lunes, 6 de julio de 2009

Argentina, Tucumán: Reclaman una sesión para debatir sobre los fondos que la UNT recibe de Minera Alumbrera


Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

Desde septiembre el Rectorado de la UNT sigue sin responder un petitorio de organizaciones ambientalistas y comunidades originarias para realizar una sesión extraordinaria con el Consejo Superior.

La reunión servirá para debatir la vinculación de la UNT con el emprendimiento de Minera Alumbrera que cuenta con varias denuncias en su contra y hasta con un directivo procesado por la Justicia Federal por daño ambiental. Mientras tanto, la facultad de Psicología de Córdoba ya rechazó fondos de esa explotación minera a los que se calificó como “teñidos de sangre”. Si no se acepta el pedido de las ONG, amenazan con copar el Rectorado y realizar una sesión “no formal” en el patio interno de ese edificio.

La facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba dio el primer paso y se pretende que ahora la UNT haga lo mismo. A mediados de junio, dicha facultad decidió, a través de una resolución, rechazar los fondos procedentes de la distribución de beneficios de YMAD (Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio) acordados en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y que iban a ser distribuidos entre universidades nacionales por un total de 36,8 millones de pesos.

Entre los argumentos, se calificaron esos fondos como "teñidos de sangre” y provenientes de la “degradación ambiental" para rechazarlos. "Las universidades nacionales de Argentina no pueden recibir fondos procedentes de YMAD (forma parte de una Unión Transitoria de Empresas con Minera Alumbrera Limited) porque al hacerlo utilizarían beneficios económicos obtenidos por Alumbrera Limited en base a la violación de normativa vigente, a la contaminación de ambientes, a la enfermedad de personas expuestas y al clientelismo de empresa", indicó el premio Nobel Alternativo 2004 y docente de esa universidad, Raúl Montenegro.

Así, mientras en Córdoba se rompió el molde hegemónico, en Tucumán, el Rectorado de la Universidad Nacional local mira para otro lado. Ni siquiera acepta el debate. Desde el 10 de septiembre pasado, el rector Juan Carlos Cerisola aún no responde un petitorio (número de expediente 00.11.35) presentado por agrupaciones sociales, asambleas ambientalistas y pueblos originarios a través del cual se solicita al Consejo Superior de la UNT, una reunión extraordinaria y urgente para tratar, en forma exclusiva, una serie de considerados que las organizaciones sociales plantean “en relación con la problemática socio ambiental y los conflictos que la actividad minera metalífera y nuclear viene ocasionando en la región de los Valles Calchaquíes y Sierras del Aconquija”.

“Queremos debatir con las autoridades universitarias la generalización de los problemas sociales y ambientales provocadas por la explotación de minera de Bajo La Alumbrera. También nos preocupa el anuncio oficial del inicio de la etapa de explotación de la Minera Agua Rica y el avance del Plan Nuclear Argentino, el cual significa explotación de uranio-torio en los Valles Calchaquíes, haciendo que eclosionen problemas ambientales con los consabidos impactos en sociales, culturales, económicos, pero sobre todo en la salud de las poblaciones afectadas”, sostuvo Marcos Pastrana, integrantes de la comunidad diaguita calchaquí, en diálogo con primerafuente.

“La Universidad Nacional de Tucumán se constituye como una institución con amplias responsabilidades en esta situación al integrar la sociedad Minera Alumbrera-YMAD UTE. Siendo decisión de la Asamblea de los Pueblos, en tanto sociedad civil organizada, avanzar en un trabajo de institucionalización del debate y decisión pública sobre toda actividad productiva, que por su escala en el territorio conlleve daño ambiental a varias generaciones humanas e impida preservar el medio ambiente para las generaciones futuras”, sostiene el petitorio elevado al rector, y que en los próximos días volverá a ser presentado, según se confirmó a primerafuente.

En caso negativo, las asambleas amenazaron con copar el Rectorado de la Casa de Altos Estudios y realizar una sesión “no formal” en el patio interno de ese edificio.

Foto: Argentina, Tucumán - Marcos Pastrana, de la comunidad diaguita. relató el daño que la explotación minera causó en los Valles Calchaquíes. / Autor: PRIMERA FUENTE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.