzo a realizar tareas administrativas al Ipem 253 "Presidente Juan Domingo Perón" (ex Enet Nº 1) hasta tanto se sustancie la investigación, fue firmada por el director de Educación Técnica y Formación Profesional, Domingo Aríngoli, el primero de junio pasado, pero recién llegó a la escuela a fines de ese mes. Mientras transcurría el receso invernal, los docentes fueron enterándose por vías extraoficiales de la decisión ministerial -a la que consideran "injusta y arbitraria"- y manifestaron su apoyo al director.

Así se lo expresaron en una reunión autoconvocada, a la que el viernes pasado concurrieron 35 docentes y varios directivos de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), ante quienes Cannizzo expuso las razones que se invocan para desplazarlo.

En un caso, existe una denuncia penal de una profesora que asegura haber sido agredida por el director. "No quiero que prescriba. Al contrario, quiero que se investigue la supuesta agresión, porque fue ella la que me pegó una cachetada a mí", replica Cannizzo.

Además, otra docente le envió una carta documento en la que lo acusa de haber involucrado a su suegro con la represión ilegal y la apropiación de menores durante la época de la dictadura. "Ni siquiera lo conozco", se sorprende el director. Durante aquellos años, Cannizzo estuvo preso por razones políticas, sufrió la desaparición de familiares y es hoy uno de los testigos de la causa que investiga los asesinatos, en 1976, de 29 prisioneros políticos "legales" en la cárcel de barrio San Martín (causa UP1).

"Se trata de una persecución ideológica, que apunta a que nuestros proyectos institucionales se caigan", afirma Cannizzo, quien también es titular de Investigación Histórica en el profesorado de historia local. "Yo puedo haber cometido errores y hasta injusticia, pero sé perfectamente cuando un problema se puede resolver dentro de la escuela, o cuando un problema se usa como pretexto para destruir un proyecto", plantea el director.

La "Arturo Capdevila" es una escuela urbana marginal emblemática en una ciudad signada por la exclusión y el conflicto social. Actualmente, en ella funcionan experiencias como el Espacio Puente, donde se trabaja en la retención y reinserción escolar de adolescentes; un emprendimiento productivo de panadería, en la que trabajan alumnos propios y de una escuela especial para hipoacúsicos; un equipo interdisciplinario de orientación y apoyo educativo; un ropero comunitario y taller de costura, y recientemente se aprobó incluir a la escuela en un proyecto nacional de orquestas juveniles.

"Nos hacemos cargo de la realidad problemática de los chicos. Si no fuera así, vaya y pase, pero no se trata de eso. Acá también hay un mensaje de disciplinamiento hacia las otras escuelas, por parte de cierta gente que está enquistada en la función pública y, a pesar de las políticas democráticas de inclusión, siguen ostentando posiciones autoritarias", añade Cannizzo.

"Manuel Cannizzo es uno de los pocos directores que conozco que realmente trabaja por la inclusión social. No entiendo el discurso oficial. Se predica la inclusión, pero se castiga al que la pone el práctica", declaró Sonia Maldonado, dirigente de la mesa local de UEPC. En la reunión, Maldonado opinó que "la comunidad educativa debe mantenerse en estado de asamblea permanente".

A su vez, Mario Sosa, secretario general de la Uepc Cruz del Eje, anunció que el gremio presentará una medida cautelar "a los fines de restituir al director a la escuela" e instó a los docentes "a exigir una respuesta" de las autoridades educativas.

Finalmente, los asistentes resolvieron convocar para el miércoles 29, a las 9, a docentes, padres y alumnos para reclamar por el regreso del director. La celeridad con que se tomó la decisión de apartarlo indica que "esta pelea recién empieza y puede ser larga, pero estamos todos unidos y convencidos para defendernos", aseguró uno de los profesores a los que no les hizo mella el frío para decir presente en la convocatoria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.