miércoles, 22 de julio de 2009

Bolivia: La derecha se dispersa y en la crisis de los partidos tradicionales ante los comicios

La dispersión de agrupaciones políticas de oposición en Bolivia responde a la crisis que atraviesa el sistema de partidos tradicionales, a la necesidad de aferrarse al poder y a una posible estrategia en busca del voto cruzado en las elecciones del 6 de diciembre.

Para los comicios venideros fueron habilitados 12 partidos, una alianza política y dos agrupaciones.

La derecha se vio en crisis luego del fracaso cívico prefectural de agosto y septiembre de 2008, la derrota que les significó la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado el 25 de enero de 2009 y luego la desarticulación en abril de una presunta banda terrorista financiada por la derecha del departamento de Santa Cruz, bajo investigación.

La coordinadora de Autonomías de Santa Cruz y politóloga, Helena Argirakis, señaló que hay una ausencia total de representación política a través de las instituciones y organizaciones propias del sistema político, que son los partidos.

"Incluso están resucitando a muertos políticos y a líderes de partidos que estaban en la jubilación, porque no tienen ni idea ni propuestas, mucho menos proyecciones de liderazgos y generación de recambio, y es lamentable porque el electorado no tiene opciones" y hace que no exista una oposición real, indicó.

El politólogo Carlos Cordero explicó que la dispersión de partidos y agrupaciones de oposición es un fenómeno que responde a la crisis del sistema tradicional de partidos, pero además "porque hay personas que quieren ganar visibilidad, es una estrategia para garantizar un curul en la próxima Asamblea Plurinacional".

Este sistema, según Cordero, le otorga una ventaja adicional al partido de gobierno, que tiene un proyecto político exitoso, pero también puede representar una desventaja para el Movimiento Al Socialismo (MAS), ya que en lugar de cuatro partidos políticos en el Legislativo pueden darse más de 10, "y eso sí le podría provocar un gran problema de gobernabilidad al MAS en el Congreso".

"Hay un dato que hay que tener en cuenta; es muy probable que los ciudadanos tengan su voto definido por el presidente, pero quizás no lo repitan por los diputados uninominales" lo que se conoce como voto cruzado, dijo.

El también académico electoral apuntó que en los últimos eventos electorales se dio el voto cruzado "porque la población es sabia al elegir y no otorga el poder a una sola opción".

Sin rumbo

Para el sociólogo e historiador Alexis Pérez se han hecho mezclas políticas de todo tipo, pero hasta ahora no han articulado nada concreto ni oficial.

Según Pérez, las recientes agrupaciones políticas que emergieron en el ambiente preelectoral no tienen un programa de país.

"Hay un sentir grande de que debe haber otro tipo de gobierno, uno para todos, pero lamentablemente no hay oposición porque el grueso de esa oposición viene del neoliberalismo, así que no tienen moral para enfrentar", añadió.

Lamentó que la mayoría de los candidatos en carrera electoral no haya presentado un programa de país que plantee retos para generar desarrollo económico, estabilidad y empleo, pues "no puede haber democracia con un 70 por ciento de la población pobre".

El diputado opositor Bernardo Montenegro (Podemos) dijo que la aparición de agrupaciones y partidos responde a la necesidad de satisfacer apetitos personales.

"Varias personas están queriendo echar sus cartas posiblemente para negociar o satisfacer sus apetitos personales", dijo, pero aseguró que confía en la madurez de la población para no caer en este juego.

"Elegirán entre votar por el progreso y el retorno a la democracia o por un modelo totalitario", añadió el parlamentario opositor al gobierno.

Felipe Quispe "el Mallku" anunció una alianza política para los próximos días, posiblemente con el partido Bolivia Social Demócrata y con otros líderes.

"El problema de hacer un frente común es que nadie quiere soltar su sigla, hemos estado conversando con Román Loayza y otros líderes para lanzar un frente común, queremos un frente de los pobres, no vamos a hacer alianzas con los tirasacos que se venden al verdugo. Alzaremos las banderas que (el presidente) Evo Morales botó", dijo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.